Ayudas para sacarse el carnet de conducir 2019

Contenidos

¿Qué becas puedo obtener para sacarme el carnet de conducir?

Ir a la autoescuela para sacarse el carnet de conducir requiere una inversión económica importante. Si nos queremos presentar a los exámenes con garantías, es recomendable que dediquemos parte de nuestros ahorros a las clases de teórica y a los ejercicios prácticos. De hecho, el carnet de conducir no solo nos permite mayor libertad de movimientos, sino que mejora notablemente nuestra empleabilidad. Sin embargo, cuando no disponemos de recursos económicos suficientes, el precio de las clases puede convertirse en un problema.

Afortunadamente, a día de hoy, los aspirantes a conductor también pueden acogerse a algunas becas. Al igual que los universitarios, los alumnos de FP o los estudiantes de la ESO, los alumnos de autoescuela pueden pedir ayudas de apoyo a la formación. En este post, te presentamos algunas opciones para financiar tu carnet. ¿Con cuál te quedas?

Carnet de Carretillero Interactive Training Systems      95 € Ver más Agente de Handling (Santa Cruz de Tenerife) I mas D Capacitación Profesional 1.500 € Ver más

¿Becas para el carnet de conducir? Sí, es posible.

El mundo de la conducción no presenta un sistema de becas tan amplio como otros sectores formativos. No obstante, hay algunas opciones que todo alumno de autoescuela debe conocer:

  1. Fundación Mapfre. Las ayudas de la Fundación Mapfre son las más populares en este sector. La fundación ofrece 20 becas de 500 euros para obtener el permiso B o uno superior. Los candidatos deben inscribirse en la página web de la fundación, que entrega las ayudas entre los meses de junio y diciembre. Algunos años Mapfre también ha ofrecido becas para personas desempleadas que quieran sacarse el permiso de conducción.
  2. AEOL. AEOL es una empresa editorial líder en servicios de educación vial. Esta entidad proporciona ayudas semanales de 250 euros a alumnos de autoescuela. Se puede participar en todos los sorteos semanales del año.

Sea como sea, es importante estar al día de los plazos y requisitos que marca cada beca. Por ejemplo, en el caso de la Fundación Maprfre los 5 primeros candidatos del ránking obtienen la ayuda automáticamente. En cambio, los 100 siguientes entran en un sorteo para obtener las 15 becas restantes. ¿Y tú? ¿Ya sabes en qué autoescuela vas a prepararte para aprobar la teórica y la práctica? ¿Cumples los requisitos para presentarte a las becas? ¡Pues no te lo pienses dos veces y empieza a apretar el acelerador!

Automoción Escuela Europea de Formación Continua. EEFC. 890 € Ver más Carnet Oficial de Carretillero Centro de Formación Ica      100 € Ver más  conducir, carnet de conducir, becas para formación, autoescuelaConsulta toda la oferta de cursos, carreras y postgrados en España y el extranjero

Pere Navarro, al frente de la Dirección General de Tráfico (DGT) está dispuesto a afrontar modificaciones importantes en el Reglamento General de Conductores antes de que finalice la presente legislatura del Gobierno de Pedro Sánchez. Y uno de los procesos que se verán afectados es el de la obtención del permiso de conducir, para lo que se está trabajando en el borrador de un Real Decreto con la intención de que entré en vigor a partir del 1 de julio de 2019.

Los cambios afectarán tanto a la formación del aspirante como al procedimiento de examen, que pretende ser más riguroso y exhaustivo buscando una mejor preparación de los conductores durante su formación. Estas son algunas de las medidas principales que baraja la DGT para su próxima aprobación y puesta en marcha.

• La formación teórica para la obtención del permiso constará de al menos ocho horas presenciales de clases en la autoescuela, complementarias a las que el aspirante quiera realizar por cuenta propia. En ellas se pondrá el acento en cuestiones de trascendencia como los colectivos vulnerables, los factores de riesgo, las distracciones y el uso de sistemas de seguridad. También incluirán testimonios de víctimas de accidentes que ayuden a la concienciación de los alumnos. Las autoescuelas digitales ya han manifestado su malestar en relación a esta propuesta, argumentando que la formación a online es un recurso perfectamente válido y que la obligatoriedad de clases presenciales repercutirá en el precio de la obtención del carnet.

• En los exámenes teóricos se utilizarán medios audiovisuales, con vídeos sobre los que se realizarán preguntas concretas a los aspirantes. Además, los errores que se cometan en las respuestas no podrán superar el 10% de las preguntas (en la actualidad ese porcentaje es del 20%).

• Se modifica la edad mínima para la obtención de determinados permisos. Los de tipo C, D, D1, C+E, D+E y D1+E serán accesibles a partir de los 18 años (en la actualidad de 24 o 21 según el carnet) siempre que el aspirante disponga de un Certificado de Aptitud Profesional.

• El permiso B, el habitual de coches, servirá para más vehículos en el caso de los conductores con dos años de antigüedad de carnet. A partir de la entrada en vigor del nuevo reglamento, podrán conducir vehículos de mercancías de más de 3.500 kilos y hasta 4.250 kilos.

Las prisas y los nervios empujan al suspenso a muchos aspirantes.

• La repetición del examen práctico para aquellos aspirantes que no lo superen se dilatará en el tiempo. Tras el primer suspenso habrá que esperar un mínimo de 15 días para volver a realizarlo, entre la segunda y tercera convocatoria el plazo será de al menos 30 días y en las consecutivas deberá haber un margen mínimo de 20 días. Entre uno y otro intento, el alumno recibirá como mínimo cinco clases prácticas más.

• Los aspirantes al carnet de moto (A1 y A2) que sufran alguna dificultad auditiva (que les impida recibir correctamente por un intercomunicador las instrucciones del examinador) contarán con un sistema de navegación GPS que les permita completar el recorrido.

• Las pruebas de circulación y habilidad de moto se deberán realizar con un equipamiento mínimo de seguridad, compuesto de casco homologado, guantes, chaqueta y pantalones específicos para esta actividad y botas de cuero o sintéticas que protejan los tobillos.

Carnet de conducir: todo lo que cambia en 2019

Carnet de conducir: todo lo que cambia en 2019

A partir del próximo 1 de julio la DGT aplicará una serie de cambios en el permiso de conducción y que afectan, entre otras cosas, al examen teórico y práctico. A continuación, te detallamos todas las modificaciones.

Para todos aquellos que tienen en mente sacarse el carnet de conducir, que aprovechen para hacerlo antes del próximo 1 de julio. Y es que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado que a partir de esa fecha aplicará una serie de cambios a la hora de obtener el permiso. Entre otras cosas, los exámenes serán algo más complicados y tendrán un precio algo mayor.

Una de las principales modificaciones que contempla la DGT tiene que ver con aquellos conductores que cuenten con el permiso B y cuyo carnet tenga una antigüedad superior a dos años. De esta manera, ahora podrán conducir vehículos de entre 3.500 y 4.250 kilogramos de peso. Asimismo, aquellos que opten a sacarse los carnets C, D, D1, C+E, D+E y D1+E podrán hacerlo una vez hayan cumplido los 18 años, siempre y cuando cuenten con Certificado de Aptitud Profesional.

Cambios en los exámenes teórico y práctico

Esta revisión del permiso de conducir también afecta a la manera en que se preparan y se realizan los exámenes teórico y práctico. En el caso del primero, será obligatorio realizar, al menos, 8 horas de clases teóricas para poder presentarse. Además, se incluirán nuevos contenidos relacionados con las distracciones, la seguridad o los colectivos vulnerables, incluyendo testimonios de víctimas de accidentes de tráfico. Por primera vez, dicha prueba dispondrá de material audiovisual, mientras que el número de fallos permitidos se reduce del 20 al 10%.

En el caso del examen práctico, si el examinado suspende la primera vez, tendrá que esperar un tiempo mínimo de 15 días para volver a presentarse al examen práctico. En el caso de suspender una segunda o una tercera vez, ese tiempo mínimo de espera se extiende hasta los 30 días. A partir de aquí, el resto de posibles suspensos se saldan con una espera de 20 días hasta poder volver a examinarse.

También hay cambios en el carnet de moto

Para el carnet de moto también hay una serie de cambios. Todos los que se presenten a los permisos AM, A1 y A2 tendrán que asistir a un mínimo de 6 horas de clases teóricas sobre cómo se pilota una moto.

Para poder realizar el examen práctico será necesario llevar la equipación obligatoria, que consta de casco, guantes, chaqueta, pantalón botas. Además, aquellos aspirantes con dificultades auditivas podrán utilizar el GPS durante la realización del examen práctico.

SOLICITUD DE DEVOLUCIÓN DE PAGOS DE TASAS

¿Cómo me devuelven el dinero?

La devolución se realiza siempre a una cuenta corriente. A la hora de cumplimentar el impreso de devolución, debes indicar la cuenta corriente dónde deseas que se realice la devolución.

¿Puedo poner cualquier número de cuenta para la devolución?

No. La cuenta ha de pertenecer a la persona que compró la tasa, es decir a quién aparece consignado en los campos ‘datos del interesado’.

¿Qué sucede si hay algún problema con mi cuenta a la hora de realizar la devolución?

Si tenemos algún problema o duda a la hora de realizar la devolución, nos pondremos en contacto contigo, por eso es muy importante que a la hora de cumplimentar el impreso de devolución en los datos del interesado rellenes los campos de teléfono y correo electrónico.

¿Cuál es el plazo estimado de devolución?

No hay un plazo fijo. De una manera orientativa, podemos indicar que el plazo de devolución puede llegarse a alargar hasta los 6 meses.

¿Cómo sé si se ha estimado la devolución?

Actualmente no se realiza ningún tipo de notificación para informar de si se ha estimado o no la devolución del pago. Si se ha estimado, directamente se realiza el pago en la cuenta corriente indicada en la solicitud.

El Ayuntamiento de Málaga ayuda a los jóvenes con pocos recursos a obtener el permiso de conducir clase B. Así, hasta el próximo 30 de septiembre la juventud malagueña podrá presentar las solicitudes para acogerse al programa Málaga Conduce por la que el Consistorio ayudará a los jóvenes de familias con pocos recursos a sufragar los gastos derivados de la obtención del citado permiso.

Esta medida tiene por objeto mejorar su empleabilidad, ya que uno de los requisitos cada vez más demandados por las ofertas de trabajo es el estar en posesión del carné de conducir. Su coste se convierte así en una dificultad para poder acceder al mercado laboral en el caso de las personas con menos recursos económicos.

El Área de Juventud considera el acceso a la ayuda para obtener el carnet de conducir es especialmente importante en el caso de los jóvenes sin recursos, a los que les resulta complicado integrarse en el mercado laboral debido a problemas como el no estar en posesión del permiso de conducir.

El programa establece 26 ayudas de 200 euros y 84 de 100 euros, con un máximo de 110 beneficiarios para esta convocatoria, frente a los 80 del pasado año. El permiso de conducir Clase B habilita para el manejo de vehículos de dos o tres ruedas y cuadriciclos de motor hasta 3500 kilogramos, así como los automóviles.

Las personas demandantes deberán tener entre 18 y 35 años cumplidos en el momento de la solicitud, así como estar empadronados en el municipio de Málaga con un mínimo de un año de antigüedad.

Málaga Conduce se ha concebido como una prestación económica no periódica, dirigida directamente al beneficiario una vez haya obtenido el permiso de conducir, y no de forma previa, con la idea de apoyar a quienes han logrado ya superar la fase de preparación y el examen.

Así, para obtener la ayuda, el solicitante deberá haber sido declarado apto por la Jefatura Provincial o Local de Tráfico en las pruebas teóricas y prácticas del permiso de Conducir clase B desde el 1 de agosto de 2017 hasta el 31 de julio de 2018, además de acreditar un nivel de ingresos económicos neto anual de la unidad familiar no superior a tres veces el Iprem establecido para 2017 -incluyendo pagas extra e incrementando un 15 por ciento por cada nuevo miembro-.

La persona beneficiaria deberá de estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias de cualquier ámbito y de la Seguridad Social. Los ingresos máximos anuales para familias de un miembro se fija en 22.365,42 euros, en el caso de dos integrantes en 25.720,23 euros y 29.578,26 euros cuando sean tres o más personas las que componen la familia.

Las solicitudes se presentarán junto con la documentación necesaria en las oficinas de atención ciudadana OMAC o bien por cualquiera de los medios establecidos por la Ley 39/2015 para este fin. Su valoración realizada por el Área de Juventud del Ayuntamiento de Málaga, que hará una baremación teniendo en cuenta criterios económicos y socio-familiares. En el caso de igualdad de puntos, la misma se resolverá atendiendo a la edad del beneficiario primando al de menor edad.

110 jóvenes podrán obtener ayudas para cubrir los costes del permiso de conducir entre 18 y 35 años

Se incrementa en 30 el número de ayudas económicas que el Ayuntamiento de Málaga ofrecerá este año a malagueños de entre 18 y 35 años

Documentos

Los jóvenes que hayan obtenido el permiso de conducir clase B entre el 1 de agosto de 2017 y el 31 de julio de este año podrán solicitar hasta el 30 de septiembre ayudas económicas con las que cubrir parte de los gastos de autoescuela.

Este año se ha dedicado un presupuesto de 13.600 euros.El Ayuntamiento ofrece este año 26 ayudas de 200 euros y 84 de 100 euros, que recibirán un máximo de 110 beneficiarios para esta convocatoria. “Uno de los principales requisitos que se exigen en el mercado laboral es el poder conducir o disponer de vehículos, es por eso que desde el Área de Juventud, desde hace tres años, se hace esta apuesta por ayudar a los jóvenes de la ciudad que tienen menos recursos para paliar el coste económico que supone sacarse el carnet de conducir”, ha explicado Caetano.

Los requisitos para recibir estas ayudas son tener entre 18 y 35 años cumplidos en el momento de la solicitud, estar empadronado en el municipio de Málaga con un mínimo de un año de antigüedad y haber logrado el permiso de conducir Clase B, que habilita para el manejo de automóviles, vehículos de dos o tres ruedas y cuadricilos de motor hasta 3.500 kg. Para obtener esta ayuda, el solicitante deberá, además, cumplir requisitos económicos. “Se les darán las ayudas a quienes menos ingresos económicos acredite y también se tendrá en cuenta la discapacidad de algún familiar o el estado de desempleo”, ha explicado Caetano. “Deben acreditar que tienen unos ingresos económicos de la unidad familiar no superiores a tres veces el PREM, teniendo en cuenta las pagas extras y el incremento del 15% por miembro añadido a la unidad familiar”, ha señalado. Las solicitudes y la documentación necesaria para beneficiarse de estas ayudas pueden presentarse ya hasta el 30 de septiembre en las oficinas de atención ciudadana OMACs de los once distritos.

Hasta 420 euros para jóvenes que quieran sacarse el carné de conducir

Hasta 420 euros para jóvenes que quieran sacarse el carné de conducir López Miras asiste a la comida de hermandad organizada por Aramur. CARM

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, anunció hoy la concesión de ayudas por más de 150.000 euros para los jóvenes que estén interesados en obtener el carné de conducir y que estén acogidos al programa de Garantía Juvenil, «una cantidad que es más del triple de lo anunciado inicialmente», remarcó.

López Miras, que asistió hoy a la comida de hermandad organizada por la Asociación Regional de Autoescuelas de Murcia (Aramur), con motivo de la ‘Vial Week’, explicó que los beneficiarios de estas ayudas podrán obtener una cantidad que oscila entre los 345 y los 420 euros, y con un plazo para conseguir el carné que no superior a mayo de 2018.

El presidente señaló que «para el correcto funcionamiento de esta iniciativa es importante la adhesión de Aramur» como entidad que agrupa al mayor número de autoescuelas en la Región, y avanzó que en los próximos días la Dirección General de Juventud mantendrá una reunión con la Asociación y con las autoescuelas para ofrecer datos y establecer una hoja de ruta del programa.

Asimismo, subrayó «la pujanza del sector, su fortaleza y unidad para trabajar en la construcción de un futuro mejor, donde la educación vial es parte fundamental». Por ello, además de esta iniciativa, el Gobierno regional trabaja en coordinación con las autoescuelas para tratar de reducir al máximo la burocracia para que el empresario se pueda dedicar a su negocio y pierda el menor tiempo posible en ocuparse de trámites.

En este sentido, explicó el presidente, «estamos tratando de estandarizar los modelos de documentación que se solicita para que sean todos iguales, y estamos incorporando la declaración responsable en la aptitud de los cursos».

Igualmente, para facilitar al máximo a las autoescuelas su relación con la Administración, se ha habilitado una dirección de correo electrónico exclusiva para comunicar las incidencias que tienen los centros en sus cursos, que éstas queden registradas y así evitar sanciones en las inspecciones. «Tratamos de lograr la máxima eficiencia en el servicio de inspecciones para proporcionar seguridad jurídica a los cumplidores y perseguir a los incumplidores», ha apuntado.

«Hechos y cumplimiento de compromisos, que es lo que quiero que sea el principal rasgo de mi Gobierno», resaltó el presidente, quien incidió en que la labor del Ejecutivo regional es «allanar los obstáculos y propiciar un desarrollo racional del sector».

LA ‘VIAL WEEK’

La Semana de la Seguridad Vial (‘Vial Week’), organizada por la Asociación Regional de Autoescuelas de Murcia (Aramur) y que se desarrolla desde hoy y hasta el 11 de octubre, tiene como objetivo divulgar entre los ciudadanos las normas de seguridad y convivencia en la carretera e identificar las fortalezas y debilidades de los actores viales.

Durante esta semana, Aramur ha organizado una serie de conferencias y clases teóricas y prácticas, cursos de conducción eficiente o de cambio de ruedas, así como otros de reciclaje para conductores a los que se unen campañas de sensibilización en centros escolares.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

La implantación obligatoria en los coches de los sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS, por sus siglas en inglés) servirá para salvar 25.000 vidas en los próximos 15 años, con un ahorro de 72.800 millones en atención sanitaria. En un escenario perfecto, el objetivo es llegar a la máxima seguridad vial gracias a la tecnología. Para alcanzar ese ideal, sin embargo, los avances técnicos hay que utilizarlos correctamente. Y no siempre ocurre así.

Porque tan cierto es que los modelos actuales son más seguros como que muchos conductores se relajan al volante precisamente por eso. Algunos, incluso, llegan a creer que los respalda un piloto automático.

La teoría de compensación del riesgo (Wilde, 1988) explica esta circunstancia. Según esta formulación, los conductores toleran un nivel de riesgo constante, de manera que cuando están al volante comparan el que perciben con el que están dispuestos a aceptar. En función de eso toman las decisiones para mantener el equilibrio, así que cuanto más seguro es el automóvil, más riesgos se asumen. Los conductores se sienten más protegidos, se despreocupan y cometen errores como estos.

Frenado autónomo de emergencia

Muchos modelos son capaces de frenar por sí mismos si detectan un riesgo de colisión, por lo que los conductores imprudentes se aproximan más de la cuenta al coche que los precede. O dejan de prestar atención a la carretera durante demasiado tiempo cuando circulan en tráfico denso. Las pruebas de Euro NCAP han demostrado que esta ayuda en particular no siempre es fiable

Detección de peatones

Los conductores relajan el nivel de atención ante un posible cruce imprudente de peatones (sobre todo, niños) en zonas urbanas. La existencia del frenado autónomo de emergencia con detección de peatones hace que piensen que el coche va a detectarlos y a frenar solo. El año pasado, precisamente, la Agencia de Estándares Publicitarios del Reino Unido retiró una campaña en la que se exageraban las bondades de las ayudas a la conducción.

Mantenimiento de carril

Como los coches actuales se mantienen dentro del carril y de la calzada por sí solos, algunos conductores se permiten algunos despistes e incluso conducir con somnolencia, a sabiendas de que el vehículo lanzará un aviso si abandona la trayectoria correcta. Sin embargo, la corrección automática no siempre es suficientemente rápida o eficaz.

Alerta de tráfico cruzado

Otra de las maniobras más arriesgadas. Cuando los coches equipan un sistema de alerta de tráfico cruzado, los conductores se incorporan marcha atrás a una vía sin realizar comprobaciones visuales, confiando ciegamente en el funcionamiento del sistema.

Control de crucero adaptativo

Este sistema origina despistes similares al del frenado autónomo. Los coches son capaces de regular la velocidad adaptándola al tráfico, por lo que el conductor tiende a despreocuparse. Sin embargo, en ocasiones se producen errores. Por ejemplo, cuando el vehículo precedente abandona de forma abrupta el carril en casos de tráfico denso. La tecnología no siempre responde con celeridad ante el nuevo coche que aparece delante.

Avisador de ángulo muerto

El adelantamiento es una de las maniobras más peligrosas en la carretera y exige mantener todos los sentidos alerta. El detector de ángulo muerto supone una ayuda fundamental y altamente recomendable, pero también es verdad que hay quien deja de mirar por los retrovisores considerando que la tecnología se encarga de todo.

Sensor de aparcamiento

Las maniobras de estacionamiento se le atragantan a más de un conductor, por lo que las cámaras y los sensores se convierten en aliados perfectos, especialmente en lugares estrechos. Pero no conviene fiarse demasiado y aparcar sin mirar hacia atrás, o pegar acelerones demasiado bruscos.

Cambio de vehículo

No es lo más común cambiar de coche a menudo, pero a veces ocurre. Y cuando se conduce un vehículo que equipa menos asistencias a la conducción que el que se usa habitualmente, se cae en el riesgo de creerse igual de protegido por la tecnología.

Ninguna persona medianamente sensata se atrevería a poner en entredicho la ganancia en comodidad y, sobre todo, en seguridad que suponen las ayudas a la conducción, las más avanzadas de las cuales son conocidas como ADAS por las siglas en inglés de Advanded Driver Assistance Systems. La Dirección General de Tráfico estima que, si todos los automóviles que circulan por España llevaran instalados estos dispositivos, se evitarían 51.000 accidentes, 10.500 muertes y 60.000 heridos graves en el periodo comprendido entre 2020 y 2030.

La valoración que hacen los usuarios de los ADAS no es, sin embargo, tan positiva como cabría esperar. En general, elogian y adoptan con naturalidad aquellos sistemas que mejoran inequívocamente la seguridad, como el de frenada de emergencia, pero tienden a rechazar los que pecan de intrusivos y los que les resultan molestos. Entre estos últimos se llevan la palma las alertas de mantenimiento y centrado en el carril, que en algunos modelos llegan a mover de forma brusca el volante.

Según una encuesta reciente de J. D. Power, el 23% de los propietarios de vehículos nuevos considera que estas tecnologías son molestas, y el 61% de este grupo asegura haberlas desactivado por completo. El estudio también señala que un 21%, a pesar de no encontrarlas fastidiosas, había decidido igualmente suprimirlas.

Vamos a detallar a continuación algunos de los asistentes de conducción más extendidos y a evaluar cuáles son más ventajosos y cuáles, por el contrario, suelen irritar al usuario. Esto último sucede, a nuestro parecer, por tres razones principales: bien el sistema no está calibrado de manera adecuada, bien interfiere demasiado en la acción del conductor, bien simplemente no sirve de mucho y, más que facilitar la vida, la complica. Comenzaremos por el que concita la mayor aprobación:

Sistema de frenada de emergencia. Obligatorio ya en todos los coches nuevos que se venden en Europa, detecta situaciones de frenada de emergencia, asegura que en ellas la fuerza de frenado sea la máxima posible e, idealmente, evita la colisión con el vehículo situado delante, además del atropello de peatones o ciclistas. Actúa en conjunción con el ABS y el control de estabilidad y suele encender automáticamente los intermitentes de emergencia. Salvo en los casos en que se confunde por algún motivo desconocido e inicia el procedimiento cuando no toca, este asistente proporciona un beneficio de seguridad muy superior a las posibles molestias. Tal vez conviene desconectarlo si se practica conducción off road, donde el entorno puede inducir a errores de interpretación.

Ayuda al aparcamiento. He aquí un sistema que sobre el papel parece magnífico pero que, dependiendo la calibración de los sensores, puede acabar entorpeciendo más que facilitando la maniobra. Numerosos estudios, además de la experiencia más elemental, nos dicen que un exceso de estímulos (sonoros, visuales y de cualquier otra índole) tiene el efecto de bloquear la capacidad del cerebro para procesar información. El problema en este caso lo provoca la sobrecarga de advertencias visuales y pitidos que, en la mayoría de los casos, son exagerados con respecto a la cercanía de los obstáculos (las marcas suelen ser conservadoras en esta cuestión). Como en la fábula de Pedro y el lobo, un conductor saturado de señales de todo tipo ya no escucha nada y hasta puede golpearse con mayor facilidad que si estuviera aparcando a la vieja usanza.

Reconocimiento de señales de tráfico. Poco cabe reprochar a este dispositivo que realmente no tiene precio en un país como el nuestro donde los cambios en el límite de velocidad parecen, si no arbitrarios, inteligibles solo para el ingeniero de caminos que ha diseñado la carretera. Nada mejor para saber en todo momento a qué velocidad máxima podemos circular que un sistema como este que la muestra ante nuestros ojos en el panel de instrumentos o la pantalla del navegador. Como siempre, el problema surge cuando la cámara no distingue bien la señal o cuando ésta sencillamente se halla tapada por la vegetación, momento en el que podemos toparnos con un inoportuno radar.

Control de velocidad adaptativo. Muchos modelos incorporan ya este sistema que mantiene no solo la velocidad preestablecida, sino también la distancia -en la mayoría de los casos, regulable en varias posiciones- con el vehículo que nos precede. Posibles fallos aparte, la prueba del algodón llega cuando tenemos que adelantar, ya que de la rapidez con que el coche vea que cambiamos de carril y de la suavidad o brusquedad con que recobre la velocidad fijada depende que resulte incómodo y que no irrumpamos en el carril izquierdo circulando demasiado despacio, con el riesgo que esto conlleva. Algunos fabricantes llegan a vincular el funcionamiento del dispositivo a la información suministrada por el lector de señales, que, en caso de fallar, puede provocar un frenazo inesperado en plena autopista.

Mercedes evoluciona sus asistentes de seguridad activa dentro del paquete Drive Pilot.

Alerta de cambio involuntario de carril. Para evitar salidas de la vía, causadas en su mayoría por distracciones, se han desarrollado estos ingenios que interpretan cuándo un vehículo va a abandonar el carril sin que el conductor lo desee (puesto que no ha puesto el intermitente) y lo avisan del hecho mediante señales acústicas y visuales. Lo que menos gusta en general a los usuarios son los añadidos a esta función: vibración del volante en el lado por el que el vehículo parece escaparse y hasta movimiento automático del volante en la dirección opuesta para evitar la salida del carril.

Asistencia de mantenimiento en el carril. Es una evolución del sistema anterior y lo que hace es girar la dirección para mantener el coche dentro del carril cuando este comienza a desviarse y amenaza con cruzar una línea horizontal sin que el conductor haya accionado el intermitente. Esto no significa que puedas desentenderte de todo (y menos que sueltes el volante), pero puede salvarte la vida si das una cabezada. Hay que tener presente que no funciona en curvas cerradas ni con líneas medio borradas en la carretera ni cuando el sol deslumbra a la cámara. Más que incómodo, puede ser enojoso porque nos muestra que con mucha frecuencia tocamos las líneas de la carretera aunque no estemos distraídos.

Alerta de tráfico cruzado trasero. Otra de esas ideas felices que, en función de lo conservador que sea el sistema, puede provocarte un susto de lo más desagradable. En principio, este equipamiento avisa de la presencia de uno o más vehículos que se acercan a nuestra posición mientras maniobramos hacia atrás, y puede detener por completo el coche para evitar un impacto. Una vez más, ocurre a menudo que la brusquedad con que frena no es proporcional ni a la proximidad de ese otro coche ni a la velocidad (baja) a la que estamos realizando la maniobra. Como en una frenada de emergencia a destiempo, la sensación resultante es de desconcierto ante lo que ha sucedido sin ninguna justificación.

Luces largas automáticas. Quién no soñaba hace unos años con poder circular de noche por una carretera secundaria sin preocuparse de poner y quitar las largas cada vez que nos cruzábamos con otro vehículo. El artilugio que se encarga de ello existe ya hace tiempo, solo que no siempre funciona como debería. Regido por el principio (muy loable) de no deslumbrar a nadie, cuando viajamos en autopista tiende a apagar las largas por sorpresa a la más mínima duda, aunque si la vía está despejada cumple bien su cometido. En carreteras reviradas suele confundir los reflectantes de los guardarraíles con faros que se acercan, con lo que apaga las luces (que por algo se llaman, hablando con propiedad, de carretera) cuando más las necesitamos: a la entrada de las curvas.

Ayudas a la conducción… que conviene apagar

Ayudas a la conducción… que conviene apagar

Cuando un fabricante monta en un coche un sistema de asistencia que aún no está ‘maduro’, se vuelve un estorbo… y acabas apagándolo.

Este es el guión de una película que, en Autofácil, hemos visto un montón de veces. Un proveedor tiene una idea brillante para un sistema. Desarrolla un prototipo que funciona más o menos bien. Se lo enseña a varios fabricantes. Y estos, puestos en la disyuntiva de comercializarlo tal cual o invertir dinero en convertir el concepto original en un asistente perfecto, deciden tirar p’alante y venderlo más o menos ‘tal cual’.

El resultado son sistemas cuya utilidad no hace honor al sugerente nombre con el que han sido bautizados. Es decir, dispositivos de ayuda a la conducción y asistentes que, o terminas apagando, o no utilizas nunca, o pasan la mayor parte de su vida a la espera de que surjan esas condiciones particulares en las que sí resultan de utilidad.

Como estos sistemas muchas veces tienen un coste relevante, hemos repasado sus principales fallos para que sepas cómo ponerlos a prueba, qué esperar de ellos a día de hoy y, si se da la circunstancia de que tu coche ya cuenta con ellos, cómo puedes sacarles partido en la medida de lo posible.

1.- Abandono de carril: vibra o suena al pisar una línea

Así entorpece: A partir de 60 km/h, vibra o hace sonar una señal acústica si pisas una línea de la carretera sin dar el intermitente para evitar que te salgas de forma inadvertida del carril. Hay dos problemas: avisa demasiado tarde, y casi siempre lo hace cuando estamos cruzando esa línea de forma consciente. En vías interurbanas, es un continuo suplicio de pitidos y zumbidos.

Cómo paliarlo: Apágalo salvo cuando, en viajes largos por autopista, te sientas cansado.

2.- Mantenimiento de carril: gira el volante para mantenerte dentro del carril

Así entorpece: Las correcciones se perciben como movimientos parásitos en la dirección que pueden desconcertar. Si se activa por defecto al arrancar el coche, la primera vez que interviene te sobresalta. Finalmente, la detección de manos en el volante funciona mal: si agarras el aro con suavidad, te pedirá con frecuencia que cojas el volante… y, a la larga, terminas apagándolo.

Cómo paliarlo: Elige una marca que permita activarlo con sólo pulsar una tecla -Ford- o un BMW, que cuenta con una detección de manos que sí funciona.

3.-Asistente de velocidad: te ajusta la velocidad del control de crucero

Así entorpece: La idea es que el coche averigua la velocidad máxima de la vía a través de información de la cartogafría y las señales que reconoce una cámara situada en el parabrisas. Entonces, esa información se muestra en la instrumentación. Hasta aquí, todo perfecto. El problema es que algunos fabricantes ofrecen la posibilidad de vincular la velocidad del control de crucero a la información recogida por este lector de señales de tráfico. Y aquí es donde ocurre el desastre, porque a veces el lector se equivoca y tu coche pega un frenazo ‘sorpresa’ para ponerse a 60 km/h en medio de una autopista.

Cómo paliarlo: Al tercer frenazo injustificado harás lo que todo el mundo: apagarlo.

4.- Luces largas automáticas: Da las largas el ‘solito’

Así entorpece: Este sistema debería llamarse ‘Asistente de luces largas en autopistas despejadas y bien señalizadas’. Lo que hace es dar las luces largas cuando cree que no hay nadie a quien podamos deslumbrar. El problema es que, en autopista, su funcionamiento es poco consistente… y tienden a apagar las luces largas por sorpresa y sin un motivo justificado. A veces comienzan a darlas y quitarlas en una sucesión rápida y crispante. Y eso es en autopista. En carreteras viradas, suelen confundir los reflectantes de los guardarraíles con coches que vienen de frente, apagando las largas justo a la entrada de las curvas -una práctica muy mala para el corazón-.

Cómo paliarlo: Si ya lo tienes, resígnate a utilizarlo sólo en autopistas con muy poco tráfico. Si vas a comprar un coche, procura que tenga alumbrado dinámico, una evolución de este sistema que sólo oscurece aquellas zonas de la carretera en las que detecta un usuario que podría ser deslumbrado. Ninguno es perfecto -salvo el Multibeam de Mercedes-, pero son lo bastante buenos como para que compense llevarlos encendidos.

5.- Cámara trasera: Debe ofrecer imagen clara y una senda precisa

Así entorpece: Una buena cámara de marcha atrás debe mostrar una imagen nítida -para distinguir qué hay detrás-; no deformar mucho -para estimar la distancias-; contar con una senda precisa -que indique por dónde va a pasar el coche con precisión de centímetros-; y funcionar en condiciones de baja luminosidad.

Cómo paliarlo: Antes de comprar el coche, comprueba en un lugar oscuro que la imagen es buena y la senda es precisa -apunta para pasar cerca de una columna y comprueba el error-. Si ya tienes el coche, mantén la lente limpia y trata de acostumbrarte a la deformación.

6.- Cámara periférica: ofrece una vista cenital simulada del coche

Así entorpece: Estas cámaras sólo muestran bien lo que está dibujado en el suelo y cerca del coche, pero cualquier objeto que se eleve más de unos 20 cm o se encuentre a más de 50 cm del vehículo aparece demasiado deformado como para que el cerebro humano comprenda de qué se trata. Por ejemplo, el Lexus de la imagen está aparcado frente a cuatro conos… y puedes comprobar que entender la imagen cuesta más que ver un cuadro en 3D.

Cómo paliarlo: Lo mejor es resignarse y asumir que este sistema sólo sirve para centrar bien el coche en una plaza de aparcamiento con marcas bien visibles.

7.- Cambio de carril: cambia de carril de forma automática

Así entorpece: Este es un buen ejemplo de sistema que promete más de lo que es capaz de dar. Podrías pensar que se trata de un asistente capaz de cambiar de carril en esos momentos de tráfico intenso en los que hacerlo por ti mismo resulta estresante. Error: en esas condiciones, estos sistemas nunca se arriesgan a cambiar de carril. Cuando las condiciones del tráfico son ideales -una autopista con amplios carriles y bien señalizados, poca intensidad circulatoria, trazado recto y ningún coche cerca del nuestro- este asistente es capaz de mover lentamente el volante para cambiar de carril de forma suave, ejecutando una maniobra que dura varios segundos.

Cómo paliarlo Nuestra experiencia con los asistentes de cambio de carril de Mercedes -el que mejor funciona- y Tesla es que consiste en un ‘verificador de cambio de carril’. Es decir: si das la orden de cambiar de carril al asistente, y este comienza a ejecutarla, puedes tener la tranquilidad de que la maniobra es segura, porque lo que nunca ha ocurrido es que uno de estos asistentes realice una maniobra peligrosa. Así que la -casi única- situación en la que resultan útiles es la siguiente: si, circulando por autopista con bastante cansancio encima, quieres verificar tu impresión de que realizar un cambio de carril es seguro. En esas circunstancias, es buena idea pedirle al sistema que lo ejecute por ti.

8.- Aparcamiento automático: sólo en casos ideales

Así entorpece: En la redacción de Autofácil nadie recuerda haber usado el aparcamiento automático… salvo por la curiosidad profesional de comprobar qué tal funciona. Y no funciona muy bien. Para ‘ver’ un hueco requiere que haya otros coches aparcados como referencia, y para que pueda aparcar dentro requiere que sea amplio y no haya obstáculos cerca. Y eso, aparcando el línea. La experiencia de aparcar en batería suele ser mucho más decepcionante.

Cómo paliarlo: Comprueba que, al menos, indica en la pantalla hacia dónde piensa mover el coche. Si tu vehículo es muy largo, tienes dificultades para mirar hacia atrás, o se te da muy mal aparcar… tal vez sea útil.

9.- Comandos vocales: puede que tengas que aprender un nuevo idioma

Así entorpece: Hasta hace poco, estos sistemas tenían una sintaxis rígida y limitada -entendían pocos comandos-… y una base de datos aún más limitada, así que tenías que hablar con claridad y en el orden apropiado. Los sistemas conectados como el MBUX de Mercedes han cambiado eso.

Cómo paliarlo: Una forma de diagnóstico es, antes de comprar el vehículo, probar a pedirle que te lleve a un gran centro comercial mencionando sólo su nombre. Si ya tienes el coche, estudia el manual para aprender la sintaxis que espera el sistema. A veces basta con ordenar bien las palabras.

10.- Visión nocturna: ayuda poco y puede ser peligrosa

Así entorpece: La visión nocturna es el ejemplo perfecto de sistema que fue mal implementado. Los primeros sistemas de este tipo funcionando proyectando una imagen de la carretera obtenida mediante una cámara infrarroja -Mercedes- o térmica -BMW, Cadillac, Lexus…-. La idea que el conductor empleara la imagen de la pantalla para localizar peatones y animales situados fuera del alcance de los faros o demasiado camuflados como para resultar evidentes a simple vista -por ejemplo, caminando sin prendas reflectantes o entre matorrales-.

Mercedes lanzó este sistema en 2005, y los fabricantes tardaron cuatro años en admitir que sufrir un accidente mientras mirabas la pantalla era mucho más probable que evitar un atropello gracias a detectar a un peatón en ella. Entonces, en 2009, comenzaron a implementar la función realmente útil de la visión nocturna, que reside en el software que analiza las imágenes por ti, detecta a los peatones, calcula hacia donde se están moviendo, los resalta en la imagen e incluso los alerta con ráfagas de luz larga.

Cómo paliarlo: Lo mejor es no utilizarla. En los modelos antiguos sólo sirve para enseñárselo a los amigos. Y en los nuevos aparece una advertencia en la instrumentación cada vez que se detecta un peatón cerca de nuestra trayectoria, de manera que no es necesario encenderla.

11.- Mover el coche desde la llave… o dispositivo equivalente

Así entorpece: En un futuro cercano será posible aparcar el coche desde el exterior, utilizando la llave o el teléfono móvil. Pero la situación actual dista mucho de esa escena de ciencia ficción. Actualmente, los pocos coches que saben hacer esto -modelos de BMW, Mercedes y Tesla- sólo son capaces de avanzar o retroceder en línea recta, a pequeños trompicones, y solamente durante unos pocos metros -10 m o menos-. Además, iniciar la maniobra requiere invertir cierto tiempo y estar bastante cerca del coche… y nunca tienes la seguridad de que vaya a funcionar.

Cómo paliarlo: Si tu plaza de garaje es muy estrecha y aparcas de frente, puede que este sistema te salve la vida… pero olvídate de usarlo en ‘ocasiones que surjan’, porque no va a funcionar bien.

12.- Frenado automático de emergencia: ¡merece la pena llevarse algún susto!

Así entorpece: Este sistema nos advierte, con luces y sonido, cuando nos aproximamos muy deprisa a un obstáculo, y es capaz de realizar una frenada de emergencia si no hacemos intención de detenernos. El problema es que todos tienden a dar falsas alarmas -e incluso realizar algún amago de frenada sin motivo, especialmente en Suzuki-.

Cómo paliarlo: De ninguna forma: la relación molestia/beneficio de este sistema es enorme. En entornos complejos -por ejemplo, practicando conducción off road-, es recomendable desconectarlo.

13.- Control gestual: te permite hacer muy pocas cosas

Así entorpece: El control por gestos es el futuro… pero, de momento, no es muy útil. BMW lo ofrece en muchos modelos por menos de 300 euros, aunque sólo es capaz de realizar cinco o seis funciones, el reconocimiento del gesto más complejo -pellizcar y desplazar- es mejorable, el pasajero tiende a subir o bajar el volumen de la radio por accidente mientras mueve las manos para explicarte cualquier cosa, y hay que aprenderse para qué sirve cada gesto.

Cómo paliarlo: El reconocimiento accidental de gestos del pasajero requiere algo de paciencia. En cuanto al gesto de pellizcar y arrastrar, es probable que descartes utilizarlo. A cambio, subir la música moviendo un dedo es muy confortable.

En conclusión

De todos los asistentes que puede montar un coche, aproximadamente el 70% necesitarían refinarse para resultar perfectos. Y del 30% restante, resulta fácil encontrar ejemplos de fabricantes en los que el mismo sistema, con el mismo nombre, ofrece un funcionamiento bastante peor que en otros.

Por eso, la primera lección es no confiar ciegamente en la denominación comercial de un sistema, porque todos tienen limitaciones. La segunda es que, antes de comprar un coche, conviene probar a fondo estos asistentes… sobre todo aquellos que vayamos a utilizar de forma intensiva, como si se tratasen de una herramienta de trabajo. Finalmente, si ya disponemos de ellos, tendrás que encontrar el entorno en el que funcionan bien… y resignarte a usarlos sólo en esa clase de situaciones.

10 Trucos y Consejos para aprobar el examen de conducir

Durante el examen práctico de conducir, sea en la ciudad que sea, suelen cometerse una serie de fallos habituales que hacen que los alumnos suspendan el examen. A continuación vamos a ver cuáles son estos fallos habituales.

Cuando te encuentres con obstáculos en tu carril mira que no venga nadie de cara. Luego empieza a adelantarlos con una distancia de unos 20 metros ¡ Y no te olvides de señalizar la maniobra!

2.- Cambio de carril

Cuando te cambies de carril es súper importante que sigas a maniobra de seguridad RSM 1º mira el retrovisor 2º pon el intermitente y 3º desplázate lateralmente. ¡No olvides hacer un ligero movimiento de cabeza cuando mires el retrovisor!

3.-Estacionamiento

Para realizar un buen estacionamiento es esencial que tengas un buen comienzo. Lo primero es colocarte a una distancia de medio metro del coche que tomas como referencia y lo segundo que te quede el final del coche estacionado por la mitad de la ventanilla trasera izquierda.

Luego sigue los 4 pasos que tenemos en el video y te quedará un estacionamiento perfecto!

4.-Arrancar en pendiente ascendente

Para que no se cale el coche en las subidas, lo primero que tienes que hacer es subir el embrague hasta el punto que vibra la palanca de cambios y el volante. Luego suelta el freno y aguantando el embrague empieza a acelerar. Mira el vídeo, memoriza bien los pasos y no se te resistirá ninguna subida!

5.-Stops

Cuando llegues a un Stop y no tengas visibilidad aproxímate con el torso del cuerpo y la cabeza inclinados hacia delante. Luego detente completamente en cuanto tengas visibilidad.

El examinador valorará muy positivamente esta acción.

6.-Ceda el paso.

Cuando llegues a un Ceda el Paso y éste sea sin visibilidad hazlo siempre llegando con la 1ª marcha puesta. Luego si viene algún vehículo párate y si no viene entonces continúa sin detenerte. ¡Tienes que tener muy clara la diferencia entre un Ceda y un Stop!

7.- Zonas Acondicionadas

Cuidado no te líes con las zonas acondicionadas, si el examinador te manda girar a la izquierda o hacer un cambio de sentido, lo primero que tienes que hacer es girar a la derecha para entrar en la zona acondicionada. ¡ Es vital tener este concepto bien claro!

8.- La Norma General

Cuando llegues a una intersección y no esté señalizada la preferencia de paso, lo primero que tienes que hacer es mirar dónde está el giro o la entrada prohibida. Si los coches vienen de la derecha y ellos no tienen ceda ni stop, entonces tendrás que cederles el paso.

9.- Aprender las maniobras de examen desde casa

Mira todos los vídeos de cómo hacer las maniobras del examen de conducir una y otra vez hasta que los aprendas al detalle. Ahorra explicaciones en el coche de tu autoescuela y ves a las prácticas sabiendo cómo hacer las maniobras. Tenemos para ti vídeos con todos los fallos habituales que hacen que suspendas el examen práctico. ¡Míratelos y que nada te pille por sorpresa!

10.- Conocer las zonas de examen

De la misma manera que has estudiado el libro de teórica para aprobar tu examen teórico, ¿por qué no vas a estudiar ahora para aprobar tu examen práctico? Tenemos a tu disposición simulacros de examen de conducir, te enseñamos como tienes que hacerlo par aprobar el examen de conducir sin cometer fallos.

Ten acceso a clases virtuales con un profesor disponible las 24 horas los 365 días del año.

Somos tu guía para aprobar el examen de conducir.

En PracticaVial te proporcionamos todos los consejos necesarios para que puedas AHORRAR TIEMPO Y DINERO en tu carné de conducir.

Acceso a los Errores Habituales que Suelen cometerse en el examen de conducir

Acceso a a los Criterios de Calificación de los Examinadores

PacticaVial – Guía Online para el Examen de Conducir

Ganarás confianza y seguridad para el día de la prueba.

Regístrate Aquí

¿Quieres tener acceso a todos los vídeos?

Para tener acceso a TODO el contenido de PracticaVial.com Regístrate Premium y aprovéchate de todas las ventajas que te ofrecemos.
Regístrate Aquí
Para saber cómo ahorrar prácticas y aprobar a la primera haz click AQUÍ:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *