Aire acondicionado r32

ATTENTION: In accordance with Art.11, point 4 of Regulation (EU) No 517/2014 of the European Parliament and EU Council, HFC refrigerants (list) as well as unsaturated (chloro) hydrofluoride (Annex 2 of EU Regulation 517/2017) are sold only to firms that have the appropriate certificate in accordance with Article 10 or firms supplying fluorinated greenhouse gases. Please send the certificate scan right after placing your order. In the case of HVACR companies please send a completed statement about the purpose of the purchased item for further resale (form).

Refrigerant / Refrigerant R32 9 kg in a returnable packaging (12kg bottle).

ATTENTION: THE PRICE DOES NOT INCLUDE THE VALUE OF THE CONTAINER!!!

The refrigerant R32 (difluoromethane-CH2F2) is a homogeneous refrigerant from the HFC group, with a low global warming potential GWP = 675 (about 68% lower than the R410A). It is characterized by favorable thermodynamic properties, e.g. very high evaporation heat and high volume cooling capacity. Its disadvantage is that it is considered to be a combustible agent (classified as A2L safety group according to ISO 817), although research has shown that a very high ignition initiation energy is necessary and the flame propagation speed is low.

Due to recent changes in the EU F-gas legislation which from 2025 prohibit the use of GWP factors greater than 750 in split air conditioners with a capacity of up to 3 kg and the rapidly decreasing availability of R410A – has led to leading manufacturers of air conditioners very rapidly expanding the range of devices working on R32.

GPW Global Warming Potential: 675

Recommended POE oil

Sabemos que a muchos de vosotros os daba miedo la instalación de equipos de aire acondicionado con Gas R32 por las dudas de cómo hacerlo de forma legal y de si hacía falta un seguro de responsabilidad civil.

Desde el 7 de diciembre del 2018 los aires con gas R-32 pueden instalarse en una vivienda manera legal y NO hace falta seguro de responsabilidad civil.


El Real Decreto-ley 20/2018 de 7 de diciembre («medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica en el sector de la industria y el comercio en España») regula, en la Disposición transitoria segunda («condiciones para las instalaciones que contengan refrigerantes del grupo A2L»), los equipos con refrigerantes del grupo A2L entre los que está incluido el gas R32. Y esto es una buena noticia porque ya no son necesarios los trámites y requisitos que se recogían en Real Decreto 138/2011.

El Gas r32 pertenece al grupo de refrigerantes A2L con inflamabilidad ligera y baja toxicidad.

Contenidos

Situación hasta el 7 de diciembre de 2018

El Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas vigente imponía una serie de requisitos administrativos que hacían que el coste de una instalación con gas refrigerante de la clase A2L (entre los que se incluye el R32) fuese prácticamente inviable. Para evitar estos problemas durante el 2018 se inició una reforma del Real Decreto 138/2011 que todavía no ha concluido (se espera para mitad de 2019) y por esa razón se ha llevado a cabo una actuación de carácter transitorio que elimina trámites y requisitos sin comprometer la seguridad.

Según el Real Decreto 138/2001 (y si la instalación tenía más de 0,5 KG de refrigerante L2 – todos los aires de Mitsubishi), los titulares de las instalaciones debían (entre otras):

  • Presentar a la Comunidad Autónoma documentación exhaustiva de la instalación.
  • Contratar el mantenimiento y las revisiones periódicas de las instalaciones.
  • Seguro de responsabilidad civil u otra garantía equivalente que cubra los posibles daños derivados de la instalación por un importe mínimo de 500.000 €.
  • Mantener al día el libro registro de la instalación frigorífica.
  • Conservar los certificados de instalación e intervenciones posteriores.
  • Que la instalación frigorífica disponga de una persona expresamente encargada de la misma.
  • Etc.

Desde el 7 de diciembre de 2018 es aplicable la mencionada Disposición transitoria segunda del Real Decreto-ley 20/2018 de 7 de diciembre hasta que no se apruebe el real decreto nuevo que establecerá medidas específicas para las instalaciones con refrigerantes de la clase A2L, según norma UNE-EN 378-1:2017, gases refrigerantes con baja toxicidad y ligera inflamabilidad.

Clasificación de la seguridad de los refrigerantes

Los refrigerantes se clasificarán en función de los criterios de seguridad (toxicidad e inflamabilidad) según la Instrucción técnica complementaria IF-01:

  • Alta seguridad (L1): Refrigerantes no inflamables y de acción tóxica ligera o nula.
  • Media seguridad (L2): Refrigerantes de acción tóxica o corrosiva o inflamable o explosivos mezclados con aire en un porcentaje en volumen igual o superior a 3,5 por cien.
  • Baja seguridad (L3): Refrigerantes inflamables o explosivos mezclados con aire en un porcentaje en volumen inferior al 3,5 por cien.

Clasificación de los refrigerantes por inflamabilidad y toxicidad

  • Altamente inflamable y baja toxicidad: A3 (L3)
  • Altamente inflamable y alta toxicidad: B3 (L3)
  • Ligeramente inflamable y baja toxicidad: A2 (L2)
  • Ligeramente inflamable y alta toxicidad: B2 (L2)
  • No inflamable y baja toxicidad: A1 (L1)
  • No inflamable y baja toxicidad: B1 (L2)

Condiciones para las instalaciones con R32 hasta el modelo 71

Segundo punto de la Disposición transitoria segunda: «Los sistemas de refrigeración no compactos, que contengan refrigerantes de clase A2L, con carga de refrigerante inferior al resultado de aplicar el factor 1,5 a m1 , en reconocimiento de que estos refrigerantes tienen una velocidad de combustión inferior, lo que conlleva una reducida probabilidad de ignición».

Tercer punto de la Disposición transitoria segunda: «Las instalaciones que utilicen fluidos pertenecientes a la clase de seguridad A2L, que no tengan ningún sistema con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW, o la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos, de todos los sistemas, no excede de 100 kW y que no enfríen ninguna cámara de atmósfera artificial, pueden ejecutarse por empresas frigoristas de nivel 1, de las establecidas en el Real Decreto 138/2011, de 4 de febrero, o por las empresas instaladoras que se establecen en el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio.»

Los equipos de aire acondicionado con r32 y con cargas inferiores a 1,8K de refrigerante pueden ser instalados por EMPRESAS FRIGORISTAS DEL NIVEL 1, de las establecidas en el Real Decreto 138/2011, de 4 de febrero, por el que se aprueban el Reglamento de seguridad para instalaciones frigoríficas y sus instrucciones, o por las EMPRESAS INSTALADORAS RITE que se establecen en el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

  • Las empresas instaladores de equipos con gas r32 tendrán que entregar al cliente los siguientes documentos:
    • Un certificado en el que figuren los datos de la empresa instaladora, el fabricante, modelo, año, número de fabricación, carga, denominación y grupo del refrigerante empleado, así como las actuaciones realizadas.
    • Manual de instrucciones.
  • El titular/consumidor de las instalaciones de gas r32 está exento de tener un seguro de responsabilidad civil.
  • Las Instalaciones con fluidos del grupo A2L (R32) con una potencia eléctrica instalada en los compresores por cada sistema inferior o igual a 30 kW siempre que la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos no exceda de 100 kW y que no enfríen ninguna cámara de atmósfera artificial, pueden ser instaladas por empresas frigoristas de nivel 1.

Los aires acondicionados Mitsubishi hasta los modelos 71 pueden ser instaladas por empresas frigoristas del nivel 1 o empresas instaladoras RITE.

OJO: Cualquier aire acondicionado que se instalé hoy en día en España tiene que estar obligatoriamente instalado por un profesional o empresa homologada.

Ya no es obligatorio el seguro de responsabilidad civil

Tercer punto de la Disposición transitoria segunda: «El titular de las instalaciones que utilicen refrigerantes pertenecientes a la clase A2L, que no sobrepasen los límites máximos de carga conforme a las tablas C.1 y C.2 del anexo C de la norma UNE-EN 378-1:2017 y que no requieran medidas de protección específicas según el análisis de riesgos contemplado en la norma UNE-EN 378-1:2017, distintas a las medidas adicionales incluidas en el apartado C.3 del anexo C de la norma UNE-EN 378-1:2017, está exento de contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra los riesgos que pudieran derivarse de la instalación, con cuantía mínima de 500.000 €.»

Por tanto para las instalaciones de menos de 1,842 kg de carga frigorífica no hace falta seguro de responsabilidad civil.

Condiciones para las instalaciones con R32 con más de 1,842 kg de carga

Para las instalaciones de más carga frigorífica que 1,842 KG de carga o potencia de compresores superior a 30 kW en algún sistema o que la suam total de potencia eléctrica sea superior a 100 kW no hay cambios y deben ser instalados por una empresa frigorista del nivel 2.

Quinto punto de la Disposición transitoria segunda: «Para instalaciones con carga de refrigerante igual o superior al resultado de aplicar el factor 1,5 a m1 , cuyos equipos utilicen fluidos pertenecientes a la clase de seguridad A2L, que no tengan ningún sistema con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW, o la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos, de todos los sistemas, no excede de 100 kW y que no enfríen ninguna cámara de atmósfera artificial, deberán comunicar a la Comunidad Autónoma documentación.»

Para aquellas instalaciones frigoríficas pertenecientes al nivel 2, es decir, con una potencia eléctrica instalada en los compresores superior a 30 kW en alguno de los sistemas, o que la suma total de las potencias eléctricas instaladas en los compresores frigoríficos exceda de 100 kW, deberán comunicar una serie de documentos a la comunidad autónoma:

  • Memoria técnica de la instalación ejecutada firmada por el instalador frigorista o técnico titulado competente, facilitando por escrito al usuario información detallada de los equipos: fabricante, modelo, tipo y carga de refrigerante y año de fabricación. Adjuntará un documento del cálculo justificativo de que la instalación cumple con las exigencias de la norma UNE-EN 378-1:2017, en cuanto a: dimensiones del local, altura de montaje del equipo sobre el suelo, carga máxima admitida y medidas de seguridad adoptadas. Dicho documento estará firmado por el representante legal de la empresa frigorista o por técnico titulado competente en el caso de que no se sobrepasen los límites de carga según se establecen en las tablas C.1 y C.2 del anexo C de la norma UNE-EN 378-1:2017 o por un técnico titulado competente si se sobrepasan los límites de carga o se requiere hacer análisis de riesgo.
  • «Análisis de riesgo» de la instalación, en caso de que no se satisfagan los criterios del punto anterior, es decir que se sobrepase la carga máxima de refrigerante admitida de acuerdo con la norma UNE-EN 378-1:2017, documentando si se trata de una zona de extensión despreciable (ED) según la Norma UNE-EN 60079-10-1, en caso contrario deberá aplicarse el Real Decreto 144/2016, de 8 de abril, por el que se establecen los requisitos esenciales de salud y seguridad exigibles a los aparatos y sistemas de protección para su uso en atmósferas potencialmente explosivas. En este caso la instalación la realizara una empresa instaladora de nivel 2.
  • Certificado de la empresa frigorista, firmado por su representante legal, confirmando que dispone de personal habilitado para la instalación y manejo de sistemas e instalaciones que utilicen gases de la clase A2L, que está familiarizado con los requisitos de este tipo de instalaciones con respecto a estos refrigerantes y ha recibido la formación necesaria, y que la instalación y sus componentes cumplen con las condiciones específicas que recomienda el fabricante de los equipos para la utilización de esta clase de refrigerantes A2L.
  • Certificado de la instalación suscrito por la empresa frigorista.
  • Certificado de instalación eléctrica, que incluya la parte correspondiente a la instalación frigorífica, firmado por un instalador en baja tensión.
  • Declaraciones de conformidad de los equipos a presión y del sistema de tuberías de acuerdo con el Real Decreto 709/2015, de 24 de julio y, en su caso, de los accesorios de seguridad o presión. De acuerdo con el Real Decreto 709/2015, de 24 de julio, las declaraciones de conformidad CE de la instalación como conjunto, cuando se trate de equipos compactos, y para el resto de instalaciones, de todos los equipos a presión incluidos las declaraciones de conformidad de las tuberías cuando aplique.
  • Contrato de mantenimiento con una empresa instaladora frigorista.

¿Puedo instalar tranquilamente un aire acondicionado con gas R32?

Desde el pasado 7 de diciembre ya puedes instalar tranquilamente un aire acondicionado con gas R32 siempre que tenga una carga de R32 de menos de 1,842 kg de carga frigorífica (los aires de Mitsubishi hasta los modelos 71).

  • El Gas r32 pertenece al grupo de refrigerantes A2L con inflamabilidad ligera y baja toxicidad.
  • El LII del R32 son 0,307 kg/m3 según UNE EN 378-1:2017, lo que implica que el límite de carga frigorífica a aplicar es de: 1,5 * m1 = 1,5 x 0,307 * 4= 1,842 kg de carga frigorífica.
  • Por tanto como esta clasificación se aplica para los aires acondicionados con cargas inferiores a 1,8KG de refrigerante están incluidos hasta los modelos 71 de Mitsubishi Electric.
  • Los aires acondicionados Mitsubishi hasta los modelos 71 pueden ser instaladas por empresas frigoristas del nivel 1 o empresas instaladoras RITE.
  • Por tanto para las instalaciones de menos de 1,842 kg de carga frigorífica no hace falta seguro de responsabilidad civil.

La instalación SIEMPRE la debe hacer un profesional homologado

Lo que hay que tener en cuenta siempre es que en España desde enero de 2018 para cualquier instalación de aire acondicionado hay que acudir a un profesional homologado:

  • En 2018 hay cambios importantes en la normativa de instalación de aire acondicionado: solo los profesionales acreditados podrán realizar la instalación de los aparatos de climatización.
  • El Real Decreto 115/2017 de principios de 2017 (aplicable desde el 1 de enero de 2018) regula la instalación de aire acondicionado y aspectos de la compra de estos que afectan al consumidor de manera notable, especialmente si se confía en empresas no acreditadas.
  • El mayor cambio relacionado con la acreditación del manejo de gases fluorados es que solo podrán instalar estos equipos de aire acondicionado empresas y técnicos debidamente homologados. Por tanto hoy en día solo las empresas registradas en el Ministerio de Industria o la Consejería de Industria de la Comunidad Autónoma podrán ejercer con garantías las instalaciones. Ya no vale que nos instale un aire cualquier persona que se anuncie como instalador de aire acondicionado.
  • El instalador deberá acreditar esta condición y entregar la documentación pertinente al cliente para que este se la haga llegar al vendedor.

  • Infografía
  • Gas R32 normativa
  • Presiones de trabajo del gas R32
  • ¿Gas R32 o R410a?
  • ¿Es el gas R32 inflamable?

Infografía patrocinada por Hitachi

www.hitachiaircon.es

El gas R32 se utiliza en estado puro y también como componente para mezclas HFC como el R410a.

Al tratarse de un refrigerante 100% puro, es más fácil de reciclar y reutilizar.

Al tener un COP mayor que otros HFC , presenta propiedades termodinámicas como refrigerante muy buenas consiguiendo grandes rendimientos.

Se utiliza un 30% menos de refrigerante en cada carga que el R410a, lo cual se traduce en un menor consumo y por tanto, menor gasto de gas.

No es un gas válido para retrofit (reconversiones de aparatos que utilizan R-410a) al ser considerado ligeramente inflamable. Por lo tanto no se debe rellenar equipos diseñados para R410a con R32 en ningún caso. Los sistemas diseñados para usar con R32 tienen diferentes regímenes de interruptor de presión, perfiles de inversor alterados e intercambiadores de calor especialmente diseñados.

En caso de fuga, este gas permite recargas directamente al aparato.

Consideraciones para el instalador de equipos con R32

El instalador profesional, a la hora de colocar el equipo nuevo, debe comprobar que la bomba de vacío y el manómetro estén certificados para trabajar con R-32, aunque podrá utilizar las mismas tuberías en el caso de una sustitución de aparato y las mismas mangueras que utilizaba al vaciar equipos de R-410a, lo más cortas posibles para evitar fugas y siempre con válvuas de cierre para evitar cualquier escape de gas.

A la hora de realizar su instalación, se recomienda siempre contar con un detector de fugas certificado para R-32 para evitar al máximo cualquier riesgo de inflamabilidad. Trabajaremos con una bombona especial, con la parte superior pintada en roja y la rosca irá al sentido contrario que con el r410a. Es recomendable acompañarse de una báscula para controlar cuánto gas sale de la bombona. Asimismo, es aconsejable ir con un ventilador y dispersar al máximo las posibles fugas que tengamos en el equipo.

Gas R32 normativa

La Normativa Europea CE 517/2014 más conocida como normativa F-Gas dio el pistoletazo de salida a la búsqueda de refrigerantes menos contaminantes.

Esta normativa, que entró en vigor el 1 de enero de 2015, plantea la progresiva reducción de emisiones mediante el control de uso de los gases fluorados de efecto invernadero, sustituyéndose por otro tipo de gases de menor PCA (Potencial de Calentamiento Atmosférico) -en inglés, GWP- antes de 2030.

A nivel nacional, fue la aplicación del Impuesto sobre los gases fluorados (artículo 5 de la Ley 16/2013), en vigor desde el 1 de enero de 2014, la que urgió a buscar alternativas al sector.

El gas R32 dispone de un PCA dentro de los límites aceptados para gases refrigerantes utilizados en equipos nuevos con carga inferior a 3 kg puestos en el mercado a partir del 1 de enero de 2025 según el calendario de prohibiciones expuesto en la normativa F-GAS. El límite de esta normativa está en 750 mientras que el R32 tiene un PCA-GWP de 675.

En diciembre de 2018 se aprobó el Real Decreto-ley 20/2018 que habilita a las empresas instaladoras RITE y a las empresas frigoristas nivel 1, a realizar la ejecución, mantenimiento, reparación, modificación y desmantelamiento de las instalaciones de sistemas de refrigeración no compactos (splits), que contengan refrigerantes de clase A2L, con un límite de carga de 1.842 kg. Hasta la aprobación de esta disposición transitoria únicamente los frigoristas nivel 2 podían instalar los equipos con R-32 y otros refrigerantes similares, al tener éstos una clasificación L2. Además, se obligaba al titular de la instalación a suscribir un seguro de Responsabilidad Civil u otra garantía equivalente que cubra los daños derivados de la instalación por un importe de 500.000 €, lo que dificultaba en gran medida la comercialización de aparatos domésticos de aire acondicionado y bombas de calor que utilizaran este gas.

Presiones de trabajo gas R32

Aunque es similar al R410A, el R32 funciona a una presión más alta. La presión de vapor y la temperatura de descarga en compresión son muy altas. Por tanto, se debe cargar siempre en fase líquida.

¿Gas R32 o R410a? Comparativa entre ambos refrigerantes

El gas R32 es un refrigerante más eficiente energéticamente que el R-410A y con PCA (GWP) de 675, 68% inferior al R410A. 675 frente a 2088 del PCA del R-410 A.

Su capacidad de refrigeración es similar al R-22 y R-502.

El equipo precisa un 30% menos de carga de refrigerante en comparación al R-410A.

Se pueden reutilizar tuberías por su compatibilidad con lubricantes POE que utilizan equipos con el R-410A.

En caso de fuga, podrá rellenarse el equipo directamente sin necesidad de recuperar el refrigerante remanente en el circuito.

Necesita menos cantidad de refrigerante por lo que, unido al bajo precio del mismo y al hecho de permitir recargas, estamos ante un refrigerante económico. Su impuesto también es mucho menor que en los R410A R407C.

Resulta más barato utilizar el R-32 que el R-410 A. La tasa del primero es de 11 euros por kilo, mientras que la del segundo es de 39,5 euros por kilo.

¿Es el gas R32 inflamable?

El R-32 está catalogado como ligeramente inflamable (A2L) según el estándar 34 de ASHRAE 34 y se recoge en el Reglamento de Seguridad para Instalaciones Frigoríficas. Se clasifica de esta forma porque su límite inferior de inflamabilidad es mayor de 0.1 kg/m3 a 23 ºC y 101 kPa y su calor de combustión es menor de 19.000 kJ/kg. Además, El R-32 está clasificado como A2L (Grupo L2), es decir, poco inflamable ya que la velocidad de combustión es más bien baja.

Debido a esta clasificación, los envases de R-32 deben ser almacenados en lugares frescos y ventilados, alejado de llamas libres, chispas y lejos de focos de calor. Se debe evitar la exposición directa al sol y la acumulación de carga electrostática.

En cuanto a su toxicidad, pertenece a la Clase A: esto significa que no resulta tóxico en concentraciones superiores o iguales a 400 ppm en volumen.

A la hora de realizar su instalación, se recomienda siempre contar con un detector de fugas certificado para R-32 para evitar al máximo cualquier riesgo de inflamabilidad. Trabajaremos con una bombona especial, con la parte superior pintada en roja y la rosca irá al sentido contrario que con el r410a. Es recomendable acompañarse de una báscula para controlar cuánto gas sale de la bombona. Asimismo, es aconsejable ir con un ventilador y dispersar al máximo las posibles fugas que tengamos en el equipo.

Si quieres saber más sobre los sistemas de climatización Hitachi, haz clic en:

Gas R32: principali caratteristiche e normative correlate

La differenza più significativa con il gas R410A è relativa alla classe di infiammabilità. Lo standard internazionale ISO 817:2014 classifica i refrigeranti in base al loro grado di infiammabilità in 4 categorie:

Classe A1 – Nessuna propagazione di fiamma

Classe A2L – Bassa infiammabilità

Classe A2 – Infiammabile

Classe A3 – Alta infiammabilità

Questa classificazione si basa su diversi criteri, tra cui il limite inferiore di infiammabilità, il potere calorifico e la velocità di combustione. Nello caso specifico dell’R32, la classificazione di sicurezza ad esso attribuita è A2L, dove A indica che il fluido è caratterizzato da bassa tossicità, mentre 2L identifica la bassa infiammabilità del refrigerante. Ciò significa che per causare un innesco è necessaria una fonte di calore ad elevata energia: ad esempio, le scintille (prodotte da interruttori o relé) e l’elettricità statica non possiedono sufficiente energia per infiammarlo.

La norma EN-378 in caso di prodotti R32

Nei casi di installazione di prodotti contenenti gas R32, è sempre necessario eseguire una verifica secondo la normativa EN-378, che specifica i requisiti relativi alla sicurezza delle persone e dei beni relativamente ai sistemi di refrigerazione fissi e mobili, applicata, in questo caso, a prodotti con gas di categoria A2L. Vediamo di cosa si tratta.

Grazie alla formula contenuta nella norma è possibile calcolare la massima carica di gas contenuta nel climatizzatore, in funzione della superficie del locale in cui esso viene installato. La formula è la seguente:

M = 2.5 x LFL1,25 x h x √A

M = massima carica di refrigerante

LFL = Limite inferiore di Infiammabilità (R32 LFL = 0,307 che corrisponde al 14% della densità del gas stesso.)

h = Altezza dell’unità installata (1,8 m per unità a parete; 0,6m per pavimento; 2,2 soffitto)

A = Superfice

Particolare attenzione va posta su valore di LFL che rappresenta un importante parametro per valutare la potenziale pericolosità di una installazione: solo una concentrazione di R32 tra il 14% e il 31% con aria può diventare infiammabile. Partendo dalla densità di R32 è quindi possibile calcolare il valore di 0,307 kg/m3 (ovvero il 14% del valore di densità nominale) contenuto nella formula sopra riportata.

Esempio: Per una stanza di circa 16 m2 la massima carica di R32 ammissibile risulta pari a 4,1 kg. Un modello da 12k BTU/h ha un contenuto di gas R32 pari a 0,8 kg, valore che anche in caso di perdita totale in ambiente non causerà il raggiungimento del limite inferiore di infiammabilità.

Oltre alla verifica sui limiti legati all’infiammabilità, è sempre necessario eseguire anche la verifica del limite legato alla tossicità del gas R32. In questo caso il limite massimo da rispettare è pari 0.30 kg/m3

Trasporto e utilizzo di R32

Il trasporto di climatizzatori o bombole contenenti gas R32 non è soggetto a particolari restrizioni nel caso di modiche quantità. Discorso diverso invece per trasporti di lungo raggio via gomma o via mare soggetti a regolamenti specifici di settore.

Anche le operazioni relative all’installazione di prodotti con R32 sono del tutto assimilabili a quanto già in essere. L’R32 è un refrigerante mono componente, perciò può essere caricato allo stato gassoso, nonostante sia comunque consigliato caricare il gas allo stato liquido

RImane ovviamente obbligatoria la certificazione F-Gas (Patentino Frigorista) a carico di chiunque esegua installazioni o manutenzioni sui prodotti. L’attrezzatura utilizzabile (tubazioni in rame, fruste, gruppo manometrico, ecc..) è in gran parte condivisibile con quella già impiegata per prodotti R410A. Attenzione a verificare che cercafughe, pompa del vuoto e vacuometro siano già predisposti per gas R32.

Cómo y cuándo debes cargar el aire acondicionado del coche

Con el verano a la vuelta de la esquina, más de un conductor ha empezado a poner a punto su vehículo para asegurarse una conducción sin problemas en estas vacaciones.

La carga del aire acondicionado es una de las tareas más importantes que hay que revisar si no queremos que nuestro coche se convierta en un horno con ruedas. Para aclarar todas las dudas respecto a este tema, en 20minutos.es nos hemos puesto en contacto con Álvaro León, Coordinador General de Eurotaller.

En primer lugar, hay que saber que el filtro del polen es el que influye en el aire acondicionado, ya que con el uso se va ensuciando y filtra peor. Además, si está muy colmatado, no deja pasar suficiente caudal de aire, por lo que perjudica la capacidad de climatización.

Ahora bien, ¿cómo se carga el aire acondicionado? «La carga se realiza mediante una estación de carga de aire acondicionado», señala León, «esta estación se programa según el modelo de coche, pues la carga varía en función de la cantidad de refrigerante y aceite de cada vehículo, entre otras cosas».

Este aparato es el encargado de recuperar el fluido refrigerante del vehículo (gas fluorado), limpiarlo y deshidratarlo, ya que la humedad es el primer enemigo del aire acondicionado.

«En vehículos de cierta edad, los gases que llevan de serie (R12) no cumplen la normativa actual, por lo que es necesario desecharlos según el protocolo europeo y cargar un gas compatible con la legislación», añade León.

Aunque el procedimiento de carga no ha cambiado con el paso de los años, la tecnología ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de carga de los nuevos gases que se utilizan actualmente. Según León, «trabajamos con los gases a una mayor presión».

En resumen, estos serían los pasos para cargar el aire acondionado con la estación de carga:

  • Primero se conectan las mangueras de alta y baja presión al circuito del vehículo.
  • La máquina comienza a funcionar con la limpieza y recuperación del gas y aceite viejo.
  • Al terminar se comprueba mediante vacío si hay fugas en el circuito.
  • Por último, si no hay fugas, se realiza la carga de gas y aceite.
  • Una vez realizado el proceso, se hace una comprobación de que el aire acondicionado funciona correctamente.

A continuación ofrecemos un vídeo en el que se explica el funcionamiento de una de estas estaciones de carga.

¿Cuándo se recomienda cargar el aire acondicionado?

Igual de importante que saber el cómo es saber el cuándo. «En un principio, el fluido refrigerante no se gasta, salvo que exista una fuga o microfuga, que tiende a aparecer con el tiempo, pues los componentes del sistema envejecen», señala León.

«En caso de un mal funcionamiento del aire acondicionado del vehículo, sería necesaria una revisión del sistema, puesto que aparte de la carga, puede ser que tenga humedad en el sistema, o que haya algún elemento como el filtro deshidratante del aire acondicionado que esté en mal estado», añade el Coordinador General de Eurotaller, pero en principio, «es un elemento que puede durar varios años sin ningún problema».

Según León «hay muchas variables como para decir una fecha concreta de revisión del aire. En España el uso que se le da al aire acondicionado es intensivo, por lo que el filtro deshidratante convendría revisarlo al menos cada 5-6 años, sin embargo no es una cifra exacta. Depende de la humedad de la zona y la temperatura, por eso es difícil hablar de años. En zonas de alta humedad seguramente dure bastante menos. Pero los fabricantes no lo suelen incluir en el plan de mantenimiento, porque en muchas zonas podría no ser necesario cambiarlo nunca. En resumen, es como otras piezas tipo embrague, que puede durarte muchos años o muy pocos en función del uso que le des.»

Por otra parte, según Midas, es recomendable «recargar el aire acondicionado cada año, antes de la temporada de vacaciones de verano».

Como guía, deberás cambiar el aire acondicionado si notas que no enfría lo suficiente, si no proporciona el mismo caudal que antes o si notas un olor extraño.

El aire acondicionado y el climatizador son un equipamiento de confort imprescindible hoy en día.De uso fácil, el aire acondicionado es en realidad un sistema más complejo de lo que nos imaginamos. Además, se vuelve cada vez más sofisticado (filtros activos, climatizador bizona, etc).

Muchas veces nos olvidamos de él en invierno hasta que llega el calor y lo ponemos en marcha. Es justamente en esta época que puede mostrar signos de fatiga y nos interesa recargarlo, revisarlo o simplemente comprobar su correcto funcionamiento. Estos consejos te permitirán mantener el aire acondicionado de tu coche en perfectas condiciones de marcha y muchas veces sin necesidad de recargarlo.

¿Es necesario recargar el aire acondicionado cada verano?

Vamos a romper un mito. No, no es necesario recargar el aire acondicionado cada verano, ni cada año. En un coche reciente, sólo se hace cada dos años tras una limpieza a fondo del sistema. Aún así, cada verano, muchos automovilistas, al ver que el aire acondicionado de su coche no funciona correctamente, es decir, no enfría o refresca el habitáculo como debería, hacen caso a los talleres que proponen recargas de aire acondicionado sin más inspecciones.

Si el aire acondicionado de nuestro coche no tiene la potencia necesaria para refrigerar que tenía el verano pasado puede haber tres causas principales:

1-El filtro del habitáculo está sucio o taponado. Es la avería menos grave y más barata de todas. El filtro están tan sucio que el aire frío no llega al habitáculo. De ahí, la importancia de un mantenimiento adecuado durante el año. Se puede limpiar el filtro o sustituirlo si ya es muy viejo.

2- Problema eléctrico. Algo relé, fusible o conexión necesitan ser cambiados.

3- Fuga de gas en el sistema. El circuito de aire acondicionado es un circuito cerrado y aunque se pueden producir ciertas pérdidas del gas refrigerante debido al propio sistema éstas son mínimas y no deberían ser apreciables cuando usamos el coche. Si es preciso recargar en gas el aire acondicionado a menudo es que hay una fuga. Y eso es un problema más serio que dependerá de donde sea la fuga (tubo, condensador, evaporador).

Si es preciso recargar en gas el aire acondicionado a menudo es que hay una fuga.

Ahora bien, es cierto que en los modelos más antiguos y con muchos kilómetros a sus espaldas, las juntas del sistema pueden deteriorarse -el sellado perfecto no existe- y que sea preciso cargar de nuevo el sistema de aire acondicionado. La cuestión es saber si es rentable hacerlo cada X meses o bien buscar la causa de la fuga.

¿Cuanto cuesta recargar al aire acondicionado?

Ahora que llega el verano, las ofertas se multiplican, tanto en centros del automóvil o en los propios concesionarios. Las ofertas son variadas y pueden ir desde un simple control gratuito del sistema al mantenimiento completo del sistema. ¿Los precios? Son tan variados como las marcas y los talleres. Actualmente, y a título de ejemplo para ver la disparidad de precios, en Citroën una recarga son 49 euros, mientras que en BMW estamos hablando de 150 euros para la gama media (Serie 1, Serie 3, etc) y 220 euros para los modelos más grandes.

¿Puedo recargar yo mismo el aire acondicionado?

En principio sí, incluso existen kits de recarga (de 20 a 60 euros en tiendas especializadas e internet), salvo en el caso de los coches híbridos. En éstos, los compresores eléctricos de los climatizadores no son compatibles con los aceites y condicionantes de juntas de estanqueidad. El uso de un kit inadecuado podría provocarte una electrocución mientras lo recargas. Para los demás kits, has de saber qué gas usa tu coche (R-134a para la mayoría de coches posteriores a 1993 y HFO-1234yf en la mayoría de coches posteriores a 2013).

Ahora bien, que sea posible no significa que sea recomendable. Las fugas de R-134a son muy nocivas para el medio ambiente y contribuyen al calentamiento global. De nuevo, si has de recargar a menudo (cada año o cada seis meses) es que hay una fuga importante en tu sistema y debería verlo un taller.

Cómo puedo evitar tener que recargar el aire acondicionado cada verano

El mantenimiento del aire acondicionado del coche, al igual que el de casa, es lo que condiciona su eficacia. Muchas veces, como automovilistas lo descuidamos por desconocimiento. A largo plazo puede tener serias consecuencias para su buen funcionamiento y nuestro bolsillo.

Así, algunas piezas pueden deteriorarse con el tiempo o incluso romperse. Y al final la factura puede ser consecuente: desde unos 100 euros para un deshidratador y su filtro hasta 1.000 euros o más, sin la mano de obra, para un compresor.

Para que el sistema esté siempre en óptimas condiciones y evitar fugas se recomienda poner en marcha el aire acondicionado al menos una vez al mes durante 15 minutos como mínimo.

El mantenimiento del aire acondicionado, como el de todo coche en general, no es barato, pero no hacerlo puede salir todavía más caro. El mantenimiento básico consiste en una limpieza anual del circuito del aire acondicionado acompañado de un tratamiento anti bacteriano. Cada dos años, además de la limpieza del circuito, se sustituyen los filtros y se efectúa una recarga del gas refrigerante.

En Motorpasión | ¿Cuánto gasta el aire acondicionado de tu coche?

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Desde que apareció el nuevo gas refrigerante R-32 en sustitución del gas refrigerante R-410A muchas han sido las dificultades para poder instalar de forma legal aparatos con el nuevo gas refrigerante. Si ya os contábamos que el nuevo gasno entraña ningún peligro, podéis leer la normativa inicial y el borrador RSIF (Reglamento de Seguridad para Plantas e Instalaciones Frigoríficas) que publicamos en ClimaPrecio.es hace ya unos meses. Hoy por hoy ygracias al Real Decreto-ley 20/2018, de 7 de diciembre, de medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica en el sector de la industria y el comercio en España, se han aclarado muchas de las dudas que existían en el sector. En este post, vamos a tratar de resolver las dudas que hoy por hoy siguen con el gas R32. ¡Acompáñanos!

Propiedades del R32

Lo primero, antes nada es explicar qué es el R-32. Este gas refrigerante es un HFC (Hidrofluorocarburos) puro. A diferencia del R410A que es una combinación de dos refrigerantes: 50% R32 y 50% R125. Lo que significa que no presenta glide (deslizamiento de temperatura) Lo que implica que en caso de fuga, puedes aprovechar el refrigerante remanente de la instalación.

Además, para la misma carga de refrigerante que el R410A obtenemos una capacidad de un 13% superior y un ratio COP del 4% superior al gas R410A. Por tanto, con menos carga obtenemos una mayor capacidad y eficiencia. Es decir, menos costes de instalación al necesitar menos carga. Además, al tener un PCA (Potencial de Calentamiento Atmosférico) un 70% inferior al R410A los impuestos son menores. ¡3 veces menos de impuestos por Kg! ¡Y también menor precio por Kg de refrigerante! Hablamos de un 65% menos de coste por Kg. Un ahorro interesante.

¿Es peligroso el R-32?

Y aquí es cuando hablamos de la peligrosidad del R32. ¿Es inflamable el R32? La clasificación actual del gas es de tipo A2L (baja inflamabilidad y lenta propagación). Ni poniendo un mechero delante de un escape de R32 se prende. 0,307Kg/m3 es la concentración necesaria de este gas en una habitación sin ventilación para que se prenda. Vamos, que es muy difícil que se inflame. De hecho, las chispas que generan los relés o interruptores y la electricidad estática no tienen suficiente energía como para prender el R-32.

¿Es un gas inflamable?

Ya hemos adelantado antes la concentración por m3 (0,307Kg/m3) para que se prenda, pero además de eso, hace falta la fuga en sí y una fuente de ingición. Pero ni eso provoca que se prenda. Hace falta una gran cantidad de energía, hace falta un 6097% más energía que en el caso del propano. Por tanto, hablamos de condiciones muy concretas como para considerar al gas peligroso. Así pues no es un gas inflamable. Es un gas ligeramente inflamable. Un pequeño matiz que lo cambia todo ya que pertenece a la clasificación A2L de baja inflamabilidad y lenta propagación.

¿Se puede abocardar el R32?

Aunque el RD 20/2018 no hace ninguna referencia al respecto, el RSIF 138/2011 y el borrador actual sí que hacen referencia sobre este aspecto y ponen exactamente lo mismo:

3.2.3.2 Uniones abocardadas

No se deberán utilizar las uniones abocardadas para la conexión de válvulas de expansión. Se evitarán las uniones abocardadas donde sea razonablemente posible.
Se deberá limitar el uso de uniones abocardadas a tuberías recocidas cuyo diámetro exterior sea inferior o igual a 19 mm y no se utilizará con tuberías de cobre y aluminio de diámetro exterior menor de 9 mm.
Cuando se realicen uniones abocardadas, deberán tomarse precauciones para asegurar que el abocardado es del tamaño correcto y que el par utilizado para apretar la tuerca no es excesivo. Es importante que las superficies roscadas y de deslizamiento sean lubricadas antes de su unión con aceite compatible con el refrigerante. No deberán ser abocardadas las tuberías cuyo material haya sido endurecido por manipulación en frío.
Las uniones a compresión roscadas serán una alternativa preferible a las uniones abocardadas.

Así pues, sí que se puede abocardar. ¿Por qué ahora sí se puede abocardar? Gracias a la norma UNE-EN 60335-2-40, la cual es un estándar que se aplica al producto, permite el abocardado siempre y cuando no se reutilice. Por ejemplo, si se reutiliza tuberías que contenían R22 hay que sustituir las tuercas de abocardado existentes para volver a abocardar las secciones abocardadas. Por tanto la única restricción es NO REUTILIZAR la tuerca y el abocardado.

¿Qué herramientas necesito para el R32?

Para instalar R32 puedes utilizar las herramientas que ya tengas. Es posible que necesites en el futuro el recuperador de refrigerante ATEX con botella de recuperación. Lo único que debes comprobar antes de instalar R32 es que estas dos herramientas sean compatibles con el gas:

  • Bomba de vacío de doble efecto en base a la DIN8975
  • La presión del R32 es un poco más elevada que la del R410A. Se debe comprobar que la aguja del manómetro puede indicar la presión correcta y necesaria o sino aplicar un cambio de escala.

¿Qué documentación necesito? ¿Puedo ser RITE?

Para legalizar una instalación de R32 dependerá de la carga de refrigerante. En cargas menores de 1,84 Kg se necesita la misma documentación que el R410A tal como dispone el RD 115/2017.

Para cargas superiores a 1,84 Kg necesitamos:

  • Misma documentación que el R410A añadiendo el documento del cálculo de carga según UNE-EN 378-1:2017
    • Carga máxima por inflamabilidad
    • Si no se cumple -> Necesaria instalación con nivel 2 con análisis de riesgos, contramedidas, etc.

Por consiguiente, un instalador RITE sí que puede instalar R32 hasta 12 Kg cumpliendo con la C2 e incluso hasta 60 Kg cumpliendo con la C3 (ver UNE-EN 378-1:2017).

Entonces, para cargas superiores a 1,84 Kg simplemente añadimos el documento justificativo de cálculo de cargas y la documentación que se presentaba con el R410A cuando la instalación era superior a 2,5 Kg (RD 138/2011 RSIF). Te resumimos lo que te hace falta en tu Comunidad Autónoma*:

  • Memoria técnica de la instalación. (incluyendo cálculo de carga máxima admisible)
  • Certificado de la empresa frigorista y de la instalación.
  • Certificado de instalación eléctrica.
  • Declaración de conformidad de los equipos a presión y de sistema de tuberías.
  • Declaración de conformidad CE de la instalación.
  • Contrato de mantenimiento con empresa instaladora frigorista.

* NOTA: No obstante, la Comunidad Autónoma podrá sustituir esta comunicación por una declaración responsable en la que se indique que se dispone de toda la documentación requerida. Y recuerda, es el titular quién presenta los documentos en Industria.

Te dejamos también la fórmula utilizada en el Anexo C de la normativa UNE-EN 378-1:2:2017:

Fórmula del Anexo C en UNE-EN 378-1:2017

Así pues, con esta fórmula podemos obtener unos valores. Incluimos los valores más habituales en la siguiente tabla (extraído de la página 63 del catálogo de Mitsubishi Electric de Abril 2019):

Conclusiones

Por tanto y para finalizar, podemos ver que en un equipo de 4 Kg de carga de refrigerante, por ejemplo en una máquina de 14 kW en 100 m2 podríamos instalar hasta 12 Kg de gas. Como conclusión es que los límites son muy amplios a día de hoy. Quién no está a favor del R32 es aquel que no está a favor del progreso.

Queremos agradecer a Mitsubishi Electric sus desayunos con R32 por toda la información brindada sobre este tema tan de moda en el sector. Así pues y para concluir, queda clara la facilidad a la hora de la instalación del gas R32. Si queréis leer este post de manera resumida os recomendamos encarecidamente que accedáis al link de Mitsubishi Electric.

El nuevo sustituto del gas R410A – R32. La legislación de la UE ha previsto que desaparezca de forma gradual el gas R410-A, el más usado actualmente en equipos domésticos de aire acondicionado. El gas R410-A fue introducido durante la pasada década gracias al Protocolo de Montreal, el objetivo de este gas era eliminar el uso de los gases refrigerantes que agotaban la capa de ozono (como era el caso del R22).

El gas R410-A tiene la cualidad de no ser tóxico, sin embargo, tiene un alto índice GWP “Global Warming Potential” (Potencial de Calentamiento Global).

Por este motivo, de la aparición del nuevo sustituto del gas R410A – R32, está comenzando a implantarse el gas refrigerante R32 en los nuevos modelos de aire acondicionado. Ya no sólo se trata de la capa de ozono sino también del efecto invernadero, del cambio climático y de la contaminación ambiental.

A continuación os vamos a ayudar a que veáis las principales diferencias que existen entre el R32 y el R410A:

El R32 es 100% puro lo que simplifica su reciclado y reutilización. En cambio el R410 está compuesto de dos gases (R32 y R125), lo que hace que su reciclado sea más complejo.

Ambos gases tienen un impacto 0 en la capa de ozono, pero el R32 es un refrigerante que tiene un impacto del 75% menor en el calentamiento global con respecto al R410A, lo que supone un menor riesgo de daños en el medio ambiente en caso de fugas involuntarias.

El R32 representa menor coste y mayor ahorro al utilizar un 30% menos refrigerante, así como un consumo menor de energía con temperaturas exteriores muy bajas.

La capacidad de refrigeración del R32 es 2,9% y el EER es de 6,4% superior al R410A en condiciones de refrigeración estándar, además cuanta con una mayor eficiencia energética (A+++) que el R410A.

El gas R32 tiene una clasificación A2L, esto quiere decir que tiene un nivel bajo de inflamabilidad y toxicidad.

Pues por nuestra parte hasta aquí con respecto a nuevo sustituto del gas R410A – R32 y la introducción de esta nueva normativa. La semana que viene os informaremos sobre otros aspectos que trae consigo y que hay que tener en cuenta a la hora de instalar este tipo de aparatos.

La legislación de la UE ha previsto que desaparezca de forma gradual el gas R410-A, el más usado actualmente en equipos domésticos de aire acondicionado. Y se está sustituyendo por el R32, con 0% de impacto en la capa de ozono, mayor eficiencia energética, un 30% menos de cantidad de refrigerante y un 75% menos impacto en el calentamiento global.

Aquí os explicamos que es el gas R-32 y porqué va a desaparecer el R-410A en la Unión Europea.


El compuesto químico gaseoso Difluorometano también llamado HFC-32 o más ampliamente R-32 es el refrigerante que va sustituir al R410A que es el más ampliamente utilizado hasta este momento.

Es un gas sin color y sin olor. No es soluble en agua y tiene una estabilidad térmica muy elevada. Sus vapores son más pesados que el aire. Se usa como refrigerante.

El R32 tiene un impacto nulo en la destrucción de la capa de ozono del planeta y, además, supone un impacto mucho menor en cuanto a calentamiento global que los gases refrigerantes fabricados anteriormente; su índice de Potencial de Calentamiento Global es hasta tres veces inferior al de sus predecesores.

Su eficiencia energética es mayor que la de otros refrigerantes del mercado, sino que también permite hasta un 30% menos de la cantidad de gas necesaria para su funcionamiento que otros modelos.

La normativa europea obliga a suprimir cualquier tipo de gas fluorado (por ejemplo, el R410A, el más utilizado actualmente) por modelos más sostenibles como el R-32.

El R32 es un gas puro, de modo que su reciclaje y tratamiento es mucho más fácil que el de los utilizados mayoritariamente hoy en día com el R410A, que son una mezcla de varios gases. La transición completa debe realizarse hasta el año 2030, pero todos los fabricante como Mitsubishi Electric ya están adoptando más y más modelos que usan estos nuevos gases menos contaminantes.

¿Por qué el R32 es mejor que el R410A utilizado actualmente?

El gas R410A, introducido durante la pasada década gracias al Protocolo de Montreal cuyo objetivo era el de eliminar el uso de los gases refrigerantes que atacan a la capa de ozono como el R22, tiene la cualidad de no ser tóxico y, por ello, es el más utilizado en aires acondicionado comerciales y domésticos.

Sin embargo, aunque no dañe la capa de ozono, el R410A no es del todo amable con el ambiente ya que tiene un alto índice GWP “Global Warming Potential” (Potencial de Calentamiento Global). Ya no se trata sólo de combatir la destrucción de la capa de ozono (por lo que se cambió del R22 al R410A y posteriormente al R401A) sino también del efecto invernadero, del cambio climático y de la contaminación ambiental.

Desde el 1 de enero de 2004 se prohíbe la producción de todo tipo de equipos con HCFCs (Hidroclorofluorocarbonos). Desde el 1 de enero de 2010 está prohibido por la UE, según Reglamento (CE) nº 1005/2009 sobre sustancias que agotan la capa de ozono, importar, producir, vender y/o usar R-22 virgen. Para cubrir la demanda de R-22 en instalaciones existentes, como posibles fugas, han nacido varios productos sustitutos como el R-427A que aseguran una transición sencilla con gases que no son destructores de la capa de ozono.

La legislación de la UE ha previsto que desaparezca de forma gradual el gas R410-A, el más usado actualmente en equipos domésticos de aire acondicionado. El motivo hay que buscarlo en la normativa europea CE 517/2014. Este texto establece como obligatorio para todos los países de la Unión reemplazar los gases fluorados (gases F) por razones medioambientales y de contaminación. El R410-A se incluye en esta categoría por lo que está condenado a desaparecer antes del año 2025.

El R-32 es por tanto mucho más amigable para el medio ambiente, además de ser más energéticamente eficiente.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el R32 y el R410A?

  1. El R32 es puro al 100% lo que simplifica su reutilización o reciclado, mientras que el R410 está compuesto de dos gases al 50%: R32 y R125, lo que dificulta su reciclaje. Ambos tienen 0 de ODP (Potencial de degradación del ozono), pero el R32 tiene un GWP (Potencial de calentamiento global) de 675 frente a los 2.087,5 del R410A; o sea, el R32 tiene un impacto del 75% menor en el calentamiento global que el R410A.
  2. El R32 utiliza un 30% menos de refrigerante que el R410A y por tanto es un menor coste para el usuario que adquiere un aire acondicionado que lo usa.
  3. El R32 tiene una capacidad de refrigeración es del 2,9% y un EER del 6,4% superior al R410A en condiciones estándar.
  4. El R-32 consume menos energía con temperaturas exteriores muy bajas.
  5. El R32 tiene una eficiencia energética de A+++ mayor que el R410A y además tiene una clasificación A2L lo que quiere decir que tiene un nivel bajo de inflamabilidad y toxicidad.

Resumiendo: El R32 tiene 0% de impacto en la capa de ozono, tiene mayor eficiencia energética, usa un 30% menos de cantidad de refrigerante y tiene un 75% menos impacto en el calentamiento global.

Nosotros os recomendamos al menos echarle un vistazo a los aparatos de aires acondicionados que utilicen el nuevo gas R32, que no tiene impacto sobre el calentamiento global ni sobre el agujero de la capa de ozono.

Todos los modelos de aire acondicionado de Mitsubishi Electric se van a ir adaptando al gas R32.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *