Banco de cordon umbilical

Congelación de cordón umbilical

¿En qué consiste?

Ahora en Sanitas ponemos a tu disposición Sanitas Cordón Umbilical, un servicio para la conservación de las células madre de cordón umbilical en un banco privado.

¿Qué son las células madre?

En términos generales podemos decir que las células madre son el origen del resto de células, de las cuales se derivan todas las estructuras: piel, músculos, huesos, sangre, fibras nerviosas y todos los órganos.

Durante toda la vida, las células madre asumen importantes funciones de reparación en caso de lesión o enfermedad.

La sangre del cordón umbilical (SCU) es rica en células madre progenitoras hematopoyéticas, que tienen la propiedad de multiplicarse y generar las células que tiene la sangre.

Las células madre alogénicas tienen potencial de aplicación en más de 70 enfermedades hematológicas y otras sistémicas de base genética graves*.

¿Qué contiene la SCU que hace que sea tan valiosa?

Las células madre de SCU se pueden utilizar para trasplante autólogo (poco probable) o alogénico emparentado (la probabilidad de compatibilidad entre hermanos es de un 25%). A pesar de que la probabilidad de que se utilice, con las indicaciones actuales, es baja (1 de cada 10.000 aproximadamente) el éxito de un trasplante entre hermanos compatibles de SCU es mayor y con una menor incidencia de la enfermedad injerto contra huésped comparado con el trasplante de un banco público.

¿A quién va dirigido?

A cualquier familia que quiera conservar las células madres tras el parto.

En caso de tener antecedentes de cáncer, hepatitis, VIH o sífilis, el paciente debe consultar con nuestro departamento Médico previamente a formalizar el contrato.

Beneficios en conservar las células madre del cordón umbilical de tu bebé

  • Valor terapéutico

    Las células madre del cordón umbilical pueden ser de ayuda en algunas enfermedades hematológicas.

  • Gran potencial futuro

    Potencial terapéutico reflejado en múltiples programas de investigación enfocados al tratamiento de enfermedades graves.

  • Utilidad intrafamiliar y disponibilidad inmediata

    Las células madre del cordón umbilical pueden ser útiles para el tratamiento de enfermedades en el paciente que las generó (muy poco probable) y también en sus familiares directos (hermanos). Además, la disponibilidad de la muestra es inmediata.

*El criterio de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia sobre el uso autólogo de sangre de cordón umbilical es el siguiente: Hoy en día la probabilidad de que una unidad de sangre de cordón autólogo sea utilizada para trasplante es muy bajo y su utilización se ha limitado a patologías en pediatría, fundamentalmente en la aplasia medular adquirida, tumores sólidos de alto riesgo (neuroblastomas, sarcoma de Ewing, meduloblastoma y tumores germinales) y algunos linfomas no Hodgkin en segunda remisión. Actualmente no existe evidencia clara de que estas células puedan ser utilizadas para la medicina regenerativa o para tratar otras enfermedades en el futuro. Hay varios ensayos clínicos iniciales para probar eficacia de células autólogas para algunas indicaciones. Sin embargo, en la actualidad es imposible predecir los resultados de la investigación que pueden afectar el potencial uso futuro de estas células.

Beneficios en conservar un fragmento del tejido de cordón umbilical

A nuestro actual servicio hemos incorporado como novedad la posibilidad de conservar un fragmento del tejido de cordón umbilical*, que constituye una importante fuente de células madre mesenquimales (MSC).

Las MSC se caracterizan por su extraordinario potencial regenerativo, siendo capaces de dar lugar a otros tipos de células y tejidos gracias a su capacidad de diferenciación bajo condiciones de estimulación específicas.

Gracias a sus propiedades, en la actualidad existen indicaciones de uso de las mismas para el tratamiento de la Enfermedad Injerto contra huésped y de la Osteogénesis Imperfecta.

*Servicio sujeto a disponibilidad hospitalaria.

Potencial futuro de las células del tejido de cordón umbilical**

Además, actualmente se están llevando a cabo más de 3.000 ensayos clínicos donde se aplican las células mesenquimales (principalmente de médula ósea y tejido adiposo) con fines terapéuticos en los siguientes campos:

  • Infarto de miocardio agudo.
  • Regeneración de huesos, cartílago y de lesiones medulares.
  • Diabetes Tipo 1.
  • Enfermedades neurológicas: parkinson, Alzheimer…
  • Cirugía de reconstrucción: mamaria, piel…

**El criterio de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia sobre el uso de células mesenquimales es el siguiente: Hoy en día, aunque existen múltiplos ensayos clínicos que han intentado demostrar la eficacia de las células mesenquimales en el tratamiento de diferentes enfermedades, no existen conclusiones claras al respecto, siendo imposible en la actualidad predecir los resultados de estas investigaciones sobre el potencial uso futuro de las células mensenquimales.

Procedimiento

Llámanos al 902 310 122 y os informaremos de todo lo necesario, o déjanos tus datos.

  1. Solicita más información
  2. Documentación del kit para guardar las células madre
    • Instrucciones para la familia.
    • Contrato (copia para la familia y para Sanitas Cordón Umbilical).
    • Consentimiento informado (copia para la familia y para Sanitas Cordón Umbilical).
    • Instrucciones para el personal sanitario.
    • La hoja de anamnesis.
    • Acumuladores de frío para mantener la muestra a la temperatura adecuada y asegurarnos de que el transporte de la Unidad es refrigerado y cumple los máximos estándares de calidad.

    No debéis olvidar incorporar los acumuladores de frío en la nevera hasta el momento del parto. Es muy importante consultar a tu ginecólogo sobre tu deseo de realizar el servicio.

  3. Contrato y documentación médica para guardar las células madre
    • Hay que firmar el contrato y remitir uno de los originales a Sanitas.
    • Completad el «Formulario de anamnesis» y adjuntad también los resultados de los análisis de la madre.
  4. En el momento del parto

    Preparad el kit antes de salir para el hospital.

    • Asegurados de sacar los acumuladores de frío de la nevera e introducidlos en el kit.
    • Llevad el kit de extracción al hospital y entregadlo al equipo de ginecología que te atienda.
    • Ellos prepararán todo lo necesario para la correcta extracción.
    • En el kit de extracción el equipo médico encontrará un sobre con las instrucciones para el personal sanitario, así como una copia del consentimiento informado.
  5. Después del parto

    La sangre es extraída del cordón umbilical después de que haya sido cortado y su bebé sea atendido por el personal médico. El procedimiento es sencillo, y carente de riesgo para la madre y el bebé.

  6. Informar a Sanitas después de la extracción

    Cuando el personal sanitario os entregue el kit, una vez en la habitación, llamad a nuestro teléfono de recogida, que se os facilitará en el kit, e iremos a recogerlo para llevarlo a nuestras instalaciones de Madrid, donde se procesará.

  7. El envío especializado

    Nuestro sistema logístico está diseñado para que la muestra llegue al laboratorio en las primeras 48 horas siguientes a la recogida.

  8. El procesado de la muestra
    • La sangre se procesa en estrictas condiciones de esterilidad.
    • Se realiza la separación de las células madre y se obtiene la muestra que finalmente será criopreservada a –196º en nitrógeno líquido.
    • Una vez que la muestra esté crio-preservada, y tras recibir los análisis definitivos de la madre, se enviará la muestra para su almacenamiento definitivo en nuestro banco de Friburgo (Suiza).
    • Sanitas os confirmará la viabilidad de la SCU de tu bebé a las 48 horas del parto.
    • Enviaremos tanto a vosotros como al ginecólogo el informe de Crio-preservación de la SCU del bebé, un mes después del parto aproximadamente.

    El traslado definitivo de la Unidad de SCU al Banco de crio-preservación en Friburgo (Suiza) se realizará una vez recibida la analítica de la madre, a los tres meses del parto.

Ventajas del tratamiento

A la hora de confiar en una empresa para conservar las células madre de tu bebé, es importante comprobar que todos los procesos y protocolos conducen a la obtención del mayor número de células madre, para conseguir el mejor resultado en caso de trasplante. En Sanitas, empresa líder en salud, cuidamos todos los detalles para ofrecerte la máxima calidad, confianza y seguridad.

A continuación te detallamos porque elegir Sanitas para conservar células del cordón umbilical:

Máxima Calidad en el Servicio

  • Cuidamos nuestros procesos y protocolos al máximo (recogida, verificación, validación y traslado de la muestra al banco de sangre), para ofrecer siempre la mejor calidad en el servicio.
  • Realizamos el envío de la muestra refrigerado y monitorizado con un chip de registro de temperatura.
  • Procesamos las muestras todos los días del año, antes de 48 horas desde la recogida.
  • Únicamente procesamos aquellas muestras válidas para la aplicación terapéutica estando esto definido con un mínimo de 250 millones de células nucleadas. Las unidades que no tengan la calidad suficiente no serán almacenadas, salvo que la familia elija hacerlo igualmente.
  • Asesoramos personalmente a las familias a lo largo de todo el proceso.

Confianza

  • Nuestro banco de criopreservación somete su actividad a la legislación vigente, cumple los requisitos Netcord e ISO 9001, y cuenta con todas las acreditaciones necesarias para prestar el servicio con total garantía.

Contamos con un equipo asesor médico experto, que se asegura en todo momento de mantener el mayor nivel sanitario.

Seguridad

  • Sanitas es hoy la compañía líder en salud en España: 1,96 millones de personas nos han confiado su salud.
  • Nuestra gran solidez nos permite mantener el máximo compromiso con las familias durante todo proceso y tiempo que ellos lo deseen.
  • Somos clientes de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia).
  • Ponemos 20.000€ a disposición de la familia, si fuera necesario utilizar la muestra de SCU para trasplante ( en los términos y condiciones establecidos en el contrato).

Nuestro banco de almacenamiento es IVIDA, ubicada en Friburgo (Suiza).

Hace unos días apareció una noticia que decía que una niña de cuatro años se está recuperando favorablemente de un cáncer cerebral gracias a las células madre de su cordón umbilical. Esta noticia ha hecho que muchas futuras madres y padres empiecen a dudar sobre qué hacer en el momento del parto y que muchas madres y padres actuales tengan remordimientos por no haber conservado la sangre del cordón de sus hijos.

Algunos expertos han querido poner un poco de paz en el asunto y han declarado que ni la niña se ha curado, ni fue gracias al tratamiento de células propias exclusivamente, ya que además de estas células se utilizó el tratamiento habitual en enfermedades como la de esta niña, con el que al parecer se obtiene el mismo resultado.

Los padres resolvieron la duda sobre qué hacer con la sangre de cordón de su hija Alba guardándola en un banco de cordón privado. Digo resolver la duda porque congelar células madre del cordón umbilical es sólo una de las cuatro posibilidades a tener en cuenta a la hora de decidir el destino de la sangre del cordón, ya que también puede ser donada a un banco público (para uso público, tanto para investigación como para ser utilizada como tratamiento a personas que la necesitan), puede acabar siendo desechada (si se realiza un corte de cordón más o menos prematuro y no se ha decidido donar) y puede acabar en el bebé (si no se pinza el cordón y se deja latir para que la sangre llegue a su receptor original).

Ante todas estas posibilidades, y tras conocer el caso de Alba, nos preguntamos: ¿vale la pena congelar células madre del cordón umbilical?

El caso de Alba

El caso de Alba, comentado hace unos días en Bebés y más, ha originado el debate, ya que muchos medios han publicado el mensaje de que la niña mejora de su cáncer cerebral gracias a las células madre de su cordón umbilical.

Digamos que falso del todo no es, pero es una verdad a medias. Siendo la niña tratada en el Hospital Niño Jesús de Madrid y necesitando células madre para recomponer su sistema sanguíneo los padres comentaron a los profesionales que tenían guardada la sangre del cordón umbilical de Alba en un banco privado. Los doctores utilizaron esas células porque, por supuesto, pueden ser un buen recurso para casos así, pero también tuvieron que recurrir a células de su sangre periférica.

Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) explica lo siguiente al respecto:

Es muy peligroso que la gente piense que sin el trasplante de cordón no se hubiera salvado, porque no es cierto. El procedimiento estándar es usar las células de la sangre periférica y, como se ha visto otras veces, se obtiene el mismo resultado. Es importante que las familias sepan que si su hijo sufre la misma enfermedad que Alba podrá ser tratado, aunque no hayan guardado muestras del cordón.

Enric Carreras, presidente de la Fundación Josep Carreras, donde se incluye el Registro de Donantes de Médula Ósea, que se coordina con todos los bancos públicos de cordón del mundo expresó lo siguiente:

Se está lanzando un mensaje erróneo. La niña aún no está curada y, en cualquier caso, el mérito no es del trasplante de cordón. Había otras opciones. Me preocupa que se generen falsas esperanzas.

¿Donarlo a un banco público o guardarlo en un banco privado?

De las cuatro opciones mencionadas (y descartando la de desecharlo, de la que creo que no hace falta hablar), dos de ellas suponen extraer la sangre del cordón para posibles fines terapéuticos, la donación a un banco público y la conservación en un banco privado para que lo use la persona donante o sus familiares.

Para tomar esta decisión hay que tener en cuenta diversos factores, que trataremos a continuación:

En primer lugar, las aplicaciones de las células madre de cordón umbilical son variadas, aunque se utilizan sobretodo para tratar leucemias. Muchos de los casos de leucemia tienen un componente genético y en casos así la sangre propia no sirve. Es decir, si a un niño se le detecta un cáncer y éste está motivado por un componente genético, las células madre de su propio cordón umbilical no servirán, pues tendrán el mismo código genético. En casos así hay que recurrir a muestras de otros donantes.

En segundo lugar, la mayoría de intervenciones realizadas provienen de muestras obtenidas de cordones ajenos, siendo muy pocas las realizadas con cordones propios (aunque también es cierto que seguro que se conservan muchas más muestras en bancos públicos que en bancos privados y que las donadas pueden tener múltiples candidatos, mientras que las privadas sólo al bebé y a sus familiares).

Según Matesanz, el director de la ONT:

Quienes optan por un banco privado están en su derecho y es una decisión muy respetable, pero deben saber que la rentabilidad es muy escasa porque las probabilidades de que lleguen a usarlo son muy bajas.

Desde Crio-Cord, la empresa donde los padres de Alba conservaron el cordón de la niña se ha lanzado el siguiente mensaje:

La mayoría de los trasplantes se han hecho con muestras de bancos públicos lo único que nosotros ofrecemos es que garantizamos a la familia que, en caso de necesitarlo, pueda tenerlo.

Se estima que la probabilidad de que un recién nacido o algún familiar necesite en un momento determinado de una terapia regenerativa con una compatibilidad alta entre un donante y su receptor es de 1 caso por cada 20.000 habitantes (un 0,005%).

En tercer lugar, una familia que quiera congelar células de cordón umbilical de su bebé tiene que escoger entre un centro privado localizado en España o uno localizado fuera de nuestras fronteras. Esta elección es importante porque la legislación española es diferente a la de otros países y en nuestro país, aunque decidas congelar el cordón de tu hijo por tu cuenta y en un centro privado, el estado puede hacer uso de él si lo cree conveniente.

En cuarto lugar, la donación de cordón umbilical a un banco público es un acto altruista y anónimo. Un donante, pese a que quizás pueda necesitar células madre en un futuro, no tiene preferencia por haber sido donante, porque, como decimos, es un acto anónimo.

En quinto lugar, hay que tener en cuenta que las células madre del cordón umbilical se mantienen congeladas durante un tiempo determinado. Con la tecnología actual se calcula que las células se pueden mantener en condiciones óptimas unos 15 años (quizás más). Sin embargo, la mayor aplicabilidad de las células madre en un sujeto se produce cuando éste es adulto o anciano, ya que en la infancia suele haber pocas patologías que requieran este tipo de células (o bien tienen componente genético y no pueden utilizarse).

En sexto lugar, es importante decir que donar la sangre de cordón a bancos públicos es un bien para todos, ya que es un acto que permite curar enfermedades y salvar vidas.

Y en último lugar, hay que resaltar que no todas las donaciones acaban teniendo éxito. Si una muestra no contiene suficientes células madre para ser empleadas posteriormente la muestra se deshecha.

Continuará…

En una entrada que publicaremos dentro de escasas horas podréis leer la última opción a la hora de decidir qué hacer con la sangre del cordón umbilical: que le acabe llegando al bebé.

Fotos | Salimfadhley, Drcornelius
En Bebés y más | Lo que hay que saber antes de decidir conservar las células madre del cordón, Lo que hay que saber antes de decidir conservar las células madre del cordón (II), Conservar las células del cordón umbilical, ¿esnobismo o prevención?

Cuánto cuesta la criopreservación del cordón umbilical

Los costes de la criopreservación de las células madre del cordón umbilical dependen del laboratorio donde se contraten. En cualquier caso, no suele ser inferior a los 1.700 euros y puede llegar a rondar los 2.000 euros, una cantidad que se supera si además de las células de la sangre la familia se decide por la opción que incluye la conservación de las células madre mesenquimales del tejido del cordón umbilical, lo que aumentaría la tarifa, que se quedaría en unos 2.200 euros, dependiendo del centro elegido.

Además, si en vez de 25 años, decidís alargar el plazo de conservación a 30 años, el coste se elevaría a unos 2.600 euros. En el precio suelen estar incluidos el kit de recogida, la recogida de la muestra, su transporte y procesamiento, y los primeros 20 o 25 años de almacenamiento.

Hay laboratorios que ofrecen diferentes formas de financiación, o incluso descuentos en el caso de segundas o terceras conservaciones dentro de una misma familia, o cuando se da a luz gemelos. Muchos de los laboratorios dedicados a la crioconservación ofrecen un servicio inicial de almacenaje de las muestras de 20 o 25 años, que es posible prorrogar durante otros 25 años más abonando una cantidad adicional, que es inferior al primer pago.

Hay que tener en cuenta que, dependiendo de la comunidad autónoma, los sistemas de salud públicos permiten o no la opción de conservar las células del cordón para uso privado cuando se da a luz en un hospital público. En ese caso, si se decide conservar, se trataría de una donación que pasaría a formar parte de los Bancos de Sangre de Cordón Umbilical (BSCU) y no podría ser usado por el donante o sus familiares en un futuro si se diera el caso de que lo necesitara, tal y como sucede en los casos de donaciones de órganos.

Daniel, lector y socio de eldiario.es, nos escribe la siguiente petición: «me gustaría que hablarais de los bancos privados de cordones umbilicales; mi pareja está embarazada y hemos estado interesándonos sobre este tema. Los centros privados te proponen que guardes la sangre del cordón umbilical porque contiene las células madres del bebé y así te aseguras su posible uso para casos de leucemia infantil, pero yo tengo mis dudas. ¿Sirven realmente de algo?».

La recolección de la sangre del cordón umbilical (SCU) tras el parto es un procedimiento que tiene como objeto recopilar las células madre del bebé para con posterioridad poder disponer de ellas. La idea es que al ser células poco diferenciadas y presentarse en abundancia en el cordón, pueden usarse en un futuro para combatir posibles en enfermedades, como la leucemia infantil o el síndrome del niño burbuja entre otras varias.

Las células se obtienen extrayendo la SCU, congelándola y guardándola en un banco. A partir de aquí todo difiere según la opción que se escoja, porque existen bancos públicos a los que se puede hacer la donación de la SCU, de modo que esté disponible para cualquier ciudadano español que precise de células madre compatibles con su perfil genómico y que probablemente no llevarán la tara genética que les causa la enfermedad. Esto es lo que ordena la ley española al respecto.

Sin embargo, existe la opción de almacenar la SCU en un banco privado, de tal suerte que las células madre propias no estarán a disposición de otras personas sino solo en exclusiva para sus propietarios. Como la ley española obliga a tener disponible cualquier SCU guardada en bancos, ya sean públicos o privados, si contratamos uno privado, como tanteaba Daniel en su mensaje, la de nuestro bebé será enviada al extranjero. Allí será almacenada en un congelador a la espera de que deseemos disponer de ella.

El problema de esta segunda opción, tal como viene señalando reiteradamente la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, es que las células madre de la SCU de una persona tienen una altísima probabilidad de contener el mismo defecto genético que le está causando la enfermedad -generalmente leucemia, linfoma, inmunodeficiencia-, y por lo tanto no le son aplicables. La terapia con células madre solo es útil cuando estas proceden de un donante que no somos nosotros pero que tiene una alta compatibilidad con nosotros, de modo que no se produzca rechazo.

Entonces, ¿para qué sirven los bancos privados?

En resumen, la gran desventaja de los bancos privados es que guardar las células madre de la SCU para uso exclusivo no tiene sentido ni utilidad, al menos de momento. Quizás en un futuro tengan una utilidad y de hecho se están realizando algunos estudios que indican que podrían servir en casos de diabetes, Alzheimer o Parkinson, aunque por el momento no se han producido conclusiones determinantes.

No obstante, los bancos privados se apoyan en la tesis de su potencial futuro para justificar la inversión en el almacenamiento exclusivo de SCU, que puede superar los 2.000 euros. Lo venden a las parejas de futuros padres que se interesan o que son informados sobre la existencia de estos centros -aunque tal como detalla la Orden Ministerial SSI/2512/2013, de 18 de diciembre, tienen prohibida la promoción y publicidad de sus servicios- como un supuesto «seguro biológico».

En una publicación de 2011, la OCU denunciaba, sin embargo, que algunos de estos centros no informaban con claridad a los futuros padres sobre las posibilidades reales que tiene la propia SCU en caso de enfermedad de sus hijos, ocultando su inutilidad actual así como la exagerando el potencia del citado «seguro biológico».

La OCU también destacaba entre las posibles desventajas del banco privado -en lugar de optar por la donación a alguno de los nueve bancos públicos que existen en España- el que durante el transporte de las células madre al extranjero no se controlara adecuadamente la temperatura de la SCU, de modo que el cultivo podría llegar a su destino en malas condiciones. También que se desconoce la duración que tienen las células madre, de modo que si en el futuro se desarrollase alguna de las prometedoras terapias en las que podrían ser empleadas, quizás no fuesen ya viables.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

Bancos de sangre de cordón umbilical

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

¿Qué es la sangre de cordón umbilical?

Durante el embarazo, el cordón umbilical conecta el feto a la placenta. La placenta es un órgano que está dentro del vientre de una mujer embarazada. Proporciona oxígeno y nutrientes al bebé en proceso de desarrollo, y se lleva los productos de desecho presentes en la sangre del bebé. El cordón umbilical contiene vasos sanguíneos que ayudan a trasportar oxígeno y sangre rica en nutrientes hacia el cuerpo del bebé, y a llevarse sangre rica en productos de desecho desde el cuerpo del bebé.

¿Por qué se conserva la sangre del cordón umbilical?

La sangre que fluye por la placenta y el cordón umbilical tiene una concentración elevada de células madre. Las células madre se desarrollan para convertirse en células de sangre madura, que contienen:

  • glóbulos rojos
  • glóbulos blancos
  • plaquetas

Las células madre son un tratamiento importante de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer, los trastornos sanguíneos, y las enfermedades de base genética y metabólica. Las células madre de cordón umbilical pueden salvar la vida de muchos pacientes.

¿Cómo se recoge la sangre del cordón umbilical?

Por lo general, tanto la placenta como el cordón umbilical se desechan después de parto. Si una madre decide recoger la sangre del cordón umbilical de su bebé, el equipo médico lo hará después de que nazca el bebé. Con una aguja esterilizada, extraerán la sangre del cordón umbilical y la recogerán en una bolsa. La sangre se envasará y se enviará a un banco se sangre de cordón umbilical, donde se almacenará para usarla a largo plazo.

¿Cómo se conserva la sangre de cordón umbilical?

Hay dos tipos de bancos cuya función consiste en conservar sangre umbilical:

  1. Los bancos públicos: se encargan de procesar y conservan sangre umbilical donada para uso público o para la investigación. Una vez donada, es muy poco probable que la sangre umbilical pueda estar disponible para un futuro uso privado. La conservación de este tipo de sangre en un banco público no supone ningún gasto para la madre. Las madres donan la sangre del cordón umbilical de sus bebés a bancos públicos para ayudar a otras personas.
  2. Los bancos privados: conservan sangre de cordones umbilicales para el uso personal y exclusivo por parte de la familia. El precio de conservarla a largo plazo puede ser elevado.

¿Es recomendable utilizar un banco de sangre de cordón umbilical en mi caso particular?

Si se está planteando la posibilidad de conservar la sangre del cordón umbilical de su hijo en un banco, hable sobre las distintas opciones con el profesional de la salud que lleva su embarazo. Él le pude exponer las ventajas y los inconvenientes de los bancos públicos y de los privados.

Por ejemplo:

  • Un banco privado de sangre de cordón umbilical puede ayudar si usted u otro miembro de su familia tiene una enfermedad que se trata usando células madre.
  • Es muy poco probable que su hijo desarrolle una afección que se pueda tratar usando sus propias células madre.
  • Hacer una donación de sangre de cordón umbilical a un banco público significa ofrecer células madre que podrán salvar la vida a un paciente cuando las necesite.

Otros recursos que lo pueden ayudar a tomar la decisión son los siguientes:

  • Programa Nacional de Donantes de Médula Ósea
  • Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos

Si decide ser donante

Muchos médicos e investigadores apoyan conservar la sangre del cordón umbilical. Es muy poco probable que uno de nosotros utilicemos las células madre en la actualidad, pero las investigaciones sobre su uso para tratar enfermedades siguen su curso y el futuro parece muy prometedor.

Si le gustaría donar la sangre del cordón umbilical de su recién nacido, hable con el profesional de la salud que lleva su embarazo o póngase en contacto con el hospital o el centro de maternidad donde piensa dar a luz. Lo mejor es iniciar este proceso al principio del embarazo a fin de disponer de suficiente tiempo para entender bien las distintas opciones.

Revisado por: Maureen F. Edelson, MD Fecha de revisión: octubre de 2018

El trasplante de sangre de cordón umbilical ha demostrado ser eficaz en enfermedades como leucemias y linfomas, anemia aplásica, y diversas enfermedades congénitas, como inmunodeficiencias graves (niños burbuja), talasemia, hemoglobinopatías y trastornos del metabolismo.

En España, los trasplantes de sangre de cordón umbilical comenzaron a realizarse en niños en torno a 1990, y en adultos a partir de 1996, según explica el doctor Guillermo Sanz, jefe de Sección de Hematología Clínica del Hospital Universitario La Fe, de Valencia.

El Hospital Universitario La Fe, con más de 250 trasplantes en su haber, es el centro con mayor experiencia en adultos de toda Europa, y sus cifras son similares a las de las otras dos instituciones con mayor experiencia mundial: la Universidad de Minnesota y la Universidad de Tokio.

“El progresivo incremento de la donación de sangre de cordón umbilical permitirá ofrecer a los pacientes que lo requieran unidades con mayor dosis celular y mejor compatibilidad HLA, lo que redundará en mayores probabilidades de curación”, destaca el doctor Sanz. Por otro lado, “las mejoras en la selección de las unidades y el perfeccionamiento de técnicas como la expansión ex vivo de progenitores hematopoyéticos o el trasplante dual, permitirán ofrecer de forma universal una alternativa potencialmente curativa para muchos pacientes”.

La técnica

Los progenitories hematopoyéticos se encargan de producir todas las células de la sangre y algunas células de otros tejidos. Estos progenitores se encuentran en la médula ósea, circulando por la sangre periférica de los adultos y en la sangre del cordón umbilical. ¿Cómo es su extracción y mantenimiento? Tras el nacimiento del bebé, se pinza el cordón umbilical y antes de que se expulse la placenta se pincha la vena umbilical, se extrae la sangre y se almacena en una bolsa estéril etiquetada con los datos de la madre. Se toman también muestras de la sangre venosa de la madre para excluir a través de un análisis la existencia de enfermedades infecciosas transmisibles por transfusión. La sangre de cordón se transporta a un banco de sangre donde se somete a distintos controles y se evalúa su calidad. Las aptas se congelan a una temperatura de -196 grados y las que que no superan los controles se desechan o se destinan a investigación.

La ley

El uso, donación, almacenamiento de células y tejidos fue regulado por el Real Decreto 13011/2006. Esta norma también establecía que las células de cordón almacenadas en bancos privados en España podían pasar a ser de uso público si un paciente era compatible con ellas. Esta regulación fue muy discutida tanto por parte de los bancos privados como, en su momento, por la Comunidad de Madrid, actuaciones que fueron desestimadas por el Tribunal Supremo en 2010. Sin embargo, otro recurso interpuesto en 2007 por la empresa Vidacord S.L. sí que ha dado algún fruto. Mientras que los recursos anteriores abogaban por el derecho de los padres a almacenar las células madre de sus retoños sin que estas pudieran ser donadas a un tercero ajeno a ellos, el de Vidacord reclamaba la no constitucionalidad de la norma debido a que afectaba a la protección de la salud, derecho que tiene que estar regulado por una ley y no por un real decreto. El Supremo le da la razón ahora y, en una sentencia conocida ayer, anula la norma actualmente vigente para que se tramite adecuadamente. Las implicaciones que tiene este fallo parecen no ir más allá de lo meramente técnico porque sólo afecta al formato de la regulación no a su contenido y los bancos de cordón umbilical privados deberán seguir actuando como lo han hecho hasta ahora. «Sólo se trata de un paréntesis de unos meses. Además, este fallo no anula ninguna norma posterior», afirmó el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz. Y así también lo manifestó el presidente de Vidacord, Ángel Álvarez, «nosotros seguiremos actuando como hasta ahora por un principio de lealtad».

Conservación de células madre

La sangre de cordón umbilical del recién nacido supone una gran esperanza de vida para los pacientes con enfermedades hematológicas graves, ya que su trasplante garantiza no sólo la mejor alternativa terapéutica sino la más inmediata. Ahora ya puedes contratar la conservación de células madre mediante cordón umbilical. Las células madre ayudan a la reparación en caso de lesión o enfermedad como las neoplásicas y las no tumorales.

Cordón umbilical

Las células madre de cordón umbilical de un recién nacido suponen una reserva de salud para el presente y para el futuro. La mayoría de las personas sanas producen células madres hematopoyéticas a través de la médula ósea, sin embargo, en algunas ocasiones deja de funcionar y no se producen suficientes células madre sanas. Cuando una persona sufre enfermedades graves como la leucemia, algunos tipos de linfoma o algunas anemias severas, el trasplante de células madre embrionarias, es la alternativa más adecuada para su tratamiento

El método de trasplante puede ser tanto para uno mismo (aunque poco probable hoy en día) como para un familiar o incluso un no emparentado. De manera que se demuestra que la preservación de las células madre es tan beneficioso para el recién nacido como para todo su entorno familiar.

Existen dos tipos de banco para conservar las células madre del cordón umbilical: los bancos públicos y privados. Tanto si se decide por una opción o por otra hay que avisar previamente a la matrona o al médico obstetra que esté realizando el seguimiento del embarazo para que en el día del parto estén preparados. El banco de células público recoge la donación de forma anónima y será utilizado o bien para investigación o bien para el tratamiento de la persona que lo necesite. Si en un futuro usted o algún familiar necesitara usar células de cordón umbilical no se podría reclamar esa misma muestra, porque las donaciones son anónimas: en este caso se intentaría encontrar la muestra que fuera más compatible con usted. El banco de células privado conserva la muestra en un banco a nombre del bebé: solo podría disponer de ella el niño o algún familiar. Es una alternativa muy buena cuando haya en la familia enfermedades de carácter genético.

La conservación de las células madre del cordón umbilical ofrece múltiples beneficios:

  • La extracción y conservación de la muestra no conlleva ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé. Se hace todo de una forma sencilla y segura después del parto.
  • El trasplante de células madre embrionarias tiene mayor probabilidad de compatibilidad. Esto disminuye la incidencia de rechazo del trasplante.
  • El proceso para que la sangre del cordón umbilical esté preparada para ser usada es rápido y sencillo. Reduciendo los tiempos de espera para el trasplante.
  • Los pacientes que han recibido un trasplante de células madre de cordón umbilical tienen menor riesgo de sufrir infecciones o problemas debido a que estas células tienen mayor capacidad proliferativa.

La mayor desventaja se centra en que la muestra solo se puede recoger en el momento del parto. Una oportunidad única de hacerlo.

Conservación de la sangre de cordón umbilical

Si eligieras donar la sangre de cordón al banco público, notifícaselo a tu obstetra, quien te facilitará información sobre todo el proceso.

En caso de que decidieras conservar la sangre de cordón a través de un banco privado, en Dexeus Mujer hemos llevado a cabo una minuciosa selección para elegir los bancos privados que consideramos de mejor calidad y que te ofrecerán el mejor servicio.

Para hacerte más fácil el proceso de conservación de sangre de cordón y que no se te olvide nada, queremos darte una serie de consejos para que sepas qué hacer en cada momento y qué vas a necesitar en cada etapa.

Cuando decidas realizar la conservación con un banco privado:

  • Acude al Servicio de Atención a la Paciente, donde te informarán sobre los bancos con los que tenemos convenio.
  • Una vez realizada la contratación, el banco te enviará la documentación que deberás traer el día del parto. No deberás preocuparte por el kit de obtención para tu unidad, que estará disponible en sala de partos para el día del nacimiento.

El día del parto:

  • No olvides el sobre con la documentación, que deberás entregar a la comadrona junto con el consentimiento informado del parto, la analítica del tercer trimestre y el electrocardiograma.

Congelar el Cordón Umbilical Cuánto Cuesta. Comparamos su Precio

¿Te has planteado alguna vez cuánto cuesta congelar el cordón umbilical de tu bebé? En este artículo te damos una pequeña orientación. Una vez has decidido que deseas conservar el cordón umbilical de tu recién nacido es muy importante elegir bien el banco de sangre de cordón umbilical con el que vas a contratar este servicio.

En términos generales, el precio medio que se puede conseguir para congelar el cordón umbilical de tu bebé está comprendido entre los 1600 € y los 2600 € dependiendo del tiempo que deseas que el cordón de tu bebé sea conservado. Estos son sólo algunos ejemplos de empresas que tienen como cometido conservar las células madre del cordón umbilical de tu bebé:

VidaCord te ofrece su nuevo servicio VidaCord INTEGRAL desde 1.790 €

Bioteca te permite escoger entre la Opción Protección (20 años) por 1.995 €, la Opción Seguridad (40 años) 2.680 € o la opción Usted Elige que consiste en establecer los plazos que te sean más convenientes a partir de 995 €

Criocord es otra empresa que te permite escoger entre varias alternativas para congelar el cordón umbilical, por una parte está el servicio Crio-Cord SCU por un periodo de 20 años a 1990 €, por otra el servicio Crio-Cord PLUS que incluye la conservación del tejido del cordón umbilical que contiene las células madre mesenquimales por un periodo de 20 años por 395€ más, y finalmente encontramos el servicio Crio-Cord PLUS25 que incluye el mismo servicio que Crio-Cord PLUS por un periodo de 25 años por 795€ más.
Foto gracias a Viola Zuppa (aka Kimari)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *