Apiretal y dalsy

“Tenga en cuenta que las vacunas pueden darle un poco de fiebre, dentro de un rato déle un poco de paracetamol para evitar que le suba”.

Esta frase ha sido pronunciada cientos de veces por pediatras y enfermeros/as, siempre con la mejor intención del mundo (también yo lo he dicho en alguna ocasión como tratamiento del dolor), con la intención de evitar las molestias que las vacunas pueden llegar a ocasionar en los bebés y niños.

Ahora se demuestra, sin embargo, que la administración de paracetamol como tratamiento preventivo reduce la respuesta inmune de las vacunas.
A esta conclusión han llegado científicos de la Universidad de la Defensa en Hradec Kralove (República Checa) en un estudio publicado en la prestigiosa revista The Lancet.

Tras la administración de las vacunas es habitual que los niños padezcan fiebre y a menudo se ha recomendado dar paracetamol (Gelocatil, Apiretal,…) para evitar que la fiebre suba demasiado o para disminuir las molestias derivadas del aumento de temperatura.

En el estudio comentado se evaluaron a niños vacunados por primera vez y a niños vacunados con refuerzos posteriores divididos en un grupo que recibió paracetamol cada 6-8 horas durante las 24 horas siguientes a la vacunación y un grupo que no tomó esta medicación.

El porcentaje de niños con temperaturas por encima de los 38 grados fue inferior en aquellos que tomaron paracetamol, tanto en las vacunaciones iniciales como en las de refuerzo.

Sin embargo, al evaluar la respuesta del sistema inmune a la vacuna (que recibe el nombre de concentración media geométrica de anticuerpos), observaron que los niños que tomaron paracetamol tenían una respuesta significativamente menor que los niños que no lo tomaron. Dicho de otro modo, los que fueron medicados para no tener fiebre crearon menos anticuerpos que los que no tomaron nada.

La explicación es que parece ser que el paracetamol interfiere en el proceso de reacción del cuerpo ante las vacunas, evitando la correcta interacción entre las diversas células del sistema inmunitario que inician la reacción habitual ante una vacuna.

Tras este descubrimiento la recomendación es que el paracetamol no sea utilizado como método preventivo, sino como tratamiento en el momento en que la fiebre se ha instaurado y produce molestias en el niño, cuando la interferencia del medicamento es menor.

Dicho de otro modo, el momento en que deberíamos dar paracetamol es cuando el niño tiene fiebre (>37,5 ºC) y ésta afecta a su estado general.

La fiebre es la respuesta del cuerpo para combatir la infección y activar las defensas del organismo y esto quiere decir que, en cierto modo, debemos permitir que un niño tenga fiebre (sea la fiebre provocada por una vacuna o por una infección), siempre y cuando no suba demasiado rápido o esté afectando al estado del niño.

Vía | Europa Press
En Bebés y más | Se confirma la relación entre el paracetamol durante el embarazo y los trastornos pulmonares infantiles, El bebé tiene fiebre: qué hacer, Síntomas que se deben tener en cuenta ante la fiebre

La fiebre en niños y sobre todo cuando éstos son pequeños, es motivo de preocupación en los padres ya que el aumento de temperatura corporal en un niño es un signo de alerta que causa gran preocupación en los padres.

Ante esta situación recurrimos a medicamentos infantiles como Dalsy o Apiretal pero ¿Sabemos realmente cómo utilizar cada uno de ellos?

Contenidos

¿Qué es la fiebre?

La fiebre por sí misma en la mayoría de ocasiones no es perjudicial ya que se trata de un síntoma que indica que los mecanismos de defensa del organismo están actuando contra agentes invasores.

Nuestro cuerpo ajusta su temperatura para poder crear un entorno ideal para los procesos vitales como las reacciones enzimáticas del metabolismo.

Por ete motivo, la temperatura corporal varía alrededor de 1º durante el día y debemos considerarla como un rango ya que por ejemplo, por la tarde suele ser más alta que por la mañana.

En la medición debemos tener en cuenta una serie de factores que influyen como la temperatura ambiente, la edad, el estrés, el sueño, las hormonas, la actividad física y la zona dónde se mida.

Los rangos de la temperatura corporal se categorizan:

  • Temperatura normal: oscila desde 36.3º a 37.5º
  • Temperatura alta: va desde 37.6º a 38.4º
  • Fiebre: desde 38.5º a 38.9º
  • Fiebre alta: cuando la temperatura corporal está por encima de 39º

Medicamentos antitérmicos para tratar la fiebre en niños: Dalsy y Apiretal

Los medicamentos más comunes para tratar la fiebre en niños son el ibuprofeno y el paracetamol. Ambos son medicamentos antitérmicos que actúan en el centro regulador de la temperatura pero son medicamentos distintos cuyo mecanismo de acción también es diferente.

Los antitérmicos no intervienen en el proceso de la enfermedad. Se trata de medicamentos que actúan sobre un síntoma que es la fiebre, mejorando el malestar que ocasiona.

En el caso de la fiebre en niños, los medicamentos cuyos principios activos son ibuprofeno o paracetamol, y los más utilizados son Dalsy y Apiretal. Tanto uno como el otro tienen un efecto similar y son igual de eficaces pero ¿En qué se diferencian?

Apiretal 100mg/ml paracetamol

Apiretal es un analgésico y antipiréptico infantil cuyo principio activo es el paracetamol. Está indicado en el tratamiento de la fiebre en niños y para el alivio del dolor leve o moderado.

Su sabor y aroma a frambuesa hace que sea muy bien tolerado por los niños. La administración de este medicamento no está aconsejada para niños menores de 3 años a no ser, de que sea un médico quien lo prescriba.

Apiretal lo encontramos en gotas o en jarabe y en su administración es necesario e imortante respetar la posología establecida en función del peso del niño.

Aunque este medicamento tiene muy pocos efectos irritantes en el estómago hay que tener en cuenta de que en dosis excesivas es tóxico para el hígado. Este es el principal motivo por el que está desaconsejado en caso de tener cualquier alteración hepática.

La dosificación adecuada de Apiretal es de 60mg/kg/día, repartida entre 4-6 tomas diarias, lo que correspondería a 15mg/kg/día cada 6 horas o 10mg/kg día cada 4 horas, según estipule el médico.

Dalsy 20mg/ml y Dalsy 40mg/ml ibuprofeno

Dalsy es otro medicamento muy utilizado para tratar la fiebre en niños. Pertenece al grupo de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), cuyo principio activo es el ibuprofeno.

Su acción es analgésica, antitérmica y antiinflamatoria, por lo que es la mejor alternativa cuando necesitamos que además de bajar la fiebre, reduzca los dolores localizados que cursan inflamación en la zona.

En el caso de Dalsy, la dosis a administrar para la fiebre en niños, depende tanto del peso, como de la edad del niño. Generalmente, en niños de 3 meses a 12 años, la dosis diaria recomendada es de entre 20-30 mg/kg, repartida en tres o cuatro tomas al día después de las comidas para no dañar el estómago, pero nunca en periodos inferiores a 4 horas.

Está desaconsejado sobrepasar la dosis máxima recomendada que es de 40mg/kg y no se recomienda la administración de este medicamento en niños menores de 3 meses.

El hecho de no aconsejar dosis mayores, se debe a que el ibuprofeno tiene la característica de ser un techo analgésico. Es decir, cuando alcanza su máxima acción, aunque administremos más dosis no vamos a conseguir más efecto, pero sí que aumentamos el riesgo de sufrir sus efectos secundarios.

Dosis Dalsy para 40 mg y para 20 mg, en niños según peso

¿Qué medicamento es mejor para la fiebre en niños: Dalsy o Apiretal?

Hemos visto que ambos son medicamentos antitérmicos, indicados para bajar la fiebre en niños, por lo que su uso es sintomático, ya que tratan un síntoma que es la fiebre y en consecuencia, el malestar general que ésta produce.

Tanto uno como el otro son también analgésicos pero en el caso de Dalsy (Ibuprofeno), tiene un efecto antiinflamatorio que el paracetamol no tiene.

Elegir entre uno u otro depende de varios factores. Por ello, es importante que sea el pediatra quien determine cual es el más indicado, así como el modo de administración.

Normalmente en el caso de dolor no inflamatorio y fiebre, es preferible Apiretal ya que no es tan agresivo para el estómago.

Cuando los síntomas son fiebre y dolor acomopañado de algún proceso inflamatorio, se recomienda Dalsy por su alto poder antiinflamatorio. Los antitérmicos consiguen que los niños se sientan mejor, pero normalmente no consiguen hacer desaparecer la fiebre alta en los inicios de la enfermedad. Ni Dalsy, ni Apiretal producen tolerancia, por lo que no pierden efectividad, ni generan dependencia.

Dalsy y Apiretal ¿Se pueden combinar?

No se recomienda combinar ambos medicamentos para bajar la fiebre en niños. De hecho, no existe evidencia científica al respecto por lo que no existen pruebas sobre su eficacia, ni datos de seguridad que respalden el uso de ambos medicamentos combinados.

Por otro lado, combinar los dos aumenta el riesgo de administrar mal las dosis y suministrar más cantidad de la recomendada, cosa que ocurre con frecuencia y que puede resultar grave para los niños ya que estaríamos aumentando el riesgo de producir daños hepáticos o renales.

Generalmente la dosis a administrar de Dalsy es el doble que la de Apiretal. Por ejemplo, en un niño de 15kg la dosis de Apiretal sería de 2.3ml, y la de Dalsy de 5ml, con lo que es muy fácil cometer un error y acabar administrando dosis más altas de las recomendadas.

¿Cuándo es necesario acudir al pediatra en caso de fiebre?

Por lo general, cuando un niño tiene fiebre se recomienda acudir al pediatra cuando:

  • El niño es menor de 3 meses
  • Cuando la fiebre supera los 40º
  • Si presenta manchas o ronchas en la piel
  • Cuando sufre rigidez de cuello, vómitos, diarreas o convulsiones
  • Si orina con poca frecuencia
  • Si respira con dificultad
  • Cuando la fiebre no desaparece en un periodo de 2-3 días

Autor Silvia

Silvia ha escrito 204 artículos en este blog.

  • View all posts by Silvia →
  • Blog

Me gusta esto:

Me gusta Cargando… Resumen Post Título Fiebre en niños: ¿Dalsy o Apiretal? Resumen La fiebre en niños y sobre todo cuando éstos son pequeños, es motivo de preocupación en los padres ya que el aumento de temperatura corporal en un niño es un signo de alerta que causa gran preocupación en los padres. Autor Silvia Publicado por Farmacia Torrent

Qué es el Dalsy y qué efectos secundarios puede tener

FACUA-Consumidores en Acción denunció en septiembre de 2016 que el prospecto del medicamento infantil Dalsy omitía algunos posibles efectos secundariosrelacionados con la capacidad psicomotriz que no vienen mencionados en el prospecto del medicamento. Este lunes, las farmacias españolas han interrumpido la venta de varios lotes tras detectarse un error en el prospecto.

El Dalsy es uno de los medicamentos infantiles más conocidos. Su principio activo es el ibuprofeno y pertenece al grupo de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

El ibuprofeno, según la Asociación Española de Pediatría, es un antiinflamatorio utilizado frecuentemente como antipirético, analgésico y antiinflamatorio.

Juan Bravo, miembro del Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría, comentó en 2016 a 20minutosque «el ibuprofeno, principal componente o principio activo de Dalsy, es un medicamento eficaz y seguro, de uso común en pediatría».

Bravo responde que Dalsy no es el único medicamento que contiene ibuprofeno como principio activo, pero es uno de los más populares entre pediatras y padres.

De hecho, en la Asociación actualizan el Pediamecum, una base de datos dirigida a profesionales en el que se puede buscar los principios activos y las marcas de medicamento que lo contienen. Para el ibuprofeno,esta web ha listado más de un centenar de presentaciones en el mercado español.

En su experiencia diaria, Bravo ha señalado que es sumamente raro que se presente alguno de los efectos secundarios que se mencionan en el prospecto.

Sobre la denuncia de FACUA-Consumidores en Acción ha estimado que es muy positivo que se llame la atención sobre algún posible efecto secundario que no esté incluido en el prospecto. «Pero eso no debe causar ninguna alarma para dejar de usarlo», señaló.

Uso recomendado

Según el prospecto del Dalsy, su uso está recomendado para niños de entre 3 meses a 12 años de edad, y la dosis varía según la edad y el peso del paciente. Por ejemplo, para un bebé de entre 3 y 6 meses y de hasta 5 kilos de peso, la dosis recomendada en el prospecto es de entre 1,8 a 2,4 mililitros, con un máximo diario de hasta 7,2 mililitros.

En el otro extremo de la tabla (incluida en el prospecto del medicamento) un niño de entre 10 y 12 años y de entre 30 y 40 kilos de peso, le corresponde una dosis de entre 12 a 20 mililitros, con un máximo diario de hasta 60 mililitros, dependiendo del caso. El prospecto señala que el máximo diario debe ser repartido en 3 y 4 dosis al día, y que estas dosis son orientativas, dependiendo finalmente de la posología que recete el pediatra.

Entre las sustancias que el prospecto menciona que contiene el Dalsy están la sacarosa, sorbitol (E-420), parahidroxibenzoato de metilo (E-218), parahidroxibenzoato de propilo (E-216), colorante amarillo anaranjado S (E-110) y sodio, haciendo las pertinentes advertencias sobre cada sustancia.

Es precisamente el colorante amarillo anaranjado el que ha motivado la denuncia de FACUA, del que afirma que puede producir efectos en la capacidad psicomotriz que no se mencionan.

Los posibles efectos secundarios que puede llegar a causar el Dalsy vienen divididos en varias secciones, desde los frecuentes (que pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes, como náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, etc) hasta efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas) o de frecuencia poco conocida. El prospecto completo puede consultarse en la web de la Agencia Española de Medicamentos.

Consentimiento de Cookies y actualización de la politica de privacidad

Política de Cookies

Al navegar y continuar en nuestro Sitio Web estará consintiendo el uso de las Cookies en las condiciones contenidas en la presente Política de Cookies

A continuación encontrarás información detallada sobre qué Cookies se encuentran al visitar esta Página Web y cómo desactivarlas.

  • Cookies
  • Cookies utilizadas
  • Cookies de terceros
  • Administración y miembros

Qué son las Cookies

Una cookie es un pequeño archivo que se descarga en el ordenador/smartphone/Tablet del usuario para acceder a la página Web que sirve para almacenar y recuperar información sobre la navegación.

El uso de cookies permite optimizar tu navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a tus intereses, con el fin de proporcionar una mejor experiencia siempre que nos visites.

Las Cookies se asocian únicamente a un usuario anónimo y su ordenador / Dispositivo / y no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. En todo momento podrás acceder a la configuración.

Cómo controlar y eliminar las Cookies

Esta Página Web no utiliza Cookies con el fin de recabar datos personales. Sin embargo, si desea restringir o bloquear las cookies que se establecen en esta Página Web puede hacerlo a través de la configuración del navegador. La opción de ayuda le dirá cómo.

Alternativamente, es posible que desee visitar www.aboutcookies.org que contiene información completa sobre cómo hacerlo dede una amplia variedad de navegadores. También encontrará detalles sobre cómo eliminar las cookies de su ordenador, así como información más general acerca de las cookies. Para obtener información sobre cómo hacer esto en el navegador de su teléfono móvil tendrá que consulte el manual del teléfono.

Tenga en cuenta que las cookies que restringen pueden tener un impacto en la funcionalidad de este sitio web. Este sitio web utiliza los servicios proporcionados por otras empresas (por ejemplo, Google, Facebook), que también establecen cookies en este sitio web en nuestro nombre con el fin de entregar los servicios que se les prestan.

Si desea obtener más información acerca de las cookies utilizadas por estos proveedores, así como información sobre cómo darse de baja, por favor siga leyendo.

Qué tipo de Cookies se utilizan en este Sitio Web

Se establece una lista de las Cookies utilizadas en esta Página Web estableciendo la funcionalidad de cada una:

Técnicas: Estas Cookies se utilizan para mejorar la experiencia de la navegación y optimizar el funcionamiento en la Página Web. Almacenan configuraciones de servicios para que no tengas que reconfigurarlos cada vez que visitas la Página Web.

Analíticas: Estas cookies permiten el seguimiento y análisis de su comportamiento en la Página Web. Recopilan información de tu experiencia de navegación en la Página Web de forma totalmente anónima. Podemos contabilizar el número de visitantes de la página o los contenidos más vistos.

Areas de administración y miembros

Este sitio web contiene áreas que no son accesibles si no es mediante un nombre de usuario y / o contraseña. Estas zonas restringidas se utilizan para una variedad de actividades que incluyen la administración de la página web, la prestación de miembros de contenido, y la gestión de los perfiles de los usuarios.

El acceso a estas zonas es controlada por una cookie de sesión que se borra automáticamente al final de su sesión de navegación, sin embargo si usted elige a marcar una casilla de verificación ‘Recuérdame’, para iniciar sesión automáticamente en la cuenta de esto se gestiona con una cookie estándar que se ajustará y se mantendrá durante un largo período de tiempo.

Dentro de estas áreas restringidas otras cookies se pueden establecer de forma automática. Estas cookies se asocian con scripts y aplicaciones que se utilizan como parte del sistema de administración (por ejemplo, por los editores de contenido WYSIWY

Cuando enferma uno de los pequeños de la casa y tiene fiebre el medicamento que solemos utilizar para bajársela es el Dalsy ya que su principio activo es el Ibuprofeno pero ¿sabéis la dosis exacta que debemos darle y cómo y cuándo administrársela? En este artículo de MirnaTherapeutics vamos a responder a todas estas preguntas, ¡acompáñanos!

Qué es el Dalsy

Seguro que muchas veces habéis pensado si es el mejor medicamento para vuestros hijos y si hacéis bien en dárselo, de ahí que os preguntéis ¿qué es el Dalsy, cuál es su composición?

El Dalsy es un jarabe para niños que se compone principalmente de Ibuprofeno, el mismo que tomamos los adultos cuando nos encontramos mal. Se diferencia en la dosis, es decir, es mucho menor que la de un adulto, además no es una pastilla sino que es liquida para que los niños la puedan ingerir con mayor facilidad también porque es más fácil de adaptar la dosis según el peso de cada niño.

Este jarabe lo pueden tomar bebés de tres meses hasta un niño de 12 años. ¿Para qué se receta?

  • Para bajar la fiebre
  • Para quitar o calmar el dolor leve o moderado
  • Reducir la inflamación

Cómo se calcula la dosis del Dalsy

El Dalsy es un medicamento seguro que se utiliza hace muchos años, pero hay que tomarlo con precaución, por ello los médico recomiendan tomar dosis pequeñas. Es decir, que el medicamento cumpla su función eliminar el dolor y la fiebre y en ese momento dejar de tomarlo.

Calcular la dosis de Dalsy es muy sencillo y si no tienes el prospecto a mano o a la vista vamos a daros la fórmula básica para calcularlo.

  1. Divide el peso del niño entre 3: kg/3
  2. El resultado son los mililitros que puedes darle al pequeño cada 8 horas
  3. Ejemplo: Mi hijo pesa 15 kilos pues 15/3=5 Es decir, tengo que dar al niño 5 ml cada 8 horas.

Dalsy: Efectos secundarios

Como la mayoría de medicamentos, Dalsy, también tiene efectos secundarios, según la dosis los efectos variarán. Los efectos más comunes son:

  1. Naúseas
  2. Vómitos
  3. Diarrea
  4. Estreñimiento
  5. Ardor de estómago
  6. Mareos
  7. Dolor de cabeza

Si vuestro hijo sufre alguno de estos efectos secundarios o algún otro malestar que no aparezca en el prospecto, interrumpe el tratamiento de Dalsy y acude al médico.

Dalsy: 5 pasos para tomarlo

En estos 5 pasos descubriréis cómo hay que darles a nuestros hijos Dalsy:

  1. Agita el bote para que no se concentre el ibuprofeno y le daremos la dosis correcta.
  2. Mete la jeringuilla en el bote, da la vuelta al bote y coge la dosis necesaria.
  3. Puedes dárselo al niño directamente desde la jeringuilla o en una cucharita.
  4. Debes administrárselo después de comer.
  5. Debéis lavar bien la jeringuilla para poder volver a utilizarla.

Es muy importante saber que el medicamento hay que darlo cada 8 horas nunca cada 4, tampoco lo alternéis con Apiretal a menos que el pediatra lo recete. Si después de tres días el niño no mejora o incluso empeora tendréis que acudir al médico.

Vídeo de cómo tomar Dalsy

También te puede interesar:

  • Consejos para la medicación del bebé
  • Propiedades del Oscillococcinum

Prospecto y dosis del Dalsy 5.00 / 5

El Blog de Pills

Puedo observar en la farmacia que los padres siguen utilizando Dalsy y Apiretal alternado para controlar la fiebre de sus hijos. Como una es preguntona, puedo afirmar que en la gran mayoría de los casos no viene pautado por el pediatra sino por el consejo bienintencionado de algún familiar o amigo. En el caso de Bibi, ha sido una mama de la guardería la que le ha ilustrado sobre dicha práctica. Suerte que Bibi es prudente y tiene a bien preguntar todo aquello relacionado con sus hijos.

– Pills, una mama en la guardería me ha aconsejado que alterne Dalsy y Apiretal cada cuatro horas para bajarle la fiebre al niño. ¿Es correcto?.
– Así rápidamente te contestaré con otra pregunta: cuando tu tienes fiebre, ¿tomas ibuprofeno y paracetamol, alternándolo?.
– La verdad es que no, Pills, tomo uno u otro.
– Para ser sincera, Bibi, he de reconocer que fue una práctica común hace ya bastantes años. Ahora, salvo excepciones, no es recomendada.

Dalsy y Apiretal: ¿Son lo Mismo?

Aunque ambos pueden ser utilizados para bajar la fiebre no son lo mismo.

El Dalsy es ibuprofeno y sirve pata tratar el dolor (analgésico), la fiebre (antipirético) y la inflamación (antiinflamatorio). El Apiretal trata el dolor y la fiebre pero no tiene propiedades antiinflamatorias.

¿Es Peligroso Alternar Dalsy y Apiretal?

Peligroso lo que se dice peligroso, no es, pero dar a un niño Dalsy, a las 4 horas Apiretal, tras otras 4 de nuevo Dalsy y así sucesivamente, no es en absoluto recomendable.

En medicina, y más cuando se trata de niños, se debe seguir la máxima de “menos es más”. Ello quiere decir que deberíamos utilizar los menos medicamentos posibles y a las dosis más bajas. Al combinar medicamentos, como en el caso del Dalsy y Apiretal, nos exponemos a los efectos adversos de ambos, ya que lo que hacemos es alternar las tomas sin bajar su frecuencia o cantidad de cada medicamento.

Por otra parte, no hay ninguna evidencia científica que avale el uso de esta combinación frente al uso aislado de uno de ellos para aliviar la fiebre y el disconfort asociado a la misma. Por lo que no tiene justificación usarlos de forma combinada.

¿Qué Razones pueden haber para Alternar Dalsy y Apiretal?

La razón yo creo que está más o menos clara: a los padres nos da terror que nuestros hijos tengan fiebre. Tememos a la fiebre alta y por ello hacemos y damos todo lo que está en nuestras manos para mantenerla en niveles seguros.

Lo que quizás deberíamos preguntarnos es …

¿Se debe tratar de eliminar la Fiebre?

Lo primero que debemos de saber es que la fiebre no es una enfermedad en sí, es un mecanismo de defensa que tiene nuestro organismo para luchar contra las infecciones.

Ante un ataque a nuestro sistema inmunológico, bien por una inflamación o por una infección por virus o bacterias, este responde rápidamente aumentando la temperatura corporal. Con ello consigue dos cosas:

  • Por una parte, crea un ambiente poco adecuado para el desarrollo de los microorganismos, ya que estos tienen dificultades para reproducirse cuanta más alta sea la temperatura.
  • En segundo lugar, y tal como se explica en esta publicación de “nature inmunology”, la fiebre favorece el desarrollo de los glóbulos blancos, encargados de la defensa de nuestro organismo frente a infecciones.

Por ello, es fácil entender que la fiebre ayuda a que nuestro organismo luche con más eficacia contra el proceso que está sufriendo y que debe tratarse tan solo, tal y como señala la Asociación Española de Pediatría, cuando se acompaña de dolor o malestar.

En el caso de tratarla se hará bien con paracetamol (Apiretal) o ibuprofeno (Dalsy, Junifen…).

Y recuerda: el valor de la temperatura corporal tiene distinto valor según el lugar donde la tomemos.

Algunas Puntualizaciones sobre Dalsy y Apiretal

El Dalsy (o cualquier otro ibuprofeno en jarabe) es una suspensión. Por ello, se debe agitar el envase de Dalsy antes de cada toma para asegurarnos una dosificación correcta. Puede provocar molestias digestivas, por lo que se recomienda tomar el Dalsy con las comidas o con leche.

La fecha de caducidad del Dalsy una vez abierto es de 12 meses y del Apiretal 6. Ambos deben llevarse al punto Sigre de tu farmacia cuando caduquen.

Mucha Precaución con las Pautas de Dosificación. Ambos jarabes pueden pautarse cada 6 u 8 horas y las cantidades que se darían en cada caso serían distintas, ya que lo normal es calcular cantidad diaria a tomar dividido por el número de tomas. Es decir si se pauta cada 6h se dará menos cantidad por toma que si se pauta cada 8h. Por ello se deben tener claras las cantidades y horarios y cumplirse exactamente.

Otra precaución a tener en cuenta es que ambos jarabes suelen estar presentes en las casas donde hay niños y las cantidades a dar de cada uno de ellos es distinta, como también la cantidad a dar de los dos tipos de Dalsy, naranja y rosa (que es la mitad del primero). Por todo ello, mucha precaución.

Compartir

Por qué no debes combinar Dalsy y Apiretal

Has leído bien, el Dalsy y el Apiretal no deberían alternarse cada 4 o 6 horas para tratar la fiebre en niños a no ser que así lo especifique tu pediatra.

Aunque la combinación Apiretal Dalsy lleva usándose durante mucho tiempo, en general alternando la administración de los dos jarabes cada 4 horas, hasta el momento no se ha demostrado que éste sea un sistema más eficaz para bajar la fiebre en niños.

Lo que sí se ha demostrado en cambio, es que alternar Dalsy y Apiretal aumenta el riesgo de cometer errores de dosificación, es decir de tomar más o menos medicamento del necesario y en consecuencia aumenta el riesgo de sufrir efectos secundarios.

El riesgo está en la dosis

En realidad combinar paracetamol e ibuprofeno, no tiene que comportar ningún riesgo si se hace correctamente y siempre que sea necesario, es decir, siempre que lo haya prescrito el médico.

El problema de combinar Dalsy y Apiretal radica en la cantidad que hay que administrar de cada uno de los medicamentos, ya que en general el volumen que hay que administrar de Dalsy a un niño es el doble que el de Apiretal, pongamos un ejemplo.

Imagina que tienes un niño de 15 kilos, para él:

La dosis de Dalsy será de 5ml y la de Apiretal de 2,3ml

Confundir estas dos dosis y dar una por la otra al niño es un error que sucede con mucha más frecuencia de la que imaginas y que además, nos puede pasar a todos. No es nada fácil tener entre manos un bebé con fiebre, dos jeringas y un par de jarabes.

Por este motivo, se aconseja administrar un único antitérmico a los niños cuando tienen fiebre, para evitar este tipo de errores y más teniendo en cuenta que administrar los dos medicamentos combinados no es más eficaz.

Recuerda que los medicamentos aptos para niños no son inocuos y presentan también efectos secundarios, a dosis elevadas el Apiretal (paracetamol) puede provocar toxicidad hepática y un exceso de Dalsy (ibuprofeno) podría derivar en problemas gastrointestinales.

¿Y si me lo ha dicho el pediatra?

En este caso no te preocupes, si tu pediatra te ha indicado que alternes Dalsy y Apiretal cada 4 o 6 horas, puedes hacerlo sin problema. Solo deberás prestar especial atención a la dosificación.

Y si tengo que elegir solo uno… ¿qué es mejor Dalsy o Apiretal?

No hay un medicamento mejor que otro, Dalsy y Apiretal contienen diferentes fármacos.

El Dalsy contiene ibuprofeno y el Apiretal paracetamol.

Ambos tienen propiedades analgésicas y antitérmicas, es decir que ambos son capaces de aliviar el dolor y reducir la fiebre. Administrando uno u otro, la temperatura corporal disminuye entre 1 y 1,5 grados pasada más o menos una hora.

¿Entonces en qué se diferencian?

El Dalsy (ibuprofeno) es el único que tiene efecto antiinflamatorio y a la vez, cuenta también con más (posibles) efectos secundarios.

Nuestra recomendación

En cualquier caso te recomendamos que tengas mucha precaución con ambos y que no los administres a tu hijo a no ser que sea estrictamente necesario y tal y como te haya indicado tu pediatra.

Si tu hijo tiene fiebre, está a 38ºC, pero se encuentra bien y sigue jugando con normalidad, no hace falta que le mediques. Deja que poco a poco la enfermedad siga su curso, procura que el niño descanse e hidrátale con frecuencia para compensar la pérdida de líquidos.

Piensa que el objetivo de los antitérmicos no es eliminar la fiebre por completo, sino bajar un poco la temperatura corporal para que también se reduzcan las molestias que suelen acompañar al niño.

Dosis de Apiretal

Si administras Apiretal para bajar la temeperatura de tu bebé, debes saber que se lo puedes dar cada 4 horas si es necesario, en este caso es muy importante que ajustes la dosis.

La dosis de Apiretal cuando se administra cada 4 horas (10mg paracetamol por cada kilo de peso del niño) no es la misma que la cuando se administra cada 6-8 horas (15mg/kg).

En este post tienes toda la información que necesitas sobre la dosis y posología del Apiretal y cómo calcularla.

Dosis de Dalsy

El Dalsy (ibuprofeno) puede tomarse cada 6-8 horas, igualmente ajustando la dosis. Se recomienda en general que los niños tomen 20mg de ibuprofeno por cada kilo de peso, repartidos en 3 o 4 tomas.

Teniendo en cuenta que el Dalsy (el que tiene el envase con la franja naranja) contiene 20mg/ml, calcular la dosis es sencillo, si tu hijo pesa 15 kg, tendrás que darle 15 ml a lo largo del día, por ejemplo 5ml cada 8 horas o 3,7 cada 6 horas.

Puedes leer información sobre Dalsy en este post o ver el siguiente vídeo

Tampoco te puedes perderte nuestro post más leído si quieres saber cuánto duran Dalsy y Apiretal una vez abiertos.

Fiebre en niños, signos de alarma

Aunque en la inmensa mayoría de los casos la fiebre sea algo leve y pasajero, es importante observar la evolución del niño, si tu hijo está activo y no presenta demasiadas molestias no debe preocuparte en exceso.

En este post te contamos con detalle cómo debes actuar cuando un niño tiene fiebre, en general debes acudir al pediatra si tu hijo tiene fiebre:

  • y tiene menos de 3 meses
  • si la fiebre es muy alta y supera los 40º
  • presenta manchas o ronchas en su piel
  • sufre rigidez de cuello, convulsiones, vómitos o diarreas abundantes
  • si apenas orina
  • está excesivamente decaído o adormilado
  • respira con dificultad
  • si la fiebre no desaparece en 2 o 3 días

La fiebre es un mecanismo de defensa natural que el organismo utiliza para combatir las infecciones y exterminar los virus o bacterias. En la mayoría de los casos no representa un peligro para los niños ya que solo es un síntoma de una enfermedad que su cuerpo está incubando. Sin embargo, si la temperatura corporal supera los 40ºC podría causar convulsiones y alteraciones cerebrales de carácter temporal o permanente. Por eso, es normal que los padres se alarmen cuando sus hijos tienen fiebre, incluso si su temperatura no es muy elevada.

No obstante, a menos que la fiebre sea muy alta, en cuyo caso se debe llevar al niño al hospital, los padres pueden controlar las variaciones de temperatura en casa recurriendo a los antipiréticos. Los antipiréticos son un tipo de medicamento que, entre otras funciones, ayudan a regular el centro de la temperatura corporal, haciendo que la fiebre baje. Entre los más populares y efectivos se encuentra Dalsy y Apiretal.

Dalsy: Mucho más que un antipirético

Dalsy pertenece al grupo de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y su principio activo es el ibuprofeno. Este fármaco posee acción antipirética, analgésica y antiinflamatoria, por lo que suele recomendarse para aliviar dolores localizados que se presentan junto a una inflamación de la zona, como es el caso de la salida de los dientes en los bebés o cuando hay dolor de oídos.

Se trata de un fármaco con un buen perfil de seguridad. No obstante, entre sus efectos secundarios ocasionales se encuentran alteraciones como estreñimiento, sangrado intestinal y toxicidad hepática y renal, por lo que los pediatras recomiendan utilizarlo siempre bajo prescripción médica.

La dosis a administrar depende de la edad y el peso de cada niño, aunque para los pequeños entre tres meses y hasta 12 años la dosis diaria recomendada suele ser 20 mg por cada kilo de peso, repartidos en tres o cuatro tomas. En ningún caso se recomienda superar el techo analgésico, es decir, una dosis máxima diaria de 40 mg por cada kilo de peso, ya que aunque se aumente la dosis no se conseguirá una mayor acción, pero sí un incremento de sus efectos secundarios.

Apiretal: Un gran aliado contra el dolor y la fiebre

Apiretal pertenece al grupo de los medicamentos analgésicos y antipiréticos y su principio activo es el paracetamol. Su efecto analgésico y antipirético lo convierten en uno de los fármacos recomendados para aliviar el dolor leve o moderado y para tratar los estados febriles como consecuencia de un resfriado o una infección.

Se trata de un fármaco bastante seguro que tiene pocos efectos irritantes sobre el estómago, pero que en dosis excesivas puede resultar hepatotóxico, por lo que está contraindicado en los casos de hepatitis y otras alteraciones hepáticas. Por este motivo, no se recomienda administrar en los niños menores de 3 años sin prescripción médica.

La dosis a administrar puede variar en función del peso del niño, aunque la dosis diaria recomendada suele ser 60 mg por cada kilo de peso, repartido entre 4 a 6 tomas diarias que deben distanciarse mínimo 4 horas. Una vez que los síntomas comiencen a desaparecer se recomienda suspender la administración del medicamento.

Cuando el niño tiene fiebre: ¿Dalsy o Apiretal?

Tanto Dalsy como Apiretal se pueden utilizar para tratar la fiebre infantil ya que ambos medicamentos tienen efecto antipirético. Sin embargo, los expertos recomiendan usar Dalsy cuando la fiebre es provocada por una reacción inflamatoria y Apiretal cuando es resultado de un resfriado o aparece acompañada de otros síntomas como dolor o malestar general. Asimismo, sugieren tener en cuenta las intolerancias, alergias y contraindicaciones en cada caso, así como la experiencia previa con cada fármaco.

En cualquier caso, nunca deben combinarse ambos medicamentos. Los pediatras advierten que combinarlos puede favorecer el desarrollo de una intoxicación por error en la dosificación, así como la interacción con los principios activos de otros medicamentos.

La fiebre sigue siendo el principal motivo de consulta en Urgencias.

Ya he escrito varias entradas en este blog sobre la fiebre y no me cansaré de recordar (aunque lo repita en la consulta más de cien veces todos los días) que “tratamos al niño, no a la temperatura del niño”. Que “la fiebre es un mecanismo de defensa. No debemos temerla. Gracias a la fiebre se lo ponemos difícil a los virus. A la temperatura corporal normal, los virus campan a sus anchas en nuestro cuerpo, replicándose e invadiéndonos, pero si el cuerpo aumenta su temperatura fríe al virus”.

Acerca de la fiebre existen muchos falsos mitos. Uno de los principales es que los niños con fiebre alta pueden convulsionar (ya aclaré esto en este post). Esto hace que la fiebre sea un síntoma muy temido entre los padres y me repetís continuamente: “es que llevo toda la noche alternando ibuprofeno con paracetamol y no consigo bajarle la temperatura de 38ºC”.

Pues eso, esta es la cuestión de hoy: ¿Es recomendable alternar el uso de paracetamol e ibuprofeno para bajar la fiebre?

Esta es una costumbre hiperextendida entre los padres y, sí, también entre muchos compañeros pediatras.

Pues tengo que decir que esa práctica no tiene ninguna justificación. No existen estudios científicos que avalen esa práctica. Sin embargo, sí está demostrado que combinar varios medicamentos aumenta el riesgo de efectos secundarios por interacciones en el metabolismo y porque si combinamos varios medicamentos estamos más expuestos a confundirnos con la dosis. Me he encontrado muchas veces que erróneamente se le estaba dando al niño ibuprofeno con la dosis de paracetamol y viceversa.

Por tanto mi recomendación es:

  • Debemos tratar el disconfort del niño, no la temperatura. Es decir, aunque un niño tenga 39ºC de fiebre, si está corriendo, jugando y “dando la lata” no debemos dar ningún medicamento antitérmico. Si acaso, desabrigarlo un poco para que se encuentre más confortable.
  • De entrada, esmejor utilizar un solo antitérmico. Normalmente paracetamol cada 4-6 horas. Aunque si el niño es mayor de 6 meses y no tolera el paracetamol (lo siento, pero hay que decir que el apiretal está más malo que el dalsy) se puede utilizar ibuprofeno.
  • Sólo en casos puntuales, en los cuales el niño se encuentre muy afectado por la fiebre utilizaremos losantitérmicos de forma combinada.

Comparte esta información para acabar con uno de los falsos mitos del manejo de la fiebre.

Existen opiniones encontradas en referencia al uso del ibuprofeno (Dalsy®) y el paracetamol (Apiretal®), siguiendo el método de alternancia en niños. Lo ideal es que comencemos explicando las diferencias entre uno, y otro, y lo que significa este método.

El ibuprofeno es un medicamento del grupo de los denominados AINE (Antiinflamatorio No-Esteroideo), como su nombre indica, actúa inhibiendo las isoformas 1 y 2 de la enzima ciclooxigenasa (COX1 y COX2) lo que entre otras le confiere las actividades: analgésica y antipirética, pero también antiinflamatoria. Por el contrario, aunque muchas veces incluido dentro del grupo AINE, el paracetamol inhibe la isoforma 3 de esta enzima (COX3), por lo que no tiene una actividad antiinflamatoria, aunque sí analgésica y antipirética.

Ambos se suele pautar a las dosis que correspondan según peso del niño cada 8 horas. Entre las reacciones adversas medicamentosas (RAM) que pueden estar derivadas de su uso destaca la gastrolesividad en el caso del ibuprofeno y la hepatotoxicidad en el caso del paracetamol.

El método de alternancia implica que estos dos fármacos se pueden alternar cada 4 horas entre ellos y siempre respetando las 8h entre el mismo principio activo.

Con todo esto, hay que recordar también que la fiebre es un mecanismo de defensa el propio organismo ante patógenos externos entre otras. Por lo que es muy probable que, si un niño se pone enfermo por una enfermedad infecciosa sufra de fiebre alta, que además de ser muy molesta debe estar bajo control.

Es verdad que en lo que se refiere a niños, como población de riesgo, siempre se opta por el “menos es más” pero teniendo en cuenta lo explicado anteriormente, hay situaciones en las que, con la correcta información la alternancia de ambos principios activos puede ser una muy buena opción.

Han surgido algunos sitios web que no apoyan esta teoría, alegan que no existe evidencia científica que avale la técnica. Pero nosotros, hemos hecho una pequeña búsqueda y compartimos con vosotros los siguientes estudios (Alternating Acetaminophen and Ibuprofen versus Monotherapies in Improvements of Distress and Reducing Refractory Fever in Febrile Children: A Randomized Controlled Trial y Combined and alternating acetaminophen and ibuprofen therapy for febrile children) que exponen, a falta de más estudios, unos resultados prometedores para el tratamiento de la fiebre en niños minimizando los efectos de fiebre refractaria.

¿Creamos debate científico? ¡Dadnos vuestra opinión!

No, esa es la respuesta. Rotundamente No. Lo sentimos si esto te parece un spoiler de lo que vas a leer a continuación, pero por si solo tienes unos segundos para echar un vistazo a esta entrada queríamos dejártelo claro, pero si realmente quieres saber el porqué de esta respuesta lee hasta el final del post.

Cuando inauguramos este blog hace unos meses lo hicimos con una entrada que se titulaba “Mi hijo tiene fiebre, ¿y ahora qué?”. En esa entrada os dábamos consejo sobre qué cosas podías hacer cuando vuestros hijos tuvieran fiebre y qué debías vigilar para saber cuándo acudir a ver al pediatra. También escribimos un post de nuestras sección Mitos y Leyendas sobre las Convulsiones Febriles en las que exponíamos, entre otras cosas, que la fiebre no hace daño al cerebro.

Sin embargo, una de las preguntas que más nos hacen los p/madres en la consulta es si deben alternar Paracetamol con Ibuprofeno mientras sus hijos tiene fiebre. Para poder dar respuesta a esta pregunta nos debemos plantear antes una serie de cuestiones y dar algunas explicaciones. A ver si conseguimos convencerte.

La elevación de la temperatura corporal por encima de 38ºC es lo que los pediatras denominamos fiebre. Si la temperatura se mantiene entre 37-38ºC lo llamamos febrícula.

Esta elevación de la temperatura ocurre cuando los leucocitos (células de la sangre que nos defienden de las infecciones) actúan contra algún microorganismo (virus o bacterias). Estas células secretan a la sangre una serie de moléculas las cuáles dan la orden al cuerpo humano de elevar la temperatura.

Por tanto, la fiebre es una respuesta fisiológica que ocurre normalmente durante una infección. Un síntoma más como los mocos de un catarro o la diarrea de una gastroenteritis.

Y entonces, ¿para qué sirve la fiebre?

La elevación de la temperatura tiene un papel en la defensa de las infecciones ya que ayuda a destruir a los microbios que los provocan.

La fiebre además desencadena una serie de respuestas en el cuerpo de los niños como que el corazón lata más rápido, el niño respire a más velocidad o presenten dolor de cabeza y muscular. Todos estos cambios no tienen trascendencia en un niño sano pero provocan disconfort e incomodidad.

Por tanto, ¿cuál es el objetivo al tratar la fiebre?

Después de lo que has leído esperamos que haya quedado claro que la fiebre no provoca daño a los niños (ni en su cerebro ni de ninguna otra forma) y, parece evidente, que el tratamiento debe ir encaminado a mejorar el malestar que provoca.

Es decir, cuando administramos un antitérmico (medicina para la fiebre) lo hacemos con el objetivo de que nuestros hijos se encuentren mejor, si además desciende la temperatura pues fantástico, pero lo importante es observar como el niño se espabila, vuelve a comer y retoma el juego.

¿Cuándo debo dar un antitérmico a mi hijo?

La administración de un jarabe a un niño para tratar la fiebre debe hacerse de forma individualizada. Habrá niños que con 38ºC solo quieran estar en brazos de sus padres y otros que seguirán corriendo por el salón. En el primero la indicación para administrar la medicación es obligada mientras que en el segundo niño podríamos esperar.

A medida que la temperatura de la fiebre asciende es más probable que el estado general del niño empeore, lo que casi garantiza que haya que darle algo al niño para que se encuentre mejor.

Por tanto, lo que te debe importar para decidir si le administras un antitérmico a tu hijo es el estado general y no el grado de temperatura de la fiebre.

Y qué es mejor ¿Paracetamol o Ibuprofeno?

Pues ni uno ni otro, simplemente son diferentes aunque sirvan para lo mismo.

El Paracetamol es antitérmico y analgésico y puede repetirse cada 4-6 horas. El 80% de los niños a los que se les da un jarabe de paracemol reducen su temperatura en 1 o 2ºC. Sus efecto se suele empezar a notar a los 30-60 minutos con un máximo de acción a las 3-4 horas.

El Ibuprofeno, además de antitérmico y analgésico, es antiiflamatorio. Se puede repetir cada 6-8 horas, y al igual que el paracetamol, desciende la temperatura corporal 1-2ºC a los 60 minutos con un máximo de acción a las 3-4 horas.

La mayoría de las asociaciones de pediatría (la americana, la española…) recomiendan el empleo de paracetamol como primera opción para tratar la fiebre. Sin embargo, puede estar justificado utilizar el ibuprofeno en algunos casos como primera opción (sobre todo cuando se busca además un efecto antiinflamatorio).

Ambos fármacos tienen efectos secundarios aunque son raros. La mayoría de estos efectos no deseados están relacionados con un mal ajuste de la dosis al peso del niño o por un error al administrárselo. Por ello debes pedir a tu pediatra que te especifique qué dosis debes dar a tu hijo y con qué intervalo.

¿Y cómo sé si estás medicinas están siendo efectivas?

Como has podido entender, el objetivo de los antipiréticos es que los niños se encuentren mejor. Ten en cuenta que estas medicinas no las damos para que el niño se cure de la gastroenteritis o de la otitis, sino que se las damos para que mientras la enfermedad se cura (unas veces con antibiótico y otras no) lo pasen lo mejor posible. Por tanto, lo que debes hacer es vigilar su nivel de actividad (si vuelve a jugar, si te pide salir a dar un paseo), la cantidad de líquidos que toman y otros signos asociados a enfermedades más graves (manchas en la piel, letargia, dificultad respiratoria…).

Es frecuente que muchos padres nos enseñen un papel donde han ido apuntando la temperatura de sus hijos tras un antitérmico cada 15-20 minutos. Los pediatras a eso no le damos importancia, en serio, no lo miramos, porque sabemos que la respuesta de la fiebre a estas medicinas no nos da pistas sobre qué microorganismo las provoca o si la infección que tiene el niño es más o menos grave. Repetimos, el estado general es lo más importante.

Y por fin, ¿por qué no debo alternar Paracetamol con Ibuprofeno?

No existe ningún estudio que haya demostrado que dar primero paracetamol y 3-4 horas después ibuprofeno mejore el control de la fiebre en los niños. Teniendo esto en cuenta y basándonos en que lo importante es que el estado general del niño mejore, no tiene sentido estar dando a nuestros hijos primero paracetamol y después ibuprofeno. Lo suyo es elegir uno de los dos y cada 6 horas (siempre que la fiebre le vuelva a subir y el niño vuelva a estar incómodo) darle el mismo.

Algunos autores recomiendan que de forma puntual (es decir, no habitualmente) y en el caso de que 3-4 horas después de haber dado paracetamol o ibuprofeno y el niño siga con fiebre y siga estando incómodo, se puede administrar el otro con el objetivo de que el niño se encuentre mejor. Es lo que a nosotros nos gusta llamar “un rescate”, que nada tiene que ver con estar alternando antitérmicos. En el momento en el que la fiebre se controle, lo indicado sería seguir con solo paracetamol cada 6 horas o solo ibuprofeno cada 6 horas mientras dure la fiebre.

Para acabar, te dejamos unos de nuestros #Pediconsejos que resume muy bien qué es lo importante en la fiebre.

Esperamos que después de todo lo que habéis leído comprendáis mejor porqué se produce la fiebre y cuál es el objetivo al tratarla. Entender que la fiebre no es mala, que solo es incómoda y un síntoma más de una infección, nos dará la seguridad suficiente para saber que eso de alternar paracetamol-ibuprofeno no tiene ningún sentido. Te dejamos en este link la hoja de padres de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría con consejos sobre la fiebre y en este otro link el decálogo sobre la fiebre de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria.

Por último, si en alguna ocasión necesitas calcular la dosis de antitérmico de tu hijo porque ha cambiado de peso puedes entrar en este en el que encontrarás una calculadora. Esa herramienta ha sido desarrollada por pediatras y puedes confiar en su uso.

NOTA: la información que has leído en este post esta extraída de la última actualización del UpToDate del tema Fever in infants: Pathophysiology and management. Esta plataforma on-line actualiza sus contenidos de forma frecuente en base a las nuevas evidencias científicas.

Compártelo:

Me gusta Cargando…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *