Antiseptico para heridas

Dentro de un pequeño frasco de antiséptico, se esconde un gran poder con propiedades preventivas y curativas. Los antisépticos son sustancias químicas que eliminan o impiden el crecimiento de los microorganismos en los tejidos como la piel y las mucosas. Se usan fundamentalmente para disminuir el riesgo de infección en la piel intacta, mucosas y en heridas abiertas. Son imprescindibles en el cuidado de las heridas, un contratiempo habitual en el día a día.

Pero no podríamos hablar de antisépticos, sin mencionar la importancia de una higiene correcta. Si has sufrido alguna pequeña herida, seguramente hayas escuchado: ¡Límpiate bien la herida con agua y jabón! Las heridas producidas por caídas, por rozaduras, quemaduras, intervenciones quirúrgicas o por cualquier otro motivo, deben de estar limpias y libres de microorganismos para cicatrizar de forma adecuada.

La asepsia: un antes y un después

A lo largo de la historia, la asepsia fue un gran hallazgo histórico, es decir, se dio a conocer esa necesidad de que las heridas no se infectaran. Y es que, ¿os imagináis las consecuencias que provocaba antiguamente una pequeña herida? Por suerte, con el paso del tiempo, se han utilizado diferentes productos en el cuidado de las heridas con el fin de evitar complicaciones. Desde el fenol, al alcohol, al agua oxigenada (peróxido de oxígeno), a la povidona yodada, hasta llegar a la clorhexidina.

Sin embargo, a medida que se ha ido teniendo más conocimiento de los antisépticos de elección, muchos de estos productos se han ido descartando por la posibilidad de efectos adversos y por la capacidad que han demostrado en prevenir la infección.

¿Qué antiséptico elegir?

En la actualidad, los dos antisépticos más utilizados hoy en día son la povidona yodada y la clorhexidina. Si bien estudios comparativos que se han realizado, la clorhexidina ha dado mejores resultados, a continuación, describiremos las principales diferencias entre ellos. Seguro que te interesa conocerlas.

La povidona yodada no puede utilizarse de forma prolongada en embarazadas o lactantes. Tampoco en personas con problemas de tiroides, ya que la absorción de yodo, que contiene la povidona yodada, a través de la piel intacta o dañada puede interferir en las pruebas de la función tiroidea.

Y, ¿qué hay de la clorhexidina? Su absorción a través de la piel es mínima y por tanto produce escasas reacciones sistémicas. Además, se han descrito pocos casos de irritación de piel y mucosas. Pero ¡atención! No debe aplicarse en ojos ni oídos. Está indicada para aplicarse como antiséptico de heridas, quemaduras y del ombligo en recién nacidos. Otro punto clave de la clorhexidina es que, al ser trasparente, permite ver la evolución de las heridas. Sin duda, ¡Una gran ventaja!

Llega la prueba del algodón. Por una parte, el inicio de acción de la povidona yodada se produce al cabo de 3 minutos de su aplicación, mientras que en el caso de la clorhexidina tiene lugar tan solo 15-30 segundos tras su aplicación. Por otro lado, el efecto antiséptico de la povidona yodada se mantiene durante 3 horas, mientras que en el caso de la clorhexidina este tiempo se duplica. Nada más ni nada menos, que hasta las 6 horas.

La clorhexidina, indispensable en botiquines

Diferentes estudios indican que aplicando este antiséptico, el riesgo de infecciones disminuye en comparación con el empleo de povidona yodada.

La superioridad de los compuestos de clorhexidina estaría relacionada con una acción más rápida, mayor persistencia de la actividad en la zona aplicada y un efecto más duradero. Para que esto sea posible, la cantidad de clorhexidina sí importa. Es recomendable utilizar un producto que sí sea medicamento y contenga clorhexidina al 1%, dosis óptima para la antisepsia, desinfección de heridas y quemaduras.

Así que no te confundan: no todas las clorhexidinas son iguales. Existen otros productos con clorhexidina a distintas concentraciones o al 1% de venta en farmacias, que no son medicamento, en todo caso cosméticos o biocidas, y no son aptas para la curación de las heridas.

Y es que, una pequeña herida, no tiene por qué echar a perder un gran día. Podéis encontrar la clorhexidina en vuestra farmacia habitual en diferentes formatos bajo el nombre de Cristalmina (digluconato de clorhexidina al 1% y regulado cómo medicamento).

COMPARTE SEGUIR LEYENDO 0

Contenidos

Información sobre qué antiséptico utilizar

En el mercado encontramos muchos tipos de antisépticos, y no todos están indicados para todo. Pasamos revista a los más comunes.

Agua oxigenada

Útil como desinfectante de superficies, para taponar una hemorragia nasal o para lavar heridas. Ya no se aconseja como antiséptico, porque puede dificultar la curación de la herida e irritar la piel. No usar con yodo o derivados

Alcohol

No usar sobre heridas abiertas. Indicado para limpiar y desinfectar las manos o la piel sana, por ejemplo antes de poner una inyección. Causa irritación y sequedad de la piel. Eficaz a partir de una concentración del 60%.

Clorhexidina

Puede usarse en heridas abiertas. Poco efectiva con hongos y virus. Baja toxicidad para la piel, aunque puede irritar boca, ojos y oídos. No usar con jabón o yodo. La más conocida es la Cristalmina.

Povidona yodada y derivados

Bactericida y antifúngica. Para heridas y quemaduras leves y para desinfectar la piel antes de una intervención. Suele ser más barata en el supermercado que en la farmacia.

Usa bien los antisépticos

Para heridas leves, el uso de antisépticos no es necesario: basta con lavar bien la herida

  • No utilices nunca dos antisépticos a la vez: pueden interaccionar y dificultar la curación o, incluso, producir algún efecto adverso como alergia o irritación de la piel.
  • Revisa el botiquín y lleva los medicamentos y antisépticos caducados al punto Sigre.

Betadine y otros trucos para desinfectar heridas

Seguramente tendrás Betadine en casa, es un “must-have” de los botiquines, pero ¿sabes cómo usarlo correctamente y desinfectar una herida de verdad de la buena? Hoy te lo contamos de forma clara y entendible.

Parece sencillo y en realidad no tiene muchos secretos, pero no esta demás recordarte como se desinfecta una herida, para que no se te pase por alto ningún paso.

A simple vista no se ven, sin embargo el suelo, los parques, los palos y cualquier otro objeto que pueda causarte una herida están llenos de bichos y bichitos, entre los que encontramos microorganismos como las bacterias, los virus o los hongos.

Algunos son buenos, otros no tan buenos y también los hay malos malísimos. Si uno de estos últimos entra en una herida abierta, puede darte algún que otro problema, así que no te lo pienses y toma nota, con Betadine o sin él te enseñamos a desinfectar una herida.

Qué necesito para desinfectar una herida, el botiquín

Cuando no es un rasguño, es un pequeño corte, una ampolla o una quemadura, lo cierto es que la mayoría de veces nos pilla desprevenidos, así que antes de apuntar uno a uno los pasos que te daremos a continuación, estaría bien que revisaras tu botiquín para comprobar que tienes todo lo necesario y que nada está caducado.

  • Gasas estériles (muy útiles para limpiar y secar heridas, taponarlas cuando sangran y para aplicar antisépticos)
  • Suero fisiológico, para limpiar las heridas
  • Antisépticos, para desinfectar las heridas
  • Apósitos o tiritas, por si es necesario tapar la herida.

Una vez revisado el botiquín, no está demás que te asegures de que toda la familia está correctamente vacunada contra el tétanos. Si tienes dudas, consulta con tu médico de familia.

Pasos a seguir para desinfectar una herida

¡Vamos allá!

1- Limpia tus manos

El primer paso antes de curar o desinfectar una herida es siempre el mismo, limpiarte las manos con agua caliente y jabón. Apunta, paso imprescindible, no te lo puedes saltar.

2- Limpia la herida

Ahora toca eliminar los posibles restos de suciedad, polvo, tierra, etc. que puedan encontrarse en la herida.

Limpia la herida con agua y un jabón suave, también puedes usar suero fisiológico.

Deja secar la herida o sécala con ayuda de una gasa estéril mediante ligeros toques, no la frotes.

Con este paso también acabarás con algunos microorganismos, aunque puede que no todos, así que toca continuar 😉

3- Si la herida sangra

Debes parar la hemorragia presionando con ayuda de una gasa, hasta que pare de salir sangre.

Evita hacerlo con un algodón, puede desprender fibras en la herida.

Si la herida no para de sangrar, debes acudir al médico.

4- Aplicar un antiséptico

Una vez tengas la herida bien limpia y seca, es hora de aplicar el antiséptico, es decir la sustancia que elijas como “desinfectante”.

En el siguiente vídeo te contamos cómo usar correctamente el Betadine, uno de los antisépticos más utilizados.

Tips:

  • No es necesario diluir el Betadine con agua.
  • No se recomienda usarlo junto a otros antisépticos o desinfectantes, podría perder parte de su actividad.
  • Puedes aplicar Betadine sobre la herida y sus alrededores con ayuda de una gasa dando ligeros toques para evitar el dolor.
  • Es recomendable aplicar el desinfectante desde el interior al exterior para evitar que los microorganismos que se encuentren alrededor de la herida penetren en ella.
  • Es un antiséptico bien tolerado, no suele producir reacciones en la piel y no retrasa la cicatrización de las heridas.
  • Debes evitar aplicarlo en la zona de los ojos, los oídos, la boca y otras mucosas.

También debes saber

Betadine mancha, ya que deja la piel de un color marrón. Sin embargo sus manchas son muy útiles, ya que nos indican que la herida está correctamente desinfectada. Si después de desinfectar la herida quedan zonas más claras significa que necesitan un poco más de yodo.

Importante: No puedes usar Betadine si…

  • Tienes intolerancia al yodo o a los medicamentos yodados
  • No se recomienda uso continuado en personas con alteración de la tiroides.
  • Consulta al médico antes de utilizarlo si estás embarazada, en periodo de lactancia o en niños menores de 30 meses.

Hoy le hemos dedicado el post a Betadine por su popularidad, sin embargo puedes usar otros antisépticos igual de buenos como por ejemplo la clorhexidina, si quieres conocer otras opciones a fondo no te pierdas esta fantástica infografía de nuestros compañeros del Blog de Pills

5-Proteger la herida

Proteger la herida de golpes o rozaduras, ayudará a que cicatrice mejor.

Si es pequeña puedes hacerlo con una tirita, para heridas más grandes existen apósitos de mayor tamaño, incluso existen apósitos especiales para quemaduras.

En tu farmacia también encontrarás sprays que aplicados sobre la herida, crean una película transparente que actúa de forma similar a una tirita.

Si la herida está en una zona con gran movimiento como una articulación o tiende a abrirse puedes utilizar puntos de sutura en forma de tiras adhesivas tipo steri-strip.

6-Revisar el estado de la herida

Debes comprobar día a día que el aspecto de la herida no empeore.

Si ves que la herida ha enrojecido, está hinchada, caliente cuando la tocas o tiene pus, debes acudir al médico.

Y hasta aquí nuestros consejos para curar y desinfectar una herida con Betadine, esperamos que no los necesites 😉

También te puede interesar

Remedios para las llagas de la boca

Manzanilla para los ojos ¿es bueno usarla?

Heridas: tratamiento y mitos

¿Quién no se ha hecho una herida alguna vez? ¿Sabes cómo actuar cuando alguien a tu alrededor se hace una? ¿Eres de los que prefieren los remedios caseros para curarlas? Aquí te explicamos cómo proceder ante heridas agudas –es decir, aquellas que duran poco tiempo y que incluso pueden curarse por sí mismas- y desmontamos algunas falsas creencias.

¿Cómo tratar una herida?

Los pasos son los siguientes:

  1. Valora la gravedad y decide si puedes curarla en casa o debes acudir a un centro sanitario. En caso de que puedas curarla tú mismo, sigue los pasos que detallamos a continuación:
  2. Lávate las manos.
  3. Limpia la herida para eliminar los gérmenes y los cuerpos extraños que pueden retrasar la curación. Puedes usar agua templada (el frío ralentiza la cicatrización) y jabón neutro, o suero fisiológico. Es mejor evitar el chorro a presión, para no dañar más la piel. Seca con una gasa estéril o, en su defecto, una toalla limpia, sin frotar. No utilices algodón: puede pegarse a la herida y dejar restos.
  4. Si la herida sangra, presiona con una gasa seca hasta que pare.
  5. Aplica un antiséptico para prevenir la infección. Cuando una herida se infecta cicatriza mucho más lentamente. ¡Ojo! Antes de utilizar un antiséptico debes asegurarte de que la persona a la que se lo aplicas no sea alérgica.

Los antisépticos son productos químicos que destruyen los microorganismos. Hay varios en el mercado, como el agua oxigenada, la clorhexidina, la povidona yodada y el alcohol al 70%. El agua oxigenada se utiliza para heridas con sangrado y para detener las hemorragias nasales. En caso de heridas abiertas, debemos utilizar la clorhexidina o la povidona yodada, este último es uno de los productos más comunes y que se usa también para heridas quirúrgicas y las úlceras. Por último, el alcohol es útil para desinfectar la piel sana, pero no debe usarse en las heridas abiertas.

Ten en cuenta: no debes emplear los antisépticos durante más de 2 o 3 días. Para que no se contaminen, hay que cerrar bien los envases, evitar que toquen la piel, respetar la fecha de caducidad y, una vez abiertos, desecharlos a los 7 días, en el caso de la clorhexidina, y a los 30 días, la povidona yodada. Es preferible utilizar envases monodosis.

  1. Cubre la herida. La Sociedad Española de Heridas advierte de que las heridas al aire no sanan mejor y recomienda los apósitos de cura en ambiente húmedo, que disminuyen el riesgo de infección, alivian el dolor y evitan que se forme costra (al contrario de lo que se cree, la costra retrasa la cicatrización). Existen varios tipos, como los hidrocoloides o los hidrogeles. Se pueden dejar puestos varios días, según las instrucciones del fabricante.
  2. Si es necesario, trata el dolor con algún analgésico.
  3. Los días siguientes vigila la herida. Si te duele, notas el pulso en la herida, supura o la piel de alrededor se pone roja y caliente ve a un centro de salud, porque podría significar que está infectada.

Mitos

  • El azúcar en las heridas tiene poder antibacteriano, pero puede causar microsangrados. Al principio puede producir escozor y abundante secreción, y precisa cambios frecuentes de apósito. Aunque tiene sus defensores, la existencia de alternativas más eficaces, como la povidona yodada o la clorhexidina, hace poco recomendable su utilización.
  • Diversos estudios han investigado el efecto de la miel sobre las heridas. Aunque parece que las cicatriza más rápido que varios apósitos, los resultados no son lo suficientemente consistentes como para recomendarla.
  • No existen pruebas de que el uso de aloe vera sobre la herida abierta sea beneficioso, aunque sí resulta positivo para curar algunos tipos de quemaduras y úlceras (además de tener múltiples ventajas sobre la piel intacta).
  • No hay evidencia de que otros remedios caseros como el barro, utilizado para las picaduras de insectos, o la pasta de dientes, muy usada para tratar las quemaduras, sean útiles. El barro, aunque alivia el dolor, puede provocar una sobreinfección bacteriana de la herida y, en el caso de la pasta de dientes, su uso está desaconsejado porque puede provocar una mayor irritación de la quemadura.
  • El sol no es conveniente, pues puede inflamar la herida y pigmentar la piel. Se recomienda aplicar siempre protector solar en la cicatriz.
  • No es bueno soplar ni aplicar saliva sobre la herida, ya que podemos facilitar la presencia de bacterias.

Revisión

En el ámbito del arsenal terapéutico que maneja el farmacéutico, uno de los grupos más demandados es el de antisépticos y desinfectantes, medicamentos de presencia habitual en el botiquín casero. En este artículo se hace una revisión concisa de este grupo terapéutico para facilitar el consejo profesional sobre la selección y el uso del producto más adecuado en función de cada paciente y circunstancia.

En este artículo se revisan los principales productos usados como desinfectantes y/o antisépticos describiendo sus principales características y concentraciones de uso y se presenta un posible protocolo de selección.

Para simplificar el análisis, primero se tratan los que se utilizan habitualmente como antisépticos y posteriormente los que aplican mayoritariamente como desinfectantes (se describen sólo los más utilizados en la actualidad).

Antisépticos

Un buen antiséptico debe presentar cuatro cualidades importantes:

– Tener amplio espectro de acción (bactericida o bacteriostático, virucida, esporocida, etc.).
– Actuar con rapidez frente al germen.
– Tener una duración de acción suficiente.
– Garantizar la inocuidad local y, sobre todo, sistémica.

En el grupo de los antisépticos más comunes se encuadran: alcohol etílico, clorhexidina, povidona, tintura de yodo, agua oxigenada y merbromina.

Precisión terminológica

Los conceptos de antiséptico y desinfectante son diferentes, pero es cierto que ambos términos se usan indistintamente de forma habitual. No obstante, conviene ser conscientes de las diferencias:

– El antiséptico es una sustancia que inhibe el crecimiento o destruye microorganismos sobre tejido vivo.
– El desinfectante es un compuesto que ejerce la misma acción (inhibir el crecimiento o destruir microorganismos) sobre superficies u objetos inanimados.

Por consiguiente, la misma sustancia puede ser utilizada como antiséptico o desinfectante, ya que el mecanismo germicida no varía según la superficie de aplicación. Un desinfectante es, además, un antiséptico si no es irritante en el tejido a aplicar, no es inactivado por la materia orgánica y no produce toxicidad por absorción sistémica.

Alcohol etílico

El alcohol etílico presenta actividad bactericida, pero su eficacia es variable frente a hongos y virus y no es activo frente a esporas.

Aunque el más utilizado en los hogares es el alcohol de 96º (95%), la mayor actividad bactericida la presenta al 70%, cuando puede eliminar el 90% de las bacterias de la piel si se mantiene húmeda durante dos minutos, mientras que la clásica friega con algodón empapado en alcohol destruye como máximo un 75%.

Tradicionalmente se utiliza para limpiar heridas abiertas, pero no debería emplearse con este fin, ya que es muy irritante y en contacto con materia orgánica podría coagular las proteínas facilitando así la supervivencia de algunas bacterias.

No debería utilizarse para desinfectar material quirúrgico por su nula actividad esporicida.

Clorhexidina

La clorhexidina entra en acción muy rápidamente y posee gran actividad bactericida frente a gérmenes grampositivos y gramnegativos, aunque las seudomonas son relativamente resistentes. No es virucida. Por lo que a las esporas se refiere, impide su germinación pero sólo llega a eliminarlas si se eleva la temperatura. El alcohol aumenta su potencia de acción.

Permanece activa en presencia de jabón, sangre y materia orgánica, aunque puede perder algo de eficacia. Por ello puede utilizarse tanto en heridas abiertas, como sobre piel intacta.

Es un antiséptico que se utiliza como alternativa a la povidona yodada en los casos en que no pueden aplicarse los derivados del yodo. También es ampliamente utilizado en niños y en embarazadas, ya que en estos grupos se intenta evitar la aplicación del yodo.

Las concentraciones apropiadas, en soluciones acuosas o alcohólicas, son las siguientes:

– En piel intacta anterior a una intervención: 0,5% en etanol o alcohol isopropílico.
– En heridas, al 0,05% en solución acuosa.
– Para conservación de material quirúrgico estéril se emplea en una solución al 0,02%.
– Una de sus mayores ventajas es que no produce sensibilización ni se absorbe a través de la piel.
– Es ampliamente utilizado como desinfectante bucal.

Povidona (polivinilpirrolidona yodada)

Se emplea ampliamente como antiséptico y desinfectante. Es muy eficaz frente a esporas y todo tipo de gérmenes (bacterias, hongos, virus, protozoos), aunque su actividad se ve reducida en presencia de materia orgánica. El complejo como tal carece de actividad hasta que se va liberando el yodo, verdadero agente de la actividad antiséptica. Se utiliza a concentraciones del 1, 7,5 y 10%.

Es menos activa que la tintura de yodo y su acción es más lenta, pero presenta la ventaja de manchar algo menos la piel y no ser irritante. Puede causar hipersensibilidad en algunas personas.

Tintura de yodo

El agente activo es el yodo, altamente eficaz y con espectro muy amplio. Su acción es muy rápida y una vez aplicado no pierde eficacia en varias horas, por lo que es probablemente uno de los mejores antisépticos disponibles. La concentración comercial más habitual de la tintura contiene 2% del yodo metal y 2,5% de yoduro potásico en alcohol al 50%, y se utiliza en piel sana o en infecciones cutáneas por hongos y bacterias. La misma concentración en solución acuosa también desinfecta heridas.

También se puede utilizar como agente potabilizador de agua, principalmente para viajes a países tropicales por su acción frente a amebas y giardias. En estos casos se utilizan cinco gotas de tintura de yodo a una concentración del 2% por litro de agua, dejándola actuar durante una hora antes de beberla. Si la presentación es al 4% se recomendará la mitad de la dosis.

Agua oxigenada (peróxido de hidrógeno)

Aunque se ha utilizado ampliamente sobre heridas, su efecto no es muy satisfactorio ya que la catalasa de los tejidos la descompone rápidamente y pierde su acción. Presenta una actividad antibacteriana débil y también es virucida.

Como antiséptico se utiliza a concentraciones del 3% (10 volúmenes).

Provoca gran escozor o quemazón al aplicar en heridas abiertas.

Merbromina

Tanto la merbromina como otros derivados mercuriales se han utilizado ampliamente durante muchos años, pero debe tenerse en cuenta que el mercurio es tóxico y produce reacciones de hipersensibilidad con relativa frecuencia. La concentración a la que se emplea es al 2% para la desinfección de la piel.

La acción de la merbromina es únicamente bacteriostática y fungistática. Su actividad se ve mermada en presencia de materia orgánica que disminuye su eficacia.

Desinfectantes

Entre los desinfectantes más utilizados se cuentan: formaldehído, glutaraldehído e hipoclorito sódico.

Formaldehído

Aunque es muy eficaz frente a todo tipo de gérmenes, su acción es muy lenta (a modo de ejemplo: concentraciónes del 8% tardan 18 h en matar esporas). Se utilizan concentraciones del 2-8% para desinfectar material quirúrgico y guantes. En forma de vapores y aereosoles se emplea para desinfección de habitaciones, camas, ropa, etc.

Se debe manejar con cuidado ya que los vapores son altamente irritantes por inhalación.

Glutaraldehído

Este aldehído es más activo que el anterior frente a bacterias, hongos, micobacterias, esporas y virus. Es menos irritante para la piel y desprende menos vapores, por lo que resulta menos nocivo por inhalación.

Es uno de los desinfectantes más ampliamente utilizados y efectivos para material quirúrgico. Se aplica en concentración del 2%. La acción bactericida de la solución es óptima a pH 7,5-8,5.

Hipoclorito sódico

Su actividad bactericida y virucida es potente, pero se inactiva rápidamente en presencia de materia orgánica. Su acción se basa en la liberación de cloro.

Al 5% es un buen desinfectante de material quirúrgico, biberones, envases de alimentos, etc. Se debe emplear con cuidado, ya que en contacto directo con la piel es muy irritante.

Uso de antisépticos en el medio hospitalario

Para completar este breve repaso a los antisépticos y desinfectantes más utilizados, la figura 1 muestra un ejemplo de protocolo empleado en un hospital de nuestro país para la homogenización del empleo de antisépticos. Cabe señalar que no se emplea una sola sustancia, sino que se propone la más adecuada a cada paciente y situación.

Fig. 1. Protocolo hospitalario de uso de antisépticos

Material complementario para suscriptores
FICHAS DE EDUCACIÓN SANITARIA
1 Ficha descargable:
?? Cuidado personal para cortes, rasguños y quemaduras
Personalizables en el logotipo de la farmacia para entregar como cortesía a sus clientes

Bibliografía general

CGCOF. Catálogo de Especialidades Farmacéuticas 2008. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; 2008.

Fichas técnicas de los medicamentos que contienen antisépticos. Disponibles en URL: https:// sinaem4.agemed.es/consaem/fichasTecnicas. do?metodo=detalleForm

McEvoy GK, Snow EK, Miller J, Kester L, Heydorn JD, Le T et al, editors. AHFS Drug Information 2009. Bethesda: American Society of Health-System Pharmacists; 2009.

Introducción

Se definen como antisépticos aquellas sustancias químicas que se aplican de forma tópica sobre tejidos vivos, como pueden ser la piel intacta, las mucosas o las heridas, sin afectar de forma sensible a estos tejidos, con la intención de eliminar o reducir la población de microorganismos vivos1,2.

A la hora de elegir un antiséptico debemos tener en cuenta las siguientes características:

  • Espectro de actividad antimicrobiana.

  • Latencia (retraso en el inicio de acción desde su aplicación).

  • Efecto residual (duración del efecto tras su aplicación).

  • Interferencia del material orgánico en la actividad del antiséptico.

  • Efectos secundarios a nivel local y sistémico.

  • Compatibilidad con otros antisépticos.

  • Coste.

En esta revisión analizaremos las principales características y el espectro de algunos de los antisépticos más empleados en el paciente crítico (tabla 1).

Tabla 1.

Principales características y espectro de los antisépticos más empleados en las Unidades de Cuidados Intensivos

Alcoholes

Los alcoholes (etílico e isopoprílico) son compuestos orgánicos que actúan reduciendo la tensión superficial de la membrana celular y desnaturalizando sus proteínas, provocando la destrucción de la membrana celular.

Son líquidos incoloros y transparentes, con acción bactericida inmediata, limitado efecto residual y pérdida de eficacia en presencia de materia orgánica. Son buenos solventes de otros productos, entre ellos otros antisépticos y desinfectantes, potenciando además su actividad.

Espectro

Ambos alcoholes presentan acción bactericida rápida frente a bacterias gramnegativas y grampositivas, micobacterias, hongos y virus con cubierta lipídica (incluidos VIH y virus de la hepatitis B); sin embargo, no son activos frente a esporas3,4.

El etanol 70% presenta la mayor actividad bactericida, ya que destruye alrededor del 90% de las bacterias cutáneas, siempre que el alcohol permanezca en contacto con la piel al menos 2minutos sin secarse tras la aplicación.

Presentaciones

Los alcoholes más empleados son el alcohol etílico (o etanol) y el alcohol isopropílico (o isopropranolol), con concentraciones que varían entre el 70 y el 96%, y entre el 70 y el 100%, respectivamente. Habitualmente se emplea el etanol, por ser menos irritante. Tenemos a nuestra disposición soluciones acuosas, toallitas y asociaciones de alcohol con otros productos como clorhexidina, N-duopropenida, amonios cuaternarios y etilsulfato, que tendrán añadido el efecto de acción característico de estos compuestos (detergente, oxidante, etc.).

Aplicaciones y modos de empleo

  • 1.

    Preparación de la piel, previa a punciones venosas periféricas, extracciones de sangre o procedimientos quirúrgicos menores.Se debe aplicar sobre piel sana, limpia y seca, humedeciendo la zona a tratar. No es preciso frotar. No se debe exponer a materia orgánica, ya que pierde eficacia. El alcohol debe permanecer en contacto con la piel al menos 2minutos sin secarse tras la aplicación.

  • 2.

    Lavado antiséptico o quirúrgico de manos3,5. Técnica estándar de lavado de manos por frotación, asegurando que las manos se mantienen húmedas durante el tiempo de frotación. No aclarar posteriormente.

Precauciones y efectos secundarios

Son soluciones volátiles e inflamables, por lo que se mantendrán en recipientes cerrados y sin exposición al calor o al sol. No debe emplearse en la limpieza de heridas abiertas ya que es irritante y, en contacto con materia orgánica, favorece la formación de coágulos que promueven el crecimiento de las bacterias. Su utilización puede causar irritación y sequedad de la piel y no se recomiendo el uso en superficies corporales extensas ya que se absorbe a través de la piel. La toxicidad del alcohol isopropílico es 2veces superior a la del etanol.

Compuestos yodados

Los compuestos yodados se engloban en el grupo de los antisépticos halogenados, que son compuestos no metálicos que forman sales haloides. Son agentes oxidantes que provocan la precipitación de las proteínas y los ácidos nucleicos bacterianos, alteran las membranas celulares y actúan disminuyendo los requerimientos de oxígeno de los microorganismos aerobios interfiriendo en la cadena respiratoria por bloqueo del transporte de electrones a través de reacciones electrolíticas con enzimas.

Los 2tipos de compuestos yodados son el yodo y los yodóforos.

Yodo

El yodo elemental es un eficaz bactericida (activo frente a bacterias gramnegativas y grampositivas, micobacterias, hongos, virus con y sin envoltura lipídica y, a concentraciones elevadas, frente a esporas). Presenta varios inconvenientes como la capacidad para generar reacciones de hipersensibilidad, irritabilidad, retrasar la cicatrización (sobre todo su uso continuado) y la coloración de la piel, por lo cual, en la actualidad ha sido reemplazado en gran medida por el uso de yodóforos.

Existen básicamente 2presentaciones, la tintura de yodo: solución alcohólica de yodo al 2,7%, y el lugol (alcohol yodado): solución que contiene un 2% de yodo metaloide más un 2,5% de yoduro potásico en alcohol al 50%.

Yodóforos

Los yodóforos están compuestos por un polímero de alto peso molecular (o reservorio) que actúa como molécula transportadora y liberadora del yodo elemental. Al liberarse lentamente, generan menos reacciones de hipersensibilidad y menos irritabilidad. Son líquidos de coloración marronácea, con acción bactericida de inicio intermedio (aproximadamente 3 min) y acción residual de entre 30 min y 3h. Son estables a temperatura ambiente. Su actividad microbicida se mantiene en presencia de sangre, pus, suero y tejido necrótico, por lo que mantiene su actividad en caso de infecciones en cavidades corporales como la pleura, el peritoneo, el hueso y la vejiga. Presenta mínima absorción a través de la piel.

Espectro

Activo frente a bacterias gramnegativas y grampositivas, micobacterias, hongos y virus con y sin envoltura lipídica. La acción sobre esporas es menor que la acción del yodo elemental y es dependiente de la concentración (a las concentraciones usadas habitualmente no deben ser consideradas esporicidas).

Presentaciones

El compuesto más usado es la povidona yodada (polivinil pirrolidona). Las presentaciones disponibles en el mercado son: povidona yodada en base acuosa con concentraciones entre 5 y 10% (esta última, la más utilizada, contiene un 1% de yodo disponible o libre), solución de base alcohólica (etanol 70% combinada con povidona yodada 10%) y solución jabonosa de povidona yodada con 7,5-10% (la povidona yodada al 7,5% es la más empleada).

Aplicaciones y modo de empleo

  • 1.

    Antisepsia de piel: pequeñas heridas, erosiones, quemaduras leves y rozaduras, solución acuosa. Se debe lavar y secar la piel y, posteriormente, aplicar sobre la zona afectada. Es recomendable tapar la zona tratada con una gasa.

  • 2.

    Preparación de la piel para punciones venosas o intervenciones quirúrgicas6-8.

  • 3.

    Aplicar sobre la piel sana, limpia y seca hasta humedecer la zona. Posteriormente, dejar secar la aplicación, no es necesario frotar.

  • 4.

    Lavado de manos3,5. Solución jabonosa. Aplicar y frotar 3-5 min hasta obtener espuma; posteriormente, aclarar con abundante agua o con una gasa estéril empapada en agua.

Precauciones y efectos secundarios

Los yodóforos están contraindicados en pacientes con hipersensibilidad al yodo o medicamentos iodados y en neonatos (0 a 1 mes). En mujeres embarazadas y en la lactancia debe evitarse el uso prolongado, ya que el yodo absorbido puede atravesar la placenta y ser excretado a través de la leche materna.

Es un compuesto menos irritante que el yodo y en raras ocasiones produce reacciones cutáneas locales, pero la aplicación de povidona yodada sobre heridas extensas, quemaduras o durante tiempo prolongado, puede producir efectos sistémicos adversos, tales como acidosis metabólica, hipernatremia y trastornos de la función renal, hepática y tiroidea (especialmente en niños).

Debe evitarse el uso regular o prolongado de este medicamento en niños menores de 30 meses, pacientes con quemaduras de más del 20% de la superficie corporal, heridas grandes o abiertas, insuficiencia renal o hepática, trastornos tiroideos y en pacientes a tratamiento con litio. Si es necesario el uso prolongado de povidona yodada o deba aplicarse en quemaduras o áreas extensas de la piel, deberá monitorizarse la función tiroidea. No se debe aplicar en ojos, oídos o mucosas. No se debe aplicar povidona yodada con productos que contengan derivados mercuriales, ya que se forman compuestos irritantes.

Clorhexidina

La clorhexidina es un compuesto catiónico —clorofenil biguanida—, perteneciente al grupo químico de las biguanidas. Se trata de una base fuerte, poco soluble en agua, por lo que se utiliza en forma de sal (diacetato, diclorhidrato y digluconato). De las 3, la más soluble en agua y alcoholes es el digluconato de clorhexidina.

La clorhexidina es incolora, inodora y estable a temperatura ambiente y a un pH entre 5 y 8. Debe ser protegida de la luz. La absorción a través de la piel de la clorhexidina es mínima y tiene un inicio de acción rápido. La presencia de materia orgánica no neutraliza su acción.

La clorhexidina difunde de forma pasiva a través de las membranas celulares bacterianas. Dentro de la célula, altera la permeabilidad de la membrana e inhibe las enzimas del espacio periplásmico. A concentraciones más elevadas provoca la precipitación de proteínas y ácidos nucleicos.

Sus principales ventajas son su rápida acción germicida y su efecto residual prolongado (entre 6 y 48 h). Es un antiséptico muy seguro, cuya absorción a través de la piel es mínima, además, si se absorbe, la eliminación es renal o a través de la bilis, sin metabolitos intermedios.

Espectro

Bacterias gramnegativas y, especialmente, grampositivas. No es activo frente a bacterias ácido-alcohol resistentes ni esporas. Inhibe virus con envuelta (como pueden ser el virus respiratorio sincitial, el influenza, el VIH, el virus del herpes simple o el citomegalovirus) y la clorhexidina al 2% es activa frente a algunos hongos4.

Presentaciones

  • Clorhexidina alcohólica.

  • Clorhexidina acuosa.

  • Clorhexidina jabonosa.

La concentración de clorhexidina en cada uno de ellos oscila entre el 0,5 y el 4%. Además, existen colutorios de clorhexidina con una concentración entre el 0,12 y el 0,2%, y también toallitas impregnadas de clorhexidina.

La clorhexidina alcohólica combina la rapidez en el inicio de acción del alcohol (inmediato) con el efecto residual de la clorhexidina.

Aplicaciones y modo de empleo

  • 1.

    Lavado de manos (antiséptico y quirúrgico)3,5. Clorhexidina jabonosa (al 2 o al 4%). Se recomienda mojar las manos y los antebrazos, aplicar 5ml de esta solución, lavar durante un minuto y, posteriormente, enjuagar y secar.

  • 2.

    Higiene de pacientes prequirúrgicos o colonizados por gérmenes multirresistentes7,8. Clorhexidina jabonosa (4%).

  • 3.

    Higiene de pacientes críticos6. Clorhexidina jabonosa al 4% o toallitas con clorhexidina al 2%.

  • 4.

    Preparación campo quirúrgico (inserción catéter venoso central, procedimiento quirúrgico menor o mayor, con la excepción de cirugías del área otorrinolaringológica, oftalmológica o neurocirugía)6,7. Clorhexidina alcohólica o acuosa al 2%. Limpiar y secar la piel y, posteriormente, aplicar la clorhexidina. El área cubierta debe secarse de forma natural y se recomienda dejar la clorhexidina sobre la piel después de la intervención para proporcionar una actividad antimicrobiana continuada.

  • 5.

    Antiséptico para piel, erosiones, heridas superficiales y quemaduras leves. Clorhexidina acuosa al 0,5-1% o clorhexidina alcohólica al 1%. Limpiar y secar la piel antes de aplicar la clorhexidina. No aplicar en ojos, oídos, interior de la boca u otras mucosas.

  • 6.

    Lavado oral en pacientes en ventilación mecánica9. Este punto es controvertido y se desarrolla en profundidad en un capítulo específico de este monográfico.

Precauciones y efectos secundarios

Es incompatible con los derivados aniónicos (como los jabones), ya que es un catión y precipita a pH superior a 8 en presencia de aniones.

Debe evitarse el empleo con otros antisépticos (excepto con otros compuestos catiónicos, como pueden ser los amonios cuaternarios).

Los efectos secundarios más frecuentes son la irritación de la piel o la mucosa sobre la que se aplica. Puede producir reacciones de hipersensibilidad o fotosensibilidad.

No aplicar sobre el ojo ni el oído medio, tampoco sobre estructuras neurales. No debe emplearse para realizar técnicas como la punción lumbar por riesgo de irritación meníngea.

A pesar de que se consideró contraindicado en neonatos, actualmente se emplea en este grupo de población, sin observarse mayor riesgo de efectos adversos.

Triclosán

El triclosán (2,4,4′-tricloro-2′-hidroxi-difenil-éter) es una sustancia hidroxi-halogenada derivada de 2grupos fenoles conectados por varios puentes. Es una sustancia no iónica, incolora.

A bajas concentraciones, es bacteriostático, y a mayores concentraciones, bactericida.

Penetra en las células bacterianas alterando la membrana celular y la síntesis del ARN, de los ácidos grasos y de las proteínas.

El triclosán tiene un rápido inicio de acción y una gran afinidad por la piel, con un efecto residual de hasta 4 h. Apenas se afecta por la presencia de materia orgánica.

Espectro

Eficaz frente a bacterias grampositivas (incluyendo a Staphylococcus aureus resistente a meticilina) y menos frente a bacterias gramnegativas (no activo frente a Pseudomonas aeruginosa ). Activo también frente a micobacterias y levaduras; sin embargo, apenas es eficaz frente a hongos filamentosos4. La actividad frente a gramnegativos y levaduras aumenta al combinarse con ácido etilendiaminotetraacético.

Aplicaciones y modo de empleo

Su principal aplicación es el lavado de manos, con formulaciones unidas a jabones, con una concentración entre el 0,2 y el 0,5%.

Precauciones y efectos secundarios

No causa irritación. Su efectividad puede verse afectada por el pH y los surfactantes base, emolientes y humectantes.

Actualmente se recomienda evitar los jabones de triclosán debido al riesgo de emergencia de resistencias y dudas acerca de su impacto ambiental3.

TensioactivosAniónicos o jabones

Tienen escaso efecto germicida y la eliminación de los microorganismos se produce básicamente por arrastre.

Catiónicos o derivados del amonio cuaternario

Se trata de compuestos de amonio en los que el átomo de nitrógeno presenta 4valencias sustituidas por radicales alquil o heterocíclicos y una valencia sustituida por un radical sulfato o similar. Se presentan en forma de sales.

Son sustancias solubles en agua y en alcohol. Su acción se ve inhibida por las proteínas.

Actúan inactivando enzimas y desnaturalizando proteínas citoplasmáticas esenciales para el microorganismo. Su actividad es mayor en medio alcalino. Es activo en presencia de sangre.

Espectro

Tienen efecto bactericida para bacterias grampositivas y gramnegativas (mayor actividad frente a grampositivas). Su espectro incluye hongos y también virus lipofílicos. No actúan frente a micobacterias ni esporas4.

Aplicaciones

Se utilizan como antisépticos en higiene de manos en formulaciones de base alcohólica.

Precauciones y efectos secundarios

Pueden causar dermatitis de contacto.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno (H2O2) es un líquido incoloro y transparente. Conocido también como agua oxigenada, es un potente oxidante (produce OH– y radicales libre que atacan los componentes estructurales esenciales de los microorganismos), con un intervalo de acción muy breve, ya que es rápidamente degradado en oxígeno y agua. La generación de oxígeno en las heridas dificulta la germinación de esporas de anaerobios (como puede ser Clostridium tetani), esto, unido a un efecto mecánica de limpieza (debido a las burbujas que produce) hace que su principal aplicación sea en el desbridamiento de heridas. Su acción es bactericida inmediata y no tiene efecto residual. Prácticamente no se absorbe.

Espectro

Es activo frente a bacterias (más frente a gramnegativos y especialmente frente a anaerobios), hongos y algunos virus. Presenta actividad teórica frente a esporas, pero solo a altas concentraciones (10-30%) y largo tiempo de exposición.

Presentaciones

Disponemos de presentaciones con concentraciones muy variables. En función de la concentración, puede emplearse como antiséptico, desinfectante o esterilizante. En el ámbito sanitario, la utilizada habitualmente como antiséptico es la del 3%. Las soluciones concentradas de H2O2 (10 y 30%) se utilizan para preparar soluciones más diluidas y no deben aplicarse sin diluir.

Aplicaciones y modos de empleo

Lavado de úlceras y heridas.

Precauciones y efectos secundarios

No usar en cavidades cerradas pues existe riesgo de provocar lesiones tisulares o embolias gaseosos. No usar combinado con agentes reductores, yoduros u oxidantes fuertes. Debido a su corta duración de acción, no se recomienda su empleo como único antiséptico. En soluciones concentradas puede producir quemaduras irritantes en la piel o mucosas. Evitar el contacto con los ojos.

Derivados de metales pesadosSales de plata

Los iones Ag+tienen un fuerte efecto antimicrobiano: se unen a las paredes bacterianas, provocando la rotura de la pared, se unen a las enzimas bacterianas e impiden que estas realicen su función, y se unen al ADN bacteriano, interfiriendo con la división y replicación celular.

El compuesto más empleado es la sulfadiazina argéntica.

Espectro

La sulfadiazina es bacteriostático (inhibe la síntesis ácido fólico) y, como hemos visto, el ion Ag+es bactericida. La sulfadiazina argéntica actúa frente a bacterias grampositivas y gramnegativas, particularmente frente a S. aureus, P. aeruginosa, Aerobacter aerogenes y Klebsiella pneumoniae, también frente a hongos como Candida spp.

Presentaciones

La más habitual es la crema al 1%.

Aplicaciones y modos de empleo

Su aplicación fundamental es la prevención y tratamiento de infecciones en quemaduras de 2.° y 3.er grado. Primero se lava y limpia la herida, posteriormente se aplica, con una espátula estéril o con la mano cubierta con un guante estéril, una capa de 3mm de espesor sobre la superficie lesionada, cubriéndola con un vendaje.

La adición de nitrato de cerio potencia la actividad antimicrobiana y provoca la rápida formación de la escara, manteniendo la herida cubierta, protegida y libre de gérmenes, reduciendo el riesgo de infección. Además, no inhibe la epitelización espontánea.

Precauciones y efectos secundarios

Los compuestos de sulfadiazina argéntica y nitrato de cerio presentan riesgo de insuficiencia renal y hepática, así como de lesiones del parénquima hepático. Debemos evitar su aplicación en lesiones de gran superficie o abiertas, especialmente úlceras. Además, existe riesgo de reacciones cutáneas, como el síndrome de Steven Johnson o la necrólisis epidérmica tóxica.

Existe riesgo de decoloración cutánea con la luz solar.

Mercuriales

Son compuestos derivados del mercurio y se han utilizado ampliamente durante años, pero debe tenerse en cuenta que los derivados mercuriales inorgánicos son sumamente tóxicos produciendo reacciones de hipersensibilidad y los derivados orgánicos tienen una débil actividad bacteriostática y fungostática, y son inactivos frente a virus, micobacterias y esporas. Si se aplican en superficies extensas de la piel y se absorben, pueden producir problemas a nivel renal. Otro inconveniente es que se inactivan en presencia de materia orgánica. Han sido superados por otros productos para su utilización como antisépticos.

Conclusiones

Los antisépticos desempeñan papel importante en la prevención de la infección asociada a los cuidados sanitarios. Es necesario conocer sus características diferenciales (especialmente espectro, latencia y efecto residual) para emplear el más adecuado, y en el modo más adecuado, en cada situación.

Conflicto de intereses

El Dr. Vidal Cortés declara haber recibido honorarios de Gilead, soporte no financiero de Astellas y honorarios y soporte no financiero de MSD y de Pfizer, en todos los casos por colaboraciones no relacionadas con el presente trabajo.

La Dra. del Río Carbajo declara haber recibido soporte no financiero de Pfizer, MSD, COOK y Aspen, y haber recibido honorarios y soporte no financiero de Astellas y de Fresenius Kabi, en todos los casos por colaboraciones no relacionadas con el presente trabajo.

Nota al suplemento

Este artículo forma parte del suplemento «Antisepsia en el paciente crítico», que cuenta con el patrocinio de Becton Dickinson.

Antiseptico manos mercadona

¿Por qué Comprar Antiseptico manos mercadona por internet?

La ventaja que tienes de comprar por internet este producto que mucha gente busca en Google y Amazon con la palabra antiseptico manos mercadona es que vas a poder ver el precio actual y comprarlo directamente desde un dispositivo móvil, ordenador o tablet. Antes de comprar puedes ver el precio de hoy para comparar con otras tiendas o supermercados cerca de ti, además de las tiendas online de internet. Te he mostrado los productos que más se han vendido este mes con la mejor calidad precio que hay ahora mismo en internet. Si te gusta algún producto de antiseptico manos mercadona puedes comprarlo directamente aquí con servicio a domicilio, en pocos días lo tendrás en casa. Para comprar antiseptico manos mercadona solo tienes que seleccionar el producto que deseas y hacer tu compra por internet. Solo hemos seleccionado los productos más baratos, con descuentos y de mejor calidad precio que existe. Con nuestros afiliados de Amazon y tiendas líderes en el sector comprarás siempre con confianza. Estos productos son lo más recomendables por usuarios que ya hicieron su compra, es decir, los mejores valorados.

Con envío a domicilio

Otra ventaja de las que tiene comprar aquí es que muchos de los artículos seleccionados tienen servicio a domicilio gratis. Aprovecha comprar antiseptico manos mercadona y que te lo lleven a casa, en miles de productos solo tarda de 24/48 horas.

Palabras con las que nos encuentran relacionadas con esta categoría:

  • antiseptico manos mercadona
  • comprar por internet antiseptico manos mercadona
  • opiniones antiseptico manos mercadona
  • ver precio antiseptico manos mercadona

? La mejor compra en gel desinfectante manos mercadona ?

Muchas veces buscamos gel desinfectante manos mercadona sin encontrar nada que merezca la pena. Eres como yo, cuando busco algo quiero lo mejor y poder comprar algo barato y de calidad. Encontré los mejores productos en gel desinfectante manos para comprar online.

Sólo tienes que pinchar el que más te guste y te llevará a la tienda más barata de internet. Te he ahorrado visitar 2 centros comerciales, 1 supermercado y 20 tiendas online. ¡Feliz compra!. ?

Gel desinfectante manos mercadona

EL MEJOR No. 1STERILLIUM GEL 475 ML SIN AGUA ALCOHOL (DOSIFICADOR)

  • Sterillium gel antiséptico de manos 475ml gel antiséptico con base de etanol para manosamplio espectro de actividad,…
  • Vhb, vih, vhc).
  • Activo contra adeno-, polio- y rotavirus.

9,50 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 2ecohydra antibacteriano Espuma instantánea mano desinfectante sin alcohol 100 ml

  • Ecohydra Espuma De Alcohol Antibacterial Desinfectante De Manos Libres 100ml
  • Ecohydra Alcohol Free Antibacterial Foam Hand Sanitiser 100Ml
  • Ecohydra

7,52 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐

? Mejor calidad precio Gel desinfectante manos mercadona ?

Imagino que aún tendrás dudas y no te decides a comprar el mejor producto en gel desinfectante manos mercadona. Bueno, aquí te pongo un listado de los mejores que hay ahora mismo en internet para comprar online de gel desinfectante manos. Todo lo referente a gel desinfectante manos mercadona según las mejores características y opiniones de personas que ya compraron gel desinfectante manos aquí. ¡Buena suerte!. ?

Gel desinfectante manos precio calidad

EL MEJOR No. 19,50 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 27,52 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 38,90 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 426,47 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 515,75 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 614,29 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 7 5,31 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐ EL MEJOR No. 8 6,40 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐

? MEJOR gel desinfectante manos para comprar ?

Por último quiero decirte que si ves muchos productos al final no vas a comprar gel desinfectante manos. Así que aquí te muestro el mejor que encontré tanto en calidad como en precio. Puedes comprar online y recibirlo en casa cómodamente el mejor producto en gel desinfectante manos.

? ¡FELIZ COMPRA! ?

EL MEJOR No. 1 STERILLIUM GEL 475 ML SIN AGUA ALCOHOL (DOSIFICADOR)

  • Sterillium gel antiséptico de manos 475ml gel antiséptico con base de etanol para manosamplio espectro de actividad,…
  • Vhb, vih, vhc).
  • Activo contra adeno-, polio- y rotavirus.

9,50 EUR ⭐ VER Precio Actual ⭐

Compra segura de gel desinfectante manos mercadona

Este buscador te llevará directamente a la tienda online donde has elegido el producto. Puedes hacer un pago seguro y los envíos serán gratuitos en millones de productos. Gel desinfectante manos mercadona sale en esta web porque usuarios han buscado sobre este producto para encontrar mejores precios. Gracias una vez más por confiar en nuestro equipo y hacer tus compras online desde aquí. Este producto ha sido visto en muchos supermercados y tiendas. Muchos clientes de mercadona lo buscan cada día por internet para comprarlo.

¿Por qué comprar gel desinfectante manos mercadona?

He creado esta página porque muchas veces buscamos productos y perdemos tiempo en encontrar el que nos gusta, tanto en precio como en calidad. Desde aquí puedo ver los mejores productos para comprar. Según las características, valoraciones de Amazon y opiniones de otras personas que compraron gel desinfectante manos mercadona estos son los mejores productos que puedes comprar online. Pincha en la oferta que más te guste de gel desinfectante manos mercadona y te mostraré la tienda donde puedes comprar lo mejor en calidad precio.

Si te ha gustado este buscador para comprar gel desinfectante manos no olvides compartirlo con tus amigos y amigas. También se lo puedes decir a tu vecina cuando la veas en mercadona comprando. Además tienes envío a domicilio gratis en millones de productos. ¡Gracias por visitar las mejores ofertas flash!

Mitos y realidades de las fechas de vencimiento de medicinas y cremas

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Cuando una medicina sale al mercado ha cumplido con una serie de estudios rigurosos, en los cuales se determina hasta cuándo su principio activo funcionará adecuadamente.

Cada vez que entro al baño siento que me mira fijamente. Es como si lo hiciera con ojos de reclamo, hasta de rencor. Yo me niego a verla, me siento culpable.

Es simplemente una caja, pero está ahí y ha estado ahí desde hace varios meses, sin abrir, nuevecita.

Y es que aunque se venció hace unos días, me niego a botarla. Simplemente olvidé que estaba allí. La había comprado en una promoción 2×1. Ni hablar de otras pastillas que hay debajo que usé una sola vez (Dios sabrá para qué dolencia) y también se vencieron.

Quizás es un dilema que ustedes también han tenido: la difícil tarea de limpiar el botiquín casero de medicinas por pensar que en algún momento esas medicinas nos volverán a servir.

  • 6 combinaciones de medicinas que pueden poner en riesgo a quien las toma

Pero ¿realmente es así? Investigamos algunos mitos y verdades de las fechas de vencimiento de las medicinas con ayuda de dos expertos.

La fecha de vencimiento de los medicamentos es una estrategia comercial de cada laboratorio para hacernos comprar más

Realmente no, la caducidad no es una estrategia comercial. Las legislaciones de todos los países exigen que las medicinas que se comercializan tengan una fecha de caducidad y se llega a ella tras estudios científicos exhaustivos.

En 1979, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) comenzó a exigir que se incluyera una fecha de vencimiento o caducidad en las medicinas que se venden con o sin prescripción en ese país.

«Hace unos cuantos años, la Organización Mundial de la Salud decidió que en principio las fechas de caducidad en general no deberían superar los cinco años», le explica a BBC Mundo José Ramón Azanza, director del Servicio de Farmacología Clínica de la Clínica Universidad de Navarra (España).

En farmacología, la incertidumbre no se acepta porque afecta la seguridad de las personas

José Ramón Azanza, Clínica Universidad de Navarra

«Usted no va a encontrar nunca un medicamento cuya fecha de caducidad (partiendo de su fecha de fabricación) se extienda a más de cinco años».

De hecho, Azanza señala que lo más habitual es que la fecha de vencimiento se ubique en dos años.

La doctora Inmaculada Posadas, profesora de Farmacología de la Universidad de Castilla-La Mancha (España), explica que «aunque el laboratorio farmacéutico lo formule de manera que dure más tiempo, por ley está obligado a poner esa fecha máxima».

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Los laboratorios tienen la obligación de incluir la fecha de vencimiento de sus medicinas de una forma visible en las cajas y blísters.

«Pueden existir medicamentos que una vez superada esa fecha de caducidad impresa en sus cajas sigan siendo útiles, pero según la legislación del país no puede decir que duran, por ejemplo, tres años más», le dice a BBC Mundo.

Si me tomo una medicina vencida me puede pasar algo malo

Partamos por responder una pregunta básica: ¿qué le sucede a un medicamento cuando trasciende la fecha de caducidad que se le ha marcado?

«Generalmente no le sucede nada», indica el profesor. «Si una persona toma un medicamento vencido unos pocos días después de que la fecha de caducidad haya pasado, no le va a pasar nada».

Los antibióticos con una potencia reducida pueden no atacar las infecciones, ocasionando enfermedades más graves y resistencia a los antibióticos

FDA

«Son rarísimos los medicamentos que pueden producir efectos tóxicos en el paciente una vez que trascurre la fecha de vencimiento», explica el profesor de farmacología.

Lo que suele suceder es que esa medicina quizás no va a ser efectiva, no va a surtir el efecto para la cual fue hecha. «Se trata de un problema de eficacia más que de tolerabilidad».

Sin embargo, el experto aclara que nunca se tiene la certeza absoluta de que ningún medicamento, de los miles que existen, pueda producir un efecto dañino una vez vencido.

Por una razón muy evidente: los organismos internacionales y nacionales que regulan la fabricación y comercialización de medicinas y los laboratorios no realizan estudios sobre los efectos de un determinado producto después de su vencimiento, se concentran en su eficacia y en sus efectos durante su vida útil, es decir, hasta que se vence.

«En farmacología, la incertidumbre no se acepta porque afecta la seguridad de las personas», señala Azanza.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption La FDA pide que los medicamentos caducados se boten porque una vez se vencen no hay garantía de que la medicine sea eficaz.

Y es que hay medicamentos que deben tomarse sistemáticamente para que el paciente tenga un nivel de vida adecuado.

«Si en ese tipo de casos no respetamos la fecha de caducidad, el efecto negativo sobre el paciente y la progresión de su enfermedad puede ser muy grave. Por eso es mejor poner una fecha límite y asegurarse que siempre va a surtir el efecto antes que arriesgarnos a tomar un medicamento que está caducado en una patología grave», advierte Posadas.

En el artículo «No caiga en la tentación de usar medicinas vencidas», la FDA indica que «ciertos medicamentos vencidos tienen el riesgo de presentar un crecimiento bacteriano y los antibióticos con una potencia reducida pueden no atacar las infecciones, ocasionando enfermedades más graves y resistencia a los antibióticos».

Las aspirinas vencidas no representan ningún riesgo

Un día no es lo mismo que seis meses.

De acuerdo con la doctora Posadas cuando el ácido acetilsalicílico, la aspirina, se va degradando forma otro medicamento que es el salicilato «que no debe utilizarse por vía endógena sino tópica porque es abrasivo».

«Si consumimos una aspirina un día, dos días después de caducada no pasa nada, pero a lo mejor seis meses después la cantidad de salicilato que contiene ese comprimido de aspirina es lo suficientemente alto para producir toxicidad», indica la experta.

Un medicamento puede perder su eficacia incluso aunque la fecha de vencimiento no haya llegado

«Los medicamentos contienen sustancias químicas que son estables e inestables dependiendo de su composición y del medio en que se encuentren», dice el doctor Azanza.

Es así como la humedad, la temperatura, la luz solar pueden actuar en esas sustancias y modificar sus estructuras químicas.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Se deben evitar lugares húmedos para guardar las medicinas.

Los laboratorios certifican que un medicamento funcionará dentro de un determinado lapso de tiempo con una importante advertencia: que se guarde en las condiciones debidas.

«Si el medicamento está en un entorno con más humedad o calor de los previstos, por ejemplo: el baño o la cocina; si el blíster ha sido manipulado y la caja ha estado abierta; si se le ha expuesto a la luz, nadie puede asegurar que la fecha de caducidad de ese medicamento sirva porque las condiciones han sido alteradas», explica el profesor.

Es importante leer cuidadosamente las condiciones bajo las cuales se deben guardar los medicamentos, pues muchas veces necesitan guardarse en sitios fríos.

En general, se deben mantener en lugares frescos y secos.

Con las vitaminas no hay tanto problema

Sí, si lo hay. El principio es el mismo.

«Cuando el laboratorio farmacéutico vende un preparado que contiene vitaminas asegura con la fecha de caducidad que imprime que durante ese tiempo esas vitaminas van a funcionar tal como se espera: desde el día primero hasta el último», indica Posadas.

Más allá de ese tiempo pueden haber alteraciones en la formulación y perder efecto independientemente de si se trata de vitaminas o de fármacos.

Una crema que no se ha abierto funcionará aunque esté vencida

«No podemos considerar una crema como un medicamento porque no cumple con la definición pero su uso está legislado dentro de la gama de productos sanitarios y cosméticos, y tiene una fecha de vencimiento que nos dice que hasta ese momento esa crema va a tener las propiedades adecuadas.

A partir de esa fecha, ya no nos asegura que sus componentes serán válidos», explica Posadas.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Muchas cremas cosméticas también tienen fechas de vencimiento.

«Aunque no se haya destapado y en principio tenga excipientes y conservantes que te aseguran que se mantiene en condiciones apropiadas, estos compuestos también tienen una vida media. Si el componente que me está asegurando que el principio activo no se va a oxidar deja de tener esa capacidad antioxidante, hay probabilidades de que ese principio activo se oxide y no funcione como debiera», señala la doctora.

Quizás le ha pasado que al destapar una crema que lleva tiempo sin usar, lo primero que le sale del tubo es una especie de aceite amarillento.

«Esa es una señal de que esa crema ha estado tanto tiempo quieta que la base se ha depositado por un lado y el medicamento por el otro. ¿Usarla? Quizás no va a causar daño pero su eficacia no va a ser la misma», indica Azanza.

Hay colirios que se deben botar aunque la fecha de caducidad no haya llegado

Cierto y es que muchos de los colirios no contienen conservantes para evitar problemas de irritación ocular, señala Azanza.

Eso significa que cuando se abren, deben utilizarse como el doctor los prescribió y botarse tras el tratamiento, aunque la fecha de vencimiento no haya pasado.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock Image caption Algunas gotas oftalmológicas deben mantenerse refrigeradas durante el tratamiento.

De acuerdo con el doctor Azanza, esas mismas gotas no sirven para el mismo paciente aunque experimente el mismo problema un mes después, pues sus ojos se pueden contaminar con bacterias y hongos.

La recomendación de las organizaciones que legislan la comercialización de los medicamentos así como de los expertos es: una vez los medicamentos se han vencido se lleven a un punto destinado para su destrucción.

Quizás en una emergencia, no pase nada si se toma un analgésico que se venció recientemente, pero nunca debe ser una práctica sistemática.

Los botiquines familiares se deben limpiar y renovar con regularidad dependiendo de las necesidades de cada hogar.

#68 Para qué quieres usar la povidona yodada en una quemadura leve?
Pues para desinfectar la zona, hombre Es que aunque no haya una destrucción total de la piel, sí se encuentra algo comprometida la barrera. Supongo que es por eso, aunque yo las veces que me he quemado, me he lavado con agua fría, y jabón como mucho.
He consultado el Velazquez, porque a mí también se me puede ir la pinza, pero no. Ahí también dice que la povidona yodada se usa en tratamiento para las quemaduras infectadas.
(pag 876 de la 17ª edición -ed panamericana-)
En cuanto a la absorción del mercurio, lo que tiene es que es muy lipófilo, atraviesa membranas que da gusto, y sí, por esta misma carácterística, tiene a acumularse en los tejidos (sí especialmente el cerebro y los riñones -que es su vía de eliminación-) .
Pero además de porque se acumule, es citotóxico porque interfiere con la actividad enzimática y porque altera la permeabilidad de la membrana.
De todas formas, como digo, usado de vez en cuando y en pequeñas cantidades (como puede ser en un raspón) no tiene por qué ser tóxico. Porque su biodisponibilidad no es tan grande por vía cutánea, a pesar de ser tan lipófilo, no se absorbe completamente, y porque aunque no tenga una buena eliminación y su semivida sea muy grande, sigue existiendo la eliminación.
Lentamente, pero lo vas eliminando.
Como todo, hay una concentración que resulta tóxica y por debajo de ahí no hay problemas (lo del LOEL y el NOEL). Cuanto más acumules, más concentración habrá, y más te acercarás a la «concentración tóxica». Pero haber absorbido «un poquito» no significa que vaya a repercutir negativamente, o que esa concentración se considere tóxica.
Pero, claro, como todo en toxicología, depende del tiempo de exposición y la intensidad (si quieres, cantidad) de la exposición.
No es lo mismo usarlo para curarte un rasponcillo en el codo, que usarlo para curar una zona más extensa (usarás más cantidad en un área más extensa, y absorberás más), además, tampoco es lo mismo usarlo para hacer curas en una herida complicada (que no se debe además, porque dificulta la cicatrización), que utilizarlo una vez para una heridita y olvidarse hasta la próxima.
En un caso te da tiempo a ir eliminando todo lo que hayas podido absorber, y en el otro absorbes más cantidad más rápidamente de lo que eliminas, así que te acercas al LOEL).

El antiséptico ideal es aquel que resulta más versátil, tiene menos toxicidad y contraindicaciones y, además, ofrece un efecto más rápido y duradero. Por eso, Cristalmina® (digluconato de clorhexidina 1%) se está convirtiendo en uno de los antisépticos de elección de las heridas de toda la familia1. Un desinfectante limpio y eficaz sin los inconvenientes de la povidona yodada, del alcohol y del agua oxigenada.

El verano es una época del año que propicia el desarrollo de actividades de ocio al aire libre: deportes, días de playa, campamentos, excursiones… La parte negativa de ello es que aumenta el riesgo de que se produzcan pequeñas heridas y cortes, lo que unido a las picaduras de insectos crea no pocos inconvenientes. Sin embargo, nada de eso tiene por qué suponer un problema si tenemos a mano el botiquín adecuado, en el que no puede faltar un antiséptico que nos permita actuar de forma inmediata. Pero ¿qué antiséptico utilizar?

Tradicionalmente las familias han utilizado soluciones yodadas (povidona yodada), alcohol y agua oxigenada para desinfectar las heridas, pero hoy se sabe que eso ya no es lo que mejor funciona. El alcohol es irritante, inflamable y está contraindicado utilizarlo en heridas abiertas. Por su parte, la povidona yodada puede irritar la piel y la absorción de yodo que contiene la povidona, a través de la piel, puede interferir en pruebas de la función tiroidea. Al respecto del agua oxigenada, debe saberse que la duración de su efecto es muy breve y que en presencia de aire y luz resulta inactiva.

Frente a estos remedios, Cristalmina®(digluconato de clorhexidina al 1%), es un antiséptico óptimo por su escasa toxicidad, su efecto duradero, su rápido inicio de acción y fácil aplicación(2,3). Resulta muy útil en la desinfección de todo tipo de rozaduras (como las del calzado), quemaduras superficiales (como las salpicaduras de aceite) y heridas superficiales como cortes en la cocina, en uñeros, piercings, pendientes, ampollas y un largo etcétera. Incluso está indicado en la desinfección del ombligo del recién nacido.

Introducción

No use Cristalmina 10 mg/ml:

  • Si es alérgico a digluconato de clorhexidina o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • No utilizar en ojos ni oídos, ni en el interior de la boca u otras mucosas.

Advertencias y precauciones:

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a usar este medicamento.

  • Este medicamento es exclusivamente de uso externo sobre la piel. No ingerir.
  • En caso de contacto accidental con ojos u oídos lavar inmediatamente con abundante agua.
  • No debe utilizarse en caso de heridas profundas y extensas sin consultar al médico.
  • No debe aplicarse repetidamente, ni utilizarse sobre grandes superficies, con vendaje oclusivo (no transpirable), sobre la piel lesionada y en mucosas.
  • No debe utilizarse para la asepsia de zonas de punción o inyección, ni para la desinfección del material quirúrgico.

Niños

  • Utilice con cuidado en neonatos, especialmente en niños prematuros. Este medicamento puede causar quemaduras químicas en la piel.
  • Consultar con el médico antes de utilizar en niños menores de 30 meses.

Uso de Cristalmina con otros medicamentos

  • Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.
  • Debe evitarse el uso de varios antisépticos a la vez o de forma sucesiva, salvo con otros compuestos catiónicos.
  • No debe usarse en combinación ni después de la aplicación de jabones aniónicos (jabones), ácidos, sales de metales pesados y yodo, por lo que debe aclararse bien la piel después de limpiarla.

Embarazo y lactancia

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Se desconoce si clorhexidina o alguno de sus metabolitos se excreta en la leche materna.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *