Bomba de calor calefaccion

Consumo de la bomba de calor

Menú de contenidos:
  • Consumo de una bomba de calor vs
  • Radiador eléctrico
  • Aire acondicionado
  • Calefacción (caldera de gas)
  • Conclusión: en base al ahorro energético y económico

Consumo de una bomba de calor vs de un radiador eléctrico

Muchas personas creen que las bombas de calor tienen un muy alto consumo y que por esa razón es mejor usar radiadores eléctricos para satisfacer las necesidades del hogar. Y así lograr disminuir los gastos en la factura de luz. Sin embargo, debemos dejarlo muy calor: se trata solamente de un simple rumor y te lo demostraremos a continuación.

Fuente de la imagen: ©grantuk.com

¿Cuánto consume un radiador eléctrico?

Responde a esta duda es bastante sencillo. El funcionamiento estos sistemas (radiadores eléctricos) se basa en el efecto Joule, por lo tanto, un radiador eléctrico o emisor térmico consume por cada 1 kW eléctrico produce 1 kW térmico. Si tenemos más de un radiador eléctrico en casa, estos consumirán por cada 1kW producido en forma de calor o climatización, 1 kW de electricidad.

¿Cuánto consume una bomba de calor?

El funcionamiento de una bomba de calor esta basado en un ciclo de comprensión. Donde el funcionamiento principal es efectuado por un compresor que es el que consume electricidad y externamente se encuentra una unidad que extrae aire del sitio que la rodea la energía necesaria. Esto hace que se transforma en energía en forma de calor y que transfiere a la vivienda o estancia que se quiere climatizar o calentar. La bomba de calor al ser uno de los sistemas más eficientes del mercado, es capaz de por cada 1 kW de energía eléctrica utilizado de producir 3 kW de energía en forma de calor.

¿Te parece interesante la información que te ofrecemos?¿Estás pensando en cambiar tu sistema de calefacción o instalarte uno porque aún no tienes calefacción? Nosotros te podemos ayudar a conseguir presupuestos para tu proyecto.

¿Cuál de los dos sistemas consume más?

La respuesta es sencilla y la podemos responder con el siguiente ejemplo: Si nuestra intención es calentar o climatizar una estancia o habitación con una potencia de 2 kW de energía térmica con un radiador eléctrico tendríamos un consumo de 2 kW, pero con la bomba de calor sería un consumo de 0,66 kW. De esta forma, podemos llegar a la conclusión que la bomba de calor necesita o consume mucho menos que un radiador eléctrico generando la misma cantidad de energía transformada en calor.

Volver al menú de contenidos

Consumo de una bomba de calor vs de aire acondicionado

Seguramente cuentas con aparatos de aire acondicionado en la vivienda y también seguramente te habrás podido dar cuenta de que el consumo de los mismos en tiempos de calor es bastante elevado… Es aquí cuando nos surge la duda, si una bomba de calor (inverter) podría resultar mejor para climatizar nuestra vivienda o piso y de esta forma poder ahorrar más dinero.

El consumo de un aire acondicionado, bien sea Split o Multisplit es muy similar al consumo de un radiador eléctrico. Los aires acondicionados suelen consumir por cada 1 kW de energía producida en forma de climatización 1 kW de energía eléctrica. Sin embargo en la actualidad existen equipos que logran bajar un poco el consumo eléctrico gracias a los adelantos tecnológicos. Pero que aún así, siguen siendo menos rentables que las bombas de calor. Con una bomba de calor de forma inversa (Inverter) también es posible la climatización de las estancias. Este tipo de bomba de calor es capaz de generar por cada 1 kW de energía eléctrica hasta 4 kW de energía transformado en climatización o frío.

¿Cuál de los dos sistemas consume más?

Sin duda alguna y gracias a la forma de funcionamiento de una bomba de calor, el consumo de la misma es mucho menor que el consumo eléctrico de cualquier otro equipo de aire acondicionado. Así todo, depende mucho de las necesidades del usuario y de las condiciones externas. Por esta razón, queremos hacer una pequeña comparativa de las ventajas y desventajas de cada sistema: Bomba de calor Inverter y aire acondicionado Split o Multisplit.

Ventajas

=»text-align:>

Aire acondicionado

1. La forma operativa es mucho más eficiente que cualquier otro sistema en cuanto al consumo de energía. 1. Suelen ser equipos más potentes al momento de enfriar una estancia.
2. Se pueden instalar de una forma bastante sencilla y no requieren de mucho 2. Se pueden instalar según las necesidades, bien sean en una habitación o más de una.
3. Son equipos muy “limpios” ya que casino generan CO2. 3. Actualmente hay equipos que tienen una eficiencia A+++.

Desventajas

Bomba de calor para aire acondicionado

Aire acondicionado

1. Al tratarse de ser una tecnología que se basa en el consumo de fuentes naturales, en este caso el aire, el funcionamiento puede ser menor si las condiciones climáticas externas son muy extremas.

1. Consumen mucha más energía eléctrica que las bombas de calor.

2. Se utilizan en su mayoría como un sistema extra si solamente queremos utilizarlo para generar frío. 2. Requieren de más mantenimiento y revisiones.
3. Generan mucho más CO2 que una bomba de calor.

Volver al menú de contenidos

Consumo de una bomba de calor vs de calefacción (caldera de gas)

Si hablamos de la eficiencia energética, una caldera de gas tienen una eficiencia en torno al 80% (una parte del calor generado se escapa por la chimenea) y un 90 % si hablamos de condensación. Sin embargo, al hablar de una bomba de calor, debemos decir que tiene una eficiencia mucho mayor del 100 % (ya que mueven el calor del exterior obtenido del aire de una forma similar como lo hace una nevera pero de forma inversa).

Además, nuevamente debemos recalcar que una bomba de calor es el sistema más eficiente de la actualidad ya que su consumo es mucho más bajo que su rendimiento. Recordemos que una bomba de calor funciona con electricidad. Un kW eléctrico cuesta aproximadamente 2,5 veces más que el kW de gas (tarifas TUR normales).

Por esta razón y teniendo en cuenta ambos sistemas, al momento de ahorrar en facturas de electricidad, podríamos decir que una bomba de calor puede resultar buena idea si necesitamos calor rápido. Y si lo que necesitamos es un calor más constante el uso de una caldera de gas, sería una opción más optima sobre todo si vamos pasar mucho tiempo en casa en lugares en los que predomina el frío.

Conclusión: basándonos en el ahorro energético y económico de una bomba de calor

Son unas cuantas las compañías que aseguran que las nuevas bombas de calor consiguen hasta un 400% más de rendimiento frente a otras (LG o Junkers). A su vez nos brindan la posibilidad de climatizar una vivienda en verano o en el invierno y todo ello de una forma limpia con el medio ambiente gracias a su funcionamiento de obtención de energía renovable como el aire. Los nuevos equipos que han presentado estas empresas al mercado cuentan con certificados A++ e incluso otros con el puntuaje A+++. Lo que se podría resumir que las mismas podrían estar en funcionamiento durante 8 horas diarias y derivar un coste eléctrico entre 1 y 1,2 Euros.

Artículos relacionados que te pueden interesar:
  • Decidir entre acumulador de calor o emisor térmico
  • Energías alternativas para calefacción: ¿las conoces?
  • El futuro de la energía solar en España

¿Cuántos de vosotros pasáis gran parte del día fuera de casa y sólo estáis el rato de cenar y dormir? Debido al ritmo de vida que tenemos ahora, muchos de los que leéis esto os sentiréis identificados con esa situación. Esto implica que tener la calefacción encendida durante seis o siete horas cuando en realidad no estás prácticamente tiempo en casa supone un gasto de energía y dinero importante. A veces es más interesante hacer una inversión importante en cambiar la calefacción y ahorrar durante toda la vida en la factura de la luz, ¿no te parece?

CUÁNTO CUESTA CAMBIAR LA CALEFACCIÓN

Esta situación también puede llevarte a hacer otra pregunta: ¿te interesa encender el radiador eléctrico o es más económico poner la bomba de calor para tan solo unas horas? Vamos a verlo con detenimiento.

Radiador eléctrico

El ahorro energético y de bajo consumo también ha llegado a los radiadores eléctricos. Este tipo de aparatos vienen preparados para que el gasto sea el mínimo posible al mismo tiempo que continúan ofreciendo las funcionalidades que los radiadores de toda la vida. El uso de este tipo de calefacción tiene algunas ventajas:

  • No tendrás ningún tipo de residuos en la casa ni humos. Esto implica un aire más puro en el interior de la casa.
  • No tendrás que hacer ningún tipo de mantenimiento.
  • Ofrece la posibilidad de programar los radiadores para que se enciendan en un determinado momento del día y durante el tiempo que lo necesites.
  • Siempre está disponible pues no dependes de la compra de ningún gasóleo para que funcione.

¿Y qué hay del consumo? Como en todas las cosas, el consumo energético y lo que pagaremos en la factura dependerá del tiempo que esté en funcionamiento y de la potencia que tenga el aparato en concreto. Dónde deberíamos prestar más atención es al calor que proyectan. Un radiador no emite tanto calor como otros aparatos. En este caso, produce una cantidad de 860 kilocalorías por cada KWh consumido suponiendo que se trate de un radiador de 1 KW. La ventaja es que una vez apagado, este tipo de calor se conserva más tiempo en la estancia.

Bomba de calor

Las marcas de electrodomésticos, cada vez más concienciadas con el medio ambiente y el ahorro energético y lanzan al mercado aparatos con mejores condiciones tanto para la naturaleza como para tu factura. El aire acondicionado con bomba de calor es otra de las posibilidades que tienes para calentar la casa. Al igual que los radiadores, también tienen algunas ventajas que deberías conocer:

  • Ofrecen un aire limpio: los filtros que hay en su interior permiten reducir el nivel de alérgenos que se concentran en el aire.
  • Estos aparatos están comprometidos con el medio ambiente de forma que los últimos modelos ya vienen preparados con refrigerantes ecológicos.
  • Mejor rendimiento. Generan mucha más energía que la que consumen. Esto implica que recibirás más calor que con otro tipo de aparatos.

¿Qué pasa con el consumo? Respecto a esto hay muchos puntos de vista. El consumo es menor que con otros aparatos pero la conservación del aire caliente en este caso es menos duradera que con otras alternativas. Cuando se desconecta la bomba de calor, el aire caliente sube a la parte superior de la estancia perdiendo la inferior rápidamente toda la temperatura adquirida.

Es muy útil hacer una buena elección del medio que te aportará calor en casa, eso implicaría una reducción o incremento en la factura de la luz. Ya que estás decidiendo, ¿has pensado qué resulta más económico: la secadora o el tendedero eléctrico?

Si ha llegado el momento de hacer reformas en casa y cambiar tu actual sistema de calefacción por uno más ecológico y económico, no dudes en pedir presupuesto a profesionales de tu zona.

PEDIR PRESUPUESTO PARA CAMBIAR LA CALEFACCIÓN

Aire acondicionado con bomba de calor (Inverter): Razones y ventajas por las que instalarlo para mejorar tu confort

18 mayo Aire acondicionado con bomba de calor (Inverter): Razones y ventajas por las que instalarlo para mejorar tu confort

Escrito a 09:54h in Noticias por oficina_tecnica

Si tenemos en cuenta que los últimos tres años se consideran como los más cálidos desde que se comenzó a tener registro de las temperaturas, pensar en instalar aire acondicionado con bomba de calor en nuestra vivienda puede ser una medida muy razonable.

Aunque se considera que el parque edificatorio español es relativamente joven, lo cierto es que, la mitad de viviendas en España tienen más de 30 años y un porcentaje aún superior, no están preparadas para conceder unas condiciones mínimas de confort en situaciones de temperaturas extremas como las padecidas en los últimos años.

Por todo ello, la instalación de aire acondicionado en nuestra vivienda, puede ser una medida necesaria y que contrariamente a lo que se piensa nos puede aportar muchas ventajas para mejorar nuestras condiciones de salud y confort.

Ventajas de instalar aire acondicionado

La principal función de cualquier equipo de aire acondicionado es la de refrescar el ambiente interior y por tanto regular la temperatura ambiental, pero existen otras razones y ventajas por las que instalar aire acondicionado. Estas son:

  • Respirar un aire más limpio: la mayoría de los equipos de aire acondicionado tipo split o multisplit incorporan unos filtros para reducir el nivel de contaminantes y alérgenos del aire. Eso sí, será fundamental realizar un adecuado mantenimiento de los equipos para evitar elevados niveles de suciedad que reduzcan la eficacia de dichos sistemas de filtración.
  • Dormir mejor: el hecho de mantener una temperatura interior regular y confortable nos permitirá mejorar nuestro descanso durante las horas de sueño. Además, en los días más calurosos del verano tendemos a abrir las ventanas si no disponemos de aire, lo cual provoca un peor descanso debido a los ruidos, e incluso la entrada de los molestos mosquitos y las picaduras que nos provocan.
  • Evitar golpes de calor: en hogares donde residen niños y personas mayores será más importante si cabe, disponer de equipos de aire acondicionado que contribuyan a mantener una temperatura interior agradable especialmente en las horas centrales del día.
  • Control del consumo energético: actualmente la climatización doméstica incorpora tecnologías como temporizadores o sistemas inverter que nos permitirán optimizar su funcionamiento y además prolongar la vida útil de los equipos.
  • Mejor rendimiento: las bombas de calor son uno de los sistemas de climatización con mejor rendimiento energético, es decir, la energía obtenida es mucho mayor frente a la energía consumida en su funcionamiento. Como ejemplo podemos mencionar el Split mural IGB12 de 3.000 frigorías con un SEER de 6,1 y un SCOP de 4.8. Eso sí, conviene recordar que en estos equipos, el coeficiente de rendimiento se ve reducido con temperaturas inferiores a los 5°C.
  • Mayor confort: la tecnología inverter incorporada a las bombas de calor ha reducido de forma considerable los niveles de ruido de los equipos de aire al regularse de forma automática. Las bombas de calor cada vez son más silenciosas reduciendo considerablemente el nivel sonoro para no interferir en el descanso.
  • Las bombas de calor también son un buen sistema de calefacción: hay que tener en cuenta que gracias al compresor, estos equipos pueden ofrecernos no sólo refrigeración en verano, sino calefacción en invierno por lo que podremos beneficiarnos de mantener un confort tanto en los meses de frío, como en los meses más calurosos.
  • Equipos comprometidos con el medio ambiente: aunque los equipos tradicionales utilizaban refrigerantes más dañinos con el medio ambiente como el R22, actualmente, muchos equipos de aire acondicionado utilizan refrigerantes ecológicos como el R-410A libres de clorofluorocarbonados con el fin de contribuir a la sostenibilidad de nuestro entorno.

Equipos de aire acondicionado doméstico

Dentro de los equipos de aire acondicionado idóneos para la climatización doméstica nos encontramos con los split y los multisplit.

El aire acondicionado split, el más utilizado a nivel doméstico, se compone de una unidad interior y una unidad exterior que se suele instalar en la fachada, balcón o azotea de la vivienda. Cuando la instalación requiere de varias unidades split, hablamos entonces de un sistema Multisplit. Para su instalación es necesario conectar los tubos de la unidad exterior con la unidad interior e instalar un desagüe para la evacuación de los condensados.

En cuanto a su funcionamiento, en la actualidad, y gracias a la incorporación del sistema inverter, los compresores de los equipos de aire acondicionado funcionan a una potencia mínima una vez alcanzada la temperatura deseada. Este modo de funcionamiento reduce considerablemente el consumo de electricidad, ya que se evitan continuas paradas y arranques del compresor. De hecho, con la tecnología inverter puede llegar a reducirse el consumo eléctrico hasta en un 50% con respecto a los equipos convencionales.

Pensando en el confort de los usuarios, los split y multisplit incorporan además prestaciones como el modo sueño, el diseño silencioso, el control del aire frío o los temporizadores y funciones como el control de escarcha inteligente, el modo secado, la función X-Fan o sistemas de limpieza automática que permiten mejorar su eficiencia y alargan su vida útil.

Existen además en el mercado bombas de calor inverter que permiten al usuario adaptar los equipos a sus necesidades de climatización para disfrutar del confort deseado tanto en los meses de invierno como en los de verano.

Eso sí, un elemento que deberemos tener en cuenta a la hora de instalar un equipo de aire acondicionado, será la obligatoriedad de acudir siempre a un instalador profesional acreditado que esté en posesión del certificado para la manipulación de gases fluorados ya que en caso contrario, tanto comercializadores como usuarios se exponen a importantes sanciones económicas por el incumplimiento de la normativa vigente.

Qué Bomba de Calor de Bajo Consumo Elegir

Las bombas de calor se han convertido en la mejor opción si vives en una zona en la que no suele hacer mucho frío. Son la mejor alternativa si estás buscando economía y eficiencia para calentar tu hogar.

Te contamos los aspectos esenciales que debes considerar a la hora de elegir una bomba de calor.

Bombas de Calor de Bajo Consumo

La Bomba de Calor es una máquina térmica que consigue la temperatura perfecta en cualquier espacio, tanto en invierno como en verano. También es capaz de producir agua caliente de una forma sencill y económica con un consumo reducido de energía.

Las Bombas de Calor funcionan debido a un doble cambio de flujo refrigerante que recorre un foco caliente y uno frío, y dependiendo de lo que desees, si frío o calor, se deberá aumentar o disminuir su energía.

Este sistema de calefacción es uno de los más eficiente y no requiere un mantenimiento muy costoso, puede bastar con limpiar el filtro del aire, aunque también es recomendable hacer una revisión periódica anual.

Beneficios de la bomba de calor de bajo consumo

Además de ser un sistema de climatización eficiente, las Bombas de Calor de Bajo Consumo tiene otras bondades que las convierten en una buena opción:

  • Son mucho más baratas que una caldera; si el espacio en el que vives no tiene instalación de calefacción y tampoco hace tanto frío, la bomba de calor es una opción infinitamente más barata.
  • El compresor de la bomba solo transporta calor, no lo genera, por eso las bombas de calor se caracterizan por su alta eficiencia energética.
  • Al consumir una tercera parte de energía que una caldera o un calentador y no emitir dióxido de carbono, las bombas de calor se convierten en un sistema más ecológico y amigable con el medio ambiente.
  • Suelen ser reversibles, calor/frío, lo que significa que al mismo tiempo puede servir como aire acondicionado. Es el único sistema que sirve para el calor para el invierno y frío para el verano.

Cómo elegir una Bomba de Calor de Bajo Consumo

Si buscas comprar una Bomba de calor de bajo consumo, es importante tener en cuenta su factor de rendimiento medio estacional (SPF), que debe ser superior a 2,5.

Para poder elegir la bomba de calor apropiada hay considerar que no todas son iguales, existen bombas de calor industriales, individuales etc.

También se pueden diferenciar las Bombas de calor para viviendas entre bombas de calor según la obtención de la energía que utilizan y la velocidad del compresor.

Si necesitas realizar una instalación de calefacción de bajo consumo, encuentra el mejor profesional en nuestra Guía de Empresas

Tipos de Bomba de Calor de Bajo Consumo

Existen numerosos modelos de bombas de calor, para encontrar la que mejor se adapte a tu hogar es importante definir muy bien las necesidades y tener en cuenta varios criterios claves para la elección del equipo.

Bombas de Calor aire-aire

Este tipo de bombas transfieren dos elementos de la misma naturaleza, el aire. Debido a su naturaleza se utiliza solo para climatizar ambientes, ya que no son útiles para calentar agua. Este tipo de bombas suelen ser las más usadas, además de ser las más baratas y económicas, al menos de forma general.

Bombas de calor aire- agua

Las bombas de calor aire-agua usan el calor del aire del ambiente para calentar el agua. Por lo general se piensa que estas bombas solo se utilizan para calentar agua, pero lo cierto es que utiliza tecnología para calentar el ambiente utilizando en agua. Esto nos permite ahorrar entre un 15% a un 20% más que otras tecnologías.

Bombas de Calor Geotérmicas

Estas bombas obtienen su energía mediante un intercambiador de calor sumergido en una corriente agua o terreno y climatizar la vivienda mediante la distribución de agua a equipos terminales de aires, radiadores o suelo radiante preferentemente.

Bombas de calor según la velocidad del compresor

Bomba de calor de velocidad fija: tiene un compresor de velocidad fija y la regulación de su potencia se realiza mediante ciclos de arranque-paradas.

Bomba de Calor Inverter es la que tiene un compresor con regulación de velocidad proporcionada a la demanda de climatización, siendo asi la más eficiente y de mayor confort.

Si necesitas un Presupuesto para tu Calefacción de Bajo consumo, consulta s los mejores profesionales especializados.

Aire acondicionado / Bomba de calor INVERTER

Dejarlo puesto todo el dia?? yo no lo haría ni de coña.
Nunca he oído eso de que gaste mucho más al encenderlo o apagarlo. Ponlo cuando haga calor y quítalo cuando no lo haga. Puedes poner una temperatura en el termostato y el se enciende y se apaga lo necesario para mantenerla. Pero eso cuando estés en casa y te haga falta.
Yo personalmente no uso ni eso. Lo pongo y quito a mano según tenga frío y calor que sienta en el momento, que no siempre coincide con la temperatura ambiente.
Una gran ventaja de el AA/bomba de calor es que calienta o enfría una casa pequeña como esa en muy poco tiempo, no es como los radiadores que pueden tardar horas.
Así que no hay problema en dejar que la casa se enfríe/caliente cuando no estás, porque al llegar lo pones y en 20 minutos la tienes a la temperatura que quieras.

Sobre el consumo eléctrico, yo vivo en Madrid en una casa como la tuya y tengo AA/bomba de (sólo una que da servicio a toda la casa, pero no es inverter y tiene ya más de 10 años) y todo lo demás tambián eléctrico (cocina, agua caliente…), pero no se hasta que punto mis consumos pueden ser indicativos, porque varía mucho según los hábitos y gustos de cada uno (si estás mucho en casa o poco, si eres calurosos o friolero, si comes en casa o no…) por no hablar de temas como el aislamiento.

Pero para que te hagas una idea, nosotros pagamos de media unos 60-65 euros de luz mensuales y somos bastante ahorrativos en temas de electricidad (por necesidad y convicción ;)).
En nuestro caso, en invierno usamos de forma intensiva la bomba de calor como calefacción pero en verano ponemos el aire acondicionado sólo puntualmente, algún rato en los días más calurosos y por la noche jamás (no nos gusta el frio de AA y somos poco calurosos).
Así que los 4 meses de invierno las facturas pueden llegar a los 100-110 euros mensuales y el resto del año se quedan en 40 euros mensuales aprox.

Saludos

5 mitos (falsos) sobre la bomba de calor que debes conocer

por Panasonic 26-07-2016 Calefacción y ACS

La bomba de calor empezó a convertirse en un sistema de calefacción muy popular en Europa a finales de los años 90. Su tecnología y características han recorrido un largo camino desde entonces, pero todavía hay una percepción errónea sobre este sistema que hace que algunas personas no la consideren aún como una alternativa válida. Pero vayamos al grano – a continuación te explicamos 5 mitos sobre la bomba calor que debes conocer:

1. La bomba de calor sólo refrigera.

La bomba de calor es una máquina térmica que consigue una temperatura perfecta, tanto en verano, como en invierno, pudiendo también producir agua caliente, de una forma sencilla, económica y respetuosa con el medio ambiente.

Aquí en España, la bomba de calor es más conocida por su sistema de refrigeración (sistemas de aire acondicionado) que por calefacción, pero puede utilizarse para ambas cosas, según las necesidades de cada usuario, porque es reversible, puede enfriar el aire de una habitación «sacando el calor a fuera», o puede calentarlo trayendo calor de fuera (¡por mucho frío que haga en el exterior!).

Para calentar una habitación, la bomba de calor coge aire que por ejemplo está a 0ºC y lo enfría hasta -10ºC. Estos 10 grados de diferencia se convierten en 10 grados de calor positivos mediante el gas refrigerante, que se usan para calentar de tu casa.

2. Son ruidosas.

Por ejemplo, si queremos refrigerar una estancia con una bomba de calor, los niveles de ruido producidos por un Split Etherea de Panasonic son tan bajos que no podrás percibirlos. ¡Algunos modelos tienen un nivel de ruido de 18 dB en modo silencioso!

Puedes comparar esta cifra con una conversación normal entre dos personas a un metro de distancia la cual proporciona aproximadamente 60 dB de ruido.

La tecnología inverter en las bombas de calor también asegura una uniformidad que reduce el nivel de ruido al inicio. Las unidades exteriores de las bombas de calor de Panasonic se encuentran entre las más silenciosas del mercado, pero debes tener en cuenta que es importante elegir un buen lugar donde instalarla.

3. No son recomendables en temperaturas exteriores de -20 grados.

Las bombas de calor han sido probadas en un laboratorio independiente a temperaturas de hasta -35 grados. Cuando afuera hace tanto frío sigue emitiendo calor en el hogar, y son capaces de entregar la máxima potencia.

¿Vives en un área donde los inviernos son normalmente muy fríos?, es importante comprar una bomba de calor que se adapte a las condiciones extremas con alta capacidad calorífica para que pueda ofrecer una calidez óptima.

En zonas como el interior de Teruel (Calamocha y Molina de Aragón), el corredor pirenaico (desde el río Salazar a su paso por Navarra hasta el Valle de Núria en Girona) o el norte de Palencia, se han llegado a temperaturas de hasta -30 grados en invierno.

No todas las bombas de calor pueden soportar dichas temperaturas, cada equipo y cada marca ofrece unas características específicas en cada equipo que se deben tener en cuenta.

Por ejemplo, la bomba de calor Aquarea de Panasonic, calienta en invierno ofreciendo máximo confort, y una alta eficiencia energética.

La potencia entregada en calefacción (kW) que ofrece el Aquarea T-CAP se mantiene incluso a temperaturas extremas de -7 °C ó -15 °C y nos garantiza que siempre tendremos la capacidad de calefacción suficiente para climatizar nuestro hogar (en España) sin el refuerzo de una caldera de gasoil externa.

La carga de calor es más potente en la bomba de calor aire-aire de Panasonic ya que almacena el calor del compresor que se utiliza durante la descongelación mientras que otras bombas permiten el descenso de la temperatura. Esto ayuda a mantener una temperatura uniforme en el interior y una mayor eficiencia energética.

4. Es difícil recuperar la inversión.

Para darte una idea precisa de los ahorros que puedes lograr mediante la inversión de una bomba de calor, asegúrate primero qué tipo de sistema tienes.

Si estás utilizando un sistema de calefacción eléctrico directo, una nueva bomba de calor Aquarea puede significar un ahorro de hasta un 78% en calefacción.

Si lo que quieres es actualizar tu modelo de bomba de calor antigua, de 10-12 años, con un modelo Inverter con nuevas prestaciones, el ahorro puede llegar a ser del 42%.

Una bomba de calor moderna también proporcionará una mayor comodidad, aire más limpio y mayor eficiencia energética. Incluso se puede controlar desde un teléfono inteligente, tablet u ordenador.

Nuestros últimos modelos utilizan gas R32 – un refrigerante respetuoso con el medio ambiente que permite reducir significativamente las emisiones de CO2, dando así altos beneficios ambientales.

5. Deteriora el ambiente interior

Las bombas de calor modernas a menudo vienen con características que también limpian el aire y mejoran la atmósfera interior de una habitación para aquellos que sufren de asma o alergias. Nuestra gama Etherea, dispone de la tecnología Nanoe TM para eliminar las micro partículas tales como polvo, bacterias, virus y el moho. Una función de purificación que incrementa la sensación de comodidad después de haber instalado una bomba de calor.

¿Aún crees que esta tecnología no te facilita la vida? Como hemos comentado, es capaz de proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente, incluso si lo prefieres todo con un solo equipo (por lo que es útil todo el año), no hace ruido, es eficiente hasta en temperaturas extremas, ahorras energía (la bomba de calor es considerada una energía renovable)… ¡vaya que lo tiene todo!

Los equipos de aerotermia, que extraen hasta un 75% de su energía del aire de la atmósfera y solo un 25% de la electricidad, se han propuesto ganar la batalla a las calderas de gas natural y gasóleo y convertirse en el sistema estrella para calentar las viviendas españolas. Pero están haciendo méritos para ocupar un lugar bastante más importante y ambicioso. Estos aparatos de última generación funcionan igual que una bomba de calor tradicional, pero con el plus de ofrecer tres funciones distintas: refrigeración en verano, calefacción en invierno y agua caliente sanitaria todo el año. «Hoy en día, no hay ninguna otra tecnología disponible con las mismas capacidades y funciones», dice Carlos Gómez Caño, director general Toshiba Calefacción & Aire Acondicionado, que recuerda que estas bombas de calor aire-agua multifunción no son calderas, «no generan residuos ni humos de combustión contaminantes, porque no hay combustión».

La firma Toshiba ha elaborado un estudio comparativo en diversas zonas geográficas de España donde las necesidades de calefacción son muy diversas. Su conclusión es que los sistemas de calefacción por aerotermia son capaces de calentar los hogares, como mínimo, un 25% más barato que el gas natural y su precio es un 50% inferior si se compara con los costes de calentar las viviendas con calderas de gasóleo.

Este sistema «puede llegar a proporcionar un ahorro anual cercano a los 125 euros para una vivienda media española de 100 metros cuadrados», señala Nuno Lourenço, director de ventas de aire acondicionado de LG España. Hay que tener en cuenta que el gasto medio anual en energía de los hogares españoles es de 990 euros y que la mitad (495 euros) se destina a cubrir los gastos en calefacción, porcentaje que puede llegar hasta el 71% en una casa unifamiliar aislada en una zona fría de España, según los últimos datos publicados por el IDAE.

Renovable y desconocida

Tal ahorro tiene su origen en la aerotermia, una de las energías renovables y limpias menos conocidas. A diferencia de una caldera de gas natural convencional, su funcionamiento está basado en transportar el calor en vez de generarlo, «por lo que resulta cuatro veces más eficiente», apunta Lourenço.

Además, funcionan con radiadores de baja temperatura, fancoils o suelo radiante. «Precisan de una temperatura del agua de 45 o 50 grados, pero no de 60 como es el caso de los radiadores convencionales que funcionan con calderas de gas», explican en la firma Panasonic. Este fabricante recuerda que «esta tecnología está reconocida como fuente de energía renovable por una directiva europea (2009/28/CE), y en la mayoría de países europeos se está incentivando su instalación con el objetivo de reducir la factura energética y consecuentemente las emisiones de CO2». Además, la aerotermia encaja con las políticas de descarbonización europeas para 2020 y con el paquete de medidas recientemente publicado por la Comisión Europea que fomenta el uso de tecnologías limpias, concluye Pilar Budi, directora general de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (AFEC).

El funcionamiento es como el de cualquier bomba de calor tradicional: intercambia la energía del aire con el refrigerante que hay en su interior para extraer el calor de la habitación en verano y acondicionarla o tomar la energía del aire exterior en invierno para calentar el interior, incluso aunque fuera haya 25 grados bajo cero.

Pero el ahorro energético no es la única ventaja de estos aparatos, que se componen de una unidad interior (que sustituye a la caldera), otra exterior (igual que cualquier bomba de calor) y un depósito de agua. Los costes de mantenimiento y propiedad son prácticamente nulos y no necesitan revisiones periódicas, como en el caso de las calderas de gas y gasóleo.

Estos equipos, que cuestan entre 5.800 y 10.000 euros sin incluir la instalación, no son unos desconocidos en el mercado español pero la mejora de sus rendimientos está haciendo que su comercialización esté creciendo a gran velocidad. «Es un mercado que está en plena expansión, que en los últimos años ha experimentado crecimientos de dos dígitos y que, previsiblemente, seguirán registrándose en próximos ejercicios gracias a la apuesta por la descarbonización liderada por la Unión Europea,», apuesta Nuno Lourenço.

Según las estimaciones de Toshiba, se han instalado en torno a 100.000 aparatos en las viviendas españolas entre 1996 y 2016. El pasado año se vendieron más de 7.000 unidades, con un crecimiento superior al 40% respecto al año anterior. Y de cara a 2020, se comercializarán más de 40.000 unidades anuales. Pero sigue siendo un mercado minoritario comparado, por ejemplo, con el francés: solo en 2016 se vendieron en Francia más de 100.000 equipos de aerotermia para climatización y agua caliente sanitaria, una cifra 15 veces superior a los 7.000 equipos vendidos en España. «Nos acercamos a un mundo eléctrico sin quema de combustibles y la calefacción vivirá la misma revolución que otros sectores, aquí protagonizados por la bomba de calor, la aerotermia», considera Carlos Gómez, de Toshiba.

Estos equipos se enchufan a la red eléctrica, pero son capaces de transformar una unidad de electricidad en tres o más unidades de calefacción o refrigeración, explican en AFEC.

En una vivienda unifamiliar de 180 metros cuadrados (situada en Zalla, Bizkaia), la calefacción por aerotermia consumiría al año 6.667 kilovatios/hora, lo que supondría un coste anual de 687 euros. Se incluyen los costes fijos de la factura eléctrica con una tarifa de discriminación horaria. La misma vivienda, con una caldera de condensación de gas, consumiría anualmente 20.747 kilovatios/hora, con un coste de 937 euros anuales (tras gastar 2.300 m3 de gas). Mientras, una caldera de gasóleo consumiría entre 2.154 y 2.619 litros de combustible para generar entre 21.930 y 26.677 kilovatios/hora, con un coste que oscilaría entre 1.293 y 1.572 euros, según el estudio realizado por Toshiba.

Las bombas de calor son un sistema de climatización que tiene como objetivo aportar calor a un espacio. Su mecanismo se basa en un ciclo de refrigeración reversible, es decir, son capaces de aportar calor y calentar el agua sanitaria, como de aportar frío.

Este sistema de calefacción absorbe el calor del aire exterior y lo transporta hacia el espacio interior, haciendo que se trate de un sistema de bajo consumo y ecológico, gracias a que su fuente principal de energía proviene del calor existente en el aire.

Entre sus ventajas, las más relevantes son:

  • Bajo consumo eléctrico. Las bombas funcionan con un compresor que consume electricidad para transportar el calor, no para generarlo. Consigue importantes ahorros respecto a los sistemas de calentamiento tradicional como gas, electricidad o gasóleo.
  • Son reversibles. Podemos usarlas también como aparatos de aire acondicionado durante los meses de verano.
  • Respeto al medio ambiente. Consumen mucho menos energía que otro sistema de climatización, y no emiten CO2 a la atmósfera.

Las bombas de calor suelen estar formadas por dos elementos: el grupo bomba de calor, que, a su vez también puede estar formada por unidad exterior e interior y el depósito de acumulación de ACS. Ambos elementos están unidos por un circuito compuesto del evaporador, un compresor, un condensador y una válvula de expansión.

Con respecto a su funcionamiento, el fluido refrigerante que circula por ese circuito, y que es la base de la bomba, está a baja temperatura y a baja presión, y por tanto está en estado líquido. Al conectar la bomba, empieza a aspirar aire del exterior, que pasa a través del evaporador rodeando el punto donde está el fluido y absorbe el calor presente en el aire, evaporándose. El aire es expulsado al exterior de nuevo más frío que cuando fue absorbido.

Después, el fluido, en forma de gas a baja presión, entra en el compresor. El compresor se encarga de aumentar la presión y la temperatura, convirtiendo el gas en líquido caliente.

Una vez el gas se convierte en fluido muy caliente, pasa al condensador, donde cede la energía al aire que lo rodea, calentándolo para enviarlo al interior de la habitación y, a medida que va cediendo toda la energía, condensándose y volviendo así a estado líquido.

Por último, el fluido pasa por la válvula de expansión para recuperar sus características iniciales (baja temperatura y baja presión) y comenzar de nuevo el ciclo.

En cuanto a los tipos de bombas de calor, podemos diferenciar entre cuatro:

  • Bomba a calor aire-aire: Estas bombas de calor pueden aprovechar el intercambio entre dos elementos iguales generando la liberación o ganancia de calor entre un recinto cerrado y el exterior, generalmente son las que encontramos en funcionamiento en los climatizadores de ambiente.
  • Bomba a calor aire-agua: Absorben el aire del ambiente y generan un intercambio entre el mismo y el agua, restando calor al ambiente y entregándoselo al líquido.
  • Bomba a calor agua-agua: Requiere de algunas características como la existencia de aguas subterráneas, las cuales tengan una temperatura constante de entre 7 º C y 12 º todo el año. La bomba intercambia calor entre esta agua subterránea y la red de agua de la casa.
  • Bombas de calor geotérmicas: Estas bombas de calor extraen el calor contenido en el subsuelo, suelen ser realmente agua-agua, pero al realizar el intercambio contra el subsuelo (temperatura prácticamente constante), aportan rendimientos elevadísimos, tienen el inconveniente de la instalación, aunque, luego de su puesta a punto generan mayor rentabilidad que cualquier otra, pero su precio y requisitos son sus condicionantes.

En Ferroli, conscientes del potencial de esta energía renovable, disponemos de una amplia gama de equipos aire-aire y equipos aire-agua, con un rango de potencias hasta 1150 kW. Por ejemplo, la gama NEPTUNO, consta de bombas de calor aire-agua de alto rendimiento (clase A+), muy superiores a los requisitos de rendimiento establecidos por la normativa ErP exigibles. Además, son capaces de entregar entre 50 y 125 kW, según el modelo, con un consumo de sólo 16kW(mod.50).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *