Actualizacion de Windows

Con la llegada del sistema operativo Windows 10

al mercado, Microsoft ha remodelado sus creaciones aportando una solución más eficiente para todos sus usuarios. Ha introducido una serie de aplicaciones diseñadas para que se puedan ejecutar en todos los dispositivos de la marca, incluyendo a las tablets, smartphones, ordenadores personales, Xbox One… Pero, ¿pueden todos los usuarios actualizar a Windows 10? En los siguientes párrafos se va a tratar de dar respuesta a esa cuestión.

Hablando un poco de los cambios con respecto a Windows 8, se ha modificado la interfaz de usuario para que pase de ser orientada al uso del ratón para poder utilizar la pantalla táctil. Se añaden nuevas funcionalidades como la «Vista de Tareas», el «Escritorio Virtual», aplicaciones nuevas, soporte para iniciar sesión mediante huella digital o reconocimiento facial con la aplicación «Windows Hello». Los usuarios están, en general, muy contentos, ya que se ha conseguido discernir entre los tipos de dispositivos y algunas de las opciones de pantalla completa de Windows 8, ahora sólo afectan a los dispositivos móviles y tablets.

Aparece «Microsoft Store»

que se encarga de seleccionar la herramienta más adecuada para el tipo de dispositivo en el que vayas a instalar la aplicación, una opción que destaca por su alta personalización hacia el usuario. Las críticas a Windows 10 a día de hoy han sido pocas y un gran porcentaje de ellas van orientadas al sistema de actualizaciones. Esto es debido a que el sistema se actualiza automáticamente clasificando por grados los diferentes updates.

Índice:

Contenidos

Actualizar a Windows 10 desde Windows 7

De esta manera, no permite al usuario seleccionar en qué momento desea realizar este tipo de operaciones. En 2015 se dio el hecho de que Microsoft liberó una actualización que generaba problemas en el registro y muchos de los usuarios tuvieron que acudir al servicio técnico para arreglar el problema. Sólo en las versiones «Pro» y «Enterprise» el usuario puede decidir el aplazamiento de los updates liberados por Microsoft. Existe también una queja con respecto a la publicidad que aparece en algunas carpetas básicas del sistema operativo. Todo esto y más vamos a darle solución, sigue leyendo!

Si eres uno de los usuarios de Windows 7 en versión original debes saber que Microsoft ha desarrollado una buena estrategia de mercado, dándole al usuario la posibilidad de acceder a Windows 10 de manera gratuita. Aunque esta promoción esté caducada, voy a darte unos pasos para poder actualizar a esta versión sin ningún coste y de manera completamente legal.
Vamos a seguir los siguientes pasos:

Descargar Windows 10 última versión

  1. Debes descargar Windows 10 desde los enlaces de descarga que te facilitamos, son 100% seguros.
  2. Pulsar sobre el botón «Descargar ahora la herramienta». Este paso va a hacer que descargues el archivo MediaCreationTool.exe.
  3. Ahora, haz doble click sobre el archivo para ejecutarlo. Te pedirá que aceptes la licencia.
  4. A continuación, Windows te pregunta «¿Qué deseas hacer?»; tú has de escoger la opción «Actualizar este equipo ahora».
  5. Pulsa sobre el botón «Siguiente». Verás que comienza a descargarse la actualización. En esa pantalla irás viendo el porcentaje de actualización que queda por descargar.
  6. Una vez bajado el contenido necesario, la aplicación te irá guiando por diferentes pantallas donde vas a indicar los archivos que quieres conservar y otros datos acerca del sistema operativo.
  7. Llegarás a una ventana final donde te avisará de que va a comenzar la instalación. Para finalizar, debes pulsar sobre el botón «Instalar».
  8. Cuando esto finalice serás ya propietario de una licencia Windows 10 para tu ordenador y, además, en su última versión completamente actualizada.

Actualizar a Windows 10 desde Windows 8.1

Si eres usuario de Windows 8.1, debes saber que Microsoft ha habilitado una opción para que puedas actualizar tu sistema operativo a Windows 10

sin tener que gastar ni un solo céntimo. Antes de seguir los pasos que te mostraré a continuación debes revisar algunos datos.

  • Tu sistema operativo debe tener las actualizaciones más recientes para Windows 8.1.
  • Realiza una copia de seguridad de tus datos y archivos del sistema, además de guardar a buen recaudo cualquier clave o licencia de software.
  • Revisa que los controladores del sistema y la BIOS estén en la última versión disponible.
  • Asegúrate de que el ordenador está conectado a Internet mediante una conexión Ethernet.
  • Procura tener las aplicaciones en su última versión.

Ahora que ya tienes preparado tu sistema, puedes seguir los pasos que te indico a continuación para actualizar tu sistema operativo a Windows 10 de forma gratuita:

  1. Abre el «panel de control» y ve al apartado «Windows Update».
  2. Pulsa sobre «Comprobar si hay actualizaciones».
  3. Aparecerá el mensaje «Actualizar a Windows 10».
  4. Haz click sobre el botón «Comenzar».
  5. Comenzarán a descargarse los ficheros y, tras ello, aparecerá un mensaje que pide aceptar el contrato de licencia.
  6. Seleccionar «Iniciar la actualización ahora» o «Programar para después». La segunda opción permite ponerle hora o programar al momento de la actualización.
  7. Tras finalizar este proceso, se reiniciará el sistema y comenzará con la actualización.
  8. Terminado este punto, hay que acceder a «Configuración», buscar la opción «Actualización y seguridad» y hacer click sobre «Windows Update». En este lugar es donde debes instalar y actualizar todos los controladores.

*Nota: Es posible que durante la actualización se reinicie tu dispositivo en varias ocasiones, no te preocupes es totalmente normal, ten paciencia.

Actualizar a Windows 10 Creators Update con el nuevo asistente de actualización

El día 11 de abril de 2017 apareció la nueva actualización para el sistema operativo Windows 10

, aunque ya se había puesto en marcha mucho tiempo antes para que todos los usuarios que estuvieran dispuestos a probarla pudieran hacerlo de manera previa a su lanzamiento oficial. En la web oficial de Microsoft aparecen las imágenes ISO en español para poder realizar la descarga del programa Windows 10 Creators Update o también puesdes obtenerla haciendo click en los enlaces de abajo. Cualquier usuario que disponga de este S.O. puede descargarlas y hacer uso de las mismas.

Descargar Windows 10 Creators Update

«ACTUALIZADO ✅ ¿Pensabas que ya no podrías tener la última versión del sistema operativo Winsows 10? ⭐️ MIRA AQUÍ ⭐️ En este tutorial ✅ PASO A PASO ✅ te enseño como poder pasar de tus antiguas versiones de Windows a la más reciente versión del SO.»

Para poder hacer este update de manera segura tenemos que seguir los pasos que se detallan a continuación:

  1. En primer lugar, hay que descargar el asistente de actualización desde la web indicada anteriormente o bien desde link que te ofrecemos, es 100% fiable. En el momento en que tengamos el fichero de descarga debemos ejecutarlo.
  2. Se nos abrirá una ventana que nos indicará la versión en que se encuentra nuestro sistema operativo y la versión a la que vamos a actualizar. En este caso, estamos interesados en instalar la versión 15063 o posteriores.
  3. En la pantalla aparece un cuadro de información nuevo donde debes pulsar sobre el botón “Actualizar ahora”.
  4. El asistente hará una prueba de reconocimiento para comprobar si nuestro sistema es compatible con esta nueva versión. Si no existe ningún problema, veremos una ventana que nos lo confirma; nuestro equipo es compatible.
  5. Ahora pulsamos sobre la opción “Siguiente”. Comenzará la descarga del fichero de actualización. Este proceso tardará un rato en completarse. No hay que desesperar.
  6. Una vez descargado, empezará de manera automática la instalación de la actualización. Continuamos a la espera.
  7. En pantalla podremos ir observando el porcentaje actualizado y diferentes mensajes en relación al mismo.
  8. Cuando finalice (veremos el porcentaje completo al 100 %), pulsamos de nuevo sobre el botón “Siguiente”.
  9. El asistente nos mostrará una pantalla que nos indica que la actualización ya está lista.
  10. Nos pedirá que reiniciemos el equipo y nos da un período de media hora para hacerlo. En el caso de que no lo hagamos nosotros automáticamente, lo hará él mismo para acabar de instalar Windows 10 Creator Update. La recomendación es que para terminar con el proceso pulsemos sobre el botón “Reiniciar ahora”. De no hacerlo así, puede ser que nos olvidemos y el reinicio nos corte algún trabajo que estemos realizando.

El asistente tarda cierto tiempo en realizar la instalación puesto que no es liviana precisamente. Durante ese período de tiempo no podremos trabajar con el equipo. Por otro lado, también hay que indicar que el ordenador se va a reiniciar varias veces a lo largo del proceso. Esto no supone ningún error; forma parte del proceso.

Ahora debemos completar el nuevo asistente de configuración de Windows 10 Creators Update. Esto es muy sencillo, ya que el asistente te realizará preguntas acerca de la hora, lenguaje y algunos parámetros que le debes indicar. Debes ir seleccionando lo que sea más acorde a tu caso y pulsando sobre el botón de “Siguiente”.

También puedes moverte entre las opciones que deseas rellenar, haciendo clic sobre cada uno de los apartados que se encuentran en la parte izquierda de la pantalla, a modo de menú. Cuando rellenes todo, pulsa sobre “Finalizar” para terminar el proceso. A partir de este momento estás actualizado a la nueva versión y puedes comenzar a utilizar tu Windows 10 Creators!.

¿Conoces la última actualización de Windows 10? Fall Creators Update en PC

En esta última actualización Microsoft demuestra que no deja de evolucionar por muchos años que pasen. De ahí que se haya mejorado enormemente la productividad con experiencias y conexiones próximas a las necesidades de cada usuario y dispositivo. Esta actualización se puede realizar automáticamente o con un asistente de actualizaciones.

Su instalación es muy sencilla, puesto que solo debes acceder a la web de Microsoft o aún más fácil, sigue los enlaces de descarga e instalación que te facilitamos, son completamente seguros y libres de malware y spam. Con ellos podrás acceder a la nueva versión de Windows con todas sus nuevas funcionalidades tanto de seguridad como de prestaciones o diseño. Además, desde aquí, podrás comprobar que versión de Windows 10 dispones en estos momentos.

Descargar e instalar Windows 10 gratis (ISO)

Aunque el sistema operativo de Microsoft viene preinstalado en muchos dispositivos, puede ser que necesites tener un disco de instalación de Windows (ISO) con el que reinstalar o recuperar tu sistema. Si deseas saber algo más acerca de esto, continua leyendo.
En Windows 10 este proceso es muy sencillo, seguimos los pasos para realizarlo correctamente:

  1. En primer, lugar se debe acceder a la web de descarga de Microsoft. Puedes hacerlo desde los enlaces que te facilitamos.
  2. A continuación hay que pulsar sobre «Descargar ahora la herramienta». En esa opción nos aparecerá el creador de medios de Windows y se debe seleccionar la opción «Crear un medio de instalación para otro equipo».
  3. Pulsa sobre el botón «Siguiente». Desmarca el tick de la casilla «Usar las opciones recomendadas para este equipo».
  4. Ahora escoge el idioma, la versión de Windows y la arquitectura del equipo (32 bits o 64 bits) y pulsamos de nuevo sobre el botón «Siguiente».
  5. Marca ahora la opción «Archivo ISO» y pulsa otra vez sobre el botón «Siguiente».
  6. Escoge la ubicación donde vas a guardar este fichero, recuerda la carpeta de descarga ya que la necesitarás.
  7. A partir de este momento comenzará a realizarse la descarga de los ficheros necesarios.
  8. Una vez que estén todos descargados se creará la imagen ISO en la ubicación que se ha señalado previamente. Esta se podrá ejecutar e instalar cuando necesites. ¡Listo!

F.A.Q: Preguntas frecuentes sobre como actualizar a Windows 10

A continuación puedes encontrar algunas preguntas, dudas o problemas que te pueden surgir si necesitas actualizar Windows 10 a la versión más nueva en tu computadora o PC.

¿Cómo se obtiene Microsoft Windows 10?

El sistema Operativo Windows 10 en su versión más moderna está a la venta ahora en la versión completa para PC al igual que para otros dispositivos. También puedes obtenerlo si dispones de licencia oficial de Windows 7 u 8 en los pasos anteriores que te hemos facilitado.

¿Sigue vigente la oferta de actualización gratuita?

Esta oferta estuvo activa oficialmente hasta el 29 de julio de 2016, aunque siguiendo los pasos en los sistemas del punto 1 y 2 aún se puede conseguir.

Cómo actualizar a Windows 10 desde windows 7

Cómo actualizar a Windows 10 desde Windows 8.1

¿Puedo seguir beneficiándome de la oferta gratuita descargándola desde un USB, aunque aún no la haya usado?

En principio no, aunque en algunos ordenadores sí se ha conseguido.

¿Sigue disponible la herramienta de creación de medios para descargar Windows 10?

Es muy recomendable probarlo. Puede ser que lo estés haciendo por primera vez y nadie tiene un soporte físico con el mismo serial que tienes tú; en este caso lo puedes conseguir. También se podría dar el caso de que si ya has instalado anteriormente Windows 10 en tu ordenador, ya dispongas de una clave digital y no necesites que te activen otra.

¿Funcionará Windows 10 con las tecnologías de asistencia en mi dispositivo?

Esta oferta estuvo activa hasta el 31 de diciembre de 2017. Sin embargo, Microsoft no indica que sea imposible, sino que ellos no se comprometen; es cuestión de probar.

¿Cuando tardará en actualizarse mi dispositivo?

El tiempo total que tarde en actualizarse depende de la potencia de la computadora y de la manera en que esté configurada. En la mayoría de casos se tarda como máximo una hora en hacerlo, aunque siempre pueda existir algún dispositivo que cambie la norma.

¿Como liberar espacio para una actualización?

Si no tienes espacio suficiente en tu disco duro debes quitar archivos o aplicaciones que ya no utilices. También puedes utilizar el «Liberador de espacio en disco de Windows». Durante la actualización también puede que se te pida que desinstales aplicaciones que puedan causar problemas de compatibilidad en la actualización o al utilizar Windows 10.

¿Puedo cambiar el idioma cuando actualice?

Lo mejor es actualizar a tu idioma y después agregar un nuevo idioma:

Esto se hace desde: Idioma → Configuración → Hora e Idioma → Región e Idioma → Agregar un idioma.

¿Puedo volver a mi antiguo sistema operativo? (el que tenía antes de la actualización)

Puedes hacerlo desde el menú de «Configuración»; bien desde la opción «Actualización y seguridad» o bien desde opciones externas proporcionadas por el propio fabricante del dispositivo.

Microsoft vuelve a ofrecer Windows 10 de forma gratuita a los usuarios de Windows 7

En 2016, Microsoft finalizó el programa de obtención gratuita de Windows 10 para la mayoría de usuarios, mientras que un cierto número de excepciones permitió seguir obteniendo la actualización de forma gratuita hasta finales de 2017. Ahora, Microsoft vuelve a la carga contra los usuarios de Windows 7 para volver a intentar convencerlos de realizar el cambio.

No es de extrañar que Microsoft quiera volver a intentarlo, pues son varios cientos de millones los equipos que siguen funcionando con Windows 7 hasta constituir el 40% de los equipos en marcha de forma mundial, sobretodo en el mercado asiático, con los problemas de seguridad que esto implica tanto en usuarios particulares como en empresas donde el coste económico de la transición de Windows 7 a Windows 10, solo en licencias, es suficiente para que dichas empresas descarten la opción.

Por tanto, todos aquellos usuarios que nos visitéis desde un equipo con Windows 7, es muy probable que veáis o ya hayáis visto una nueva notificación mencionando dicha oferta de actualización gratuita a Windows 10, un sistema que ya ha madurado durante algunos años y que, pese a seguir teniendo algunos fallos, es infinitamente más seguro que Windows 7, sobre todo desde el fin de soporte a este sistema operativo.

Te salga o no te salga el mensaje, si deseas actualizar Windows 7 a Windows 10 de forma gratuita y legal siempre puedes seguir los pasos de esta guía.

Microsoft lanzará un parche en marzo para Windows 7 que será obligatorio para seguir teniendo actualizaciones

Todo está relacionado con la adopción de SHA-2, el cifrado de seguridad que sustituye al inseguro SHA-1. A principios de 2017 conocíamos que Google había sido capaz de “romper” este cifrado después de 22 años. Uno de los mayores problemas es que era ampliamente utilizado en aplicaciones y a lo largo y ancho de Internet. Por eso, a finales de 2018, se anunció la migración de SHA-1 a SHA-2 para Windows 7.

El parche de Windows 7 que se lanzará en marzo: obligatorio para tener actualizaciones

El 12 de marzo se lanzará un parche de seguridad que se convertirá en totalmente obligatorio para los usuarios de Windows 7. Este habilitará SHA-2 para máxima seguridad y evitará que los usuarios que no lo instalen sigan recibiendo actualizaciones a partir del mes de julio de este mismo año. Aunque es cierto que Windows 7 se quedará sin soporte en enero de 2020, mucho peor es quedarse sin actualizaciones en verano por no instalar correctamente un parche.

En un documento técnico interno, Microsoft explica que, para proteger nuestra seguridad, las actualizaciones del sistema operativo Windows están “firmadas” tanto con algoritmos de seguridad SHA-1 como SHA-2 para validar que provienen realmente de la firma con sede en Redmond. Sin embargo, debido a las vulnerabilidades detectadas en SHA-1, y para seguir los pasos del resto de la industria, pasarán a utilizar únicamente cifrado SHA-2 para las actualizaciones.

Las actualizaciones de seguridad que se lanzan el 12 de marzo contendrán parches para Windows 7 SP1 y Windows Server 2008 R2 SP1 que habilitarán el soporte para SHA-2. Microsoft concederá entonces unos meses de “gracia” para que los usuarios se actualicen y, a partir del 16 de julio, será obligatorio haber instalado el parche SHA-2 de marzo para seguir recibiendo actualizaciones de seguridad del sistema operativo Windows 7.

La vida de Windows 7 está llegando a su fin. Windows 10 por fin ha conseguido superarle en usuarios a principios de 2019, pero el antiguo sistema operativo de Microsoft todavía sigue teniendo un 36,90% de cuota de mercado, empujado sobre todo por el sector empresarial. Y esto es un problema, porque Microsoft va a abandonar el sistema operativo el próximo 14 de enero de 2020.

Precisamente para que todos seamos conscientes de lo que esto quiere decir, hoy te vamos a explicar qué significa y qué supone que el soporte de Windows 7 esté a punto de terminar. Vamos a explicarte primero qué tipo de soporte está terminando, y luego pasaremos a explicarte qué supone esto para los usuarios medios que todavía estén utilizándolo.

A qué nos referimos con eso del fin de soporte

Windows es un sistema operativo que evoluciona a base de ir lanzando nuevas versiones cada determinados años. Y como mantener todas estas versiones sería logísticamente imposible, con el paso del tiempo van abandonando las más antiguas para centrar sus esfuerzos únicamente en el mantenimiento de las versiones actuales.

En las versiones de Windows podemos diferenciar dos tipos de soporte, el estándar y el extendido. Cuando está bajo el soporte estándar, cada versión de Windows sigue recibiendo varios tipos de actualizaciones, tanto correcciones como algunas funciones mejoradas, incluyendo actualizaciones de seguridad, y se pueden hacer reclamaciones con el hardware en garantía.

El soporte estándar de Windows 7 finalizó en enero de 2015, lo que quiere decir que ya no se seguirá mejorando, y desde entonces ha estado únicamente bajo el soporte extendido. Este segundo tipo de soporte es una especie de prórroga, el sistema operativo ya ha sido abandonado pero todavía recibe actualizaciones de seguridad para solucionar bugs o errores que han sido descubiertos, y que podrían ser explotados para atacar a los usuarios.

Lo que va a pasar a partir del próximo 14 de enero de 2020 es que Windows 7 se quedará sin ningún tipo de soporte oficial, y que las empresas que quieran seguir recibiendo parches de seguridad tendrán que pagar un mantenimiento exclusivo a Microsoft que durará otros tres años. Windows 7 habrá muerto de forma oficial, y ya no será seguro seguir utilizándolo.

Qué pasará cuando termine el soporte

Cuando Windows 7 se quede oficialmente sin soporte, dejará de recibir actualizaciones oficiales. Ni siquiera recibirá actualizaciones de seguridad, lo que quiere decir que los usuarios sólo quedarán protegidos ante cierto malware mientras se sigan recibiendo actualizaciones para el antivirus de Microsoft.

Pero si aparecen vulnerabilidades críticas en el sistema operativo Microsoft ya no va a corregirlas. Esto quiere decir que si se descubren vulnerabilidades, todos los ordenadores que utilicen Windows 7 podrán verse afectados, con los problemas de seguridad y privacidad que puede acarrear.

Puede que ahora la cosa parezca tranquila, Windows 7 es un sistema operativo que ha tenido una vida larga y plena, por lo que puede dar la falsa impresión de que cualquier vulnerabilidad debería haber sido ya corregida. Pero ponte por un momento en la cabeza del cracker o el cibercriminal. Si has descubierto una nueva vulnerabilidad, ¿no sería mejor esperar al fin del soporte para empezar a explotarla sin la amenaza de que Microsoft la solucione enseguida?

Y si esto es un problema para el usuario medio, imagínate el que supone para las empresas que todavía estén utilizando Windows 7. Quedarán desprotegidas, por lo que sin quererlo, también estarán desprotegiendo a sus clientes en el caso de que aparezca alguna vulnerabilidad con la que se pueda robar datos de sus servidores.

A la larga, el otro problema es que poco a poco dejará de haber aplicaciones y hardware compatible con el sistema operativo. Seguramente aplicaciones como los navegadores mantengan el soporte durante varios años, por lo menos mientras Windows 7 mantenga una significativa cuota de mercado, pero esto es algo que irá cambiando paulatinamente, y cada mes o año que pase será más normal encontrarte con aplicaciones exigentes que han dejado de invertir dinero en versiones para un sistema operativo muerto.

Esto, evidentemente, también repercutirá en las ya citadas empresas que decidan exprimir al máximo Windows 7. Piensa en que si, por ejemplo, su sistema de información se actualiza y deja de ser compatible con Windows 7, a esta empresa le va a tocar actualizar su sistema operativo lo más rápido posible y de forma precipitada. Esto supondrá al final un gasto parecido al de ir actualizando ahora sus equipos, pero con los inconvenientes acarreados por tener que hacerlo deprisa y corriendo.

pensad en una empresa cuyo sistema de información se actualice y ya no sea compatible con XP. Tocará actualizar todo el parque de ordenadores de una empresa a otro sistema operativo, con el gasto en licencias y en hardware (que probablemente también sea necesario cambiar), y la inversión seguirá siendo más que considerable. Esas cosas, reitero, pasan por aguantar hasta el final con un sistema más que obsoleto y que debió ser actualizado hace, como mínimo, cuatro años.

La única solución: migrar a un nuevo sistema operativo

Ya no hay mucho que se vaya a poder hacer. Windows 7 está a punto de morir, y por mucho que nos lamentemos Microsoft no va a dar vuelta atrás como tampoco lo hizo con Windows XP. Por lo tanto, la única solución es migrar a un nuevo sistema operativo que siga teniendo un mantenimiento por parte de su empresa responsable.

El salto lógico es pasarse a Windows 10, que mantiene las mismas especificaciones mínimas de hardware que sus dos versiones anteriores. Vas a necesitar un mínimo de 1 y 2 GB de memoria RAM para sus versiones de 32 y 64 bits, 16 y 20 GB de almacenamiento interno para las de 32 y 64 bits, una gráfica compatible con DirectX9 y una resolución de pantalla de como poco 800×600.

Si Windows 10 te parece demasiado complicado o sobrecargado de opciones, puedes encontrar otras alternativas en el mundo de las distribuciones GNU/Linux. Entre ellas, seguro que vas a encontrar algunas más ligeras perfectas para ordenadores menos potentes, y quizá otras con una apariencia más similar a las versiones más antiguas de Windows alejándose de las nuevas baldosas del menú de inicio de Windows 10.

Para el usuario medio esto no va a suponer demasiado problema, ya que simplemente tendrán que comprar una licencia de Windows 10 y actualizar, o incluso comprarse un nuevo ordenador que tenga Windows 10 incluido, que a día de hoy son prácticamente todos. El problema lo van a tener las empresas que todavía no hayan iniciado la migración, ya que sólo les falta un año para realizarla si no quieren acabar teniendo problemas una vez haya finalizado el soporte.

Conocemos ya cómo será Windows 10 y también incluso hemos podido probar su Technical Preview, pero hasta el pasado fin de semana no conocimos dos detalles importantes. Sí, me refiero a la fecha (29 de julio) y a su precio, que en principio y según lo anunciado será el mismo que en su día Windows 8 tuvo para sus versiones Home y Pro.

Conociendo ya las cifras, desde Xataka hemos echado una mirada al pasado para ver los precios de lanzamiento (entendiendo como tal los precios por licencia individual disponible para el consumidor final) desde tiempos de Windows 95. ¿Es Windows más barato ahora que antes? La respuesta la resumimos en una tabla.

Los precios de las versiones básicas de Windows

Para estas primeras cifras hemos recopilado los precios oficiales en dólares (por desgracia es más complicado encontrarlos en pesetas y euros) en el día de lanzamiento a los consumidores finales, sin contar ofertas o posibles promociones puntuales.

Precio de la licencia más básica (en dólares) Precio actualización a la versión más básica (en dólares)
Windows 95 209,95 109,95
Windows 98 209 109
Windows 2000 319 219
Windows Me 209 109
Windows XP (Home Edition) 199,99 99,99
Windows Vista (Home Basic) 199,95 99,95
Windows 7 (Home Premium) 199,99 119,99
Windows 8 (versión estándar) 119,99 119,99*
Windows 10 (versión estándar) 119,99 Gratis (en promoción)

* Nota: lo mencionamos más adelante, pero durante algún tiempo también existieron promos para actualizar a Windows 8. Windows 8 PRO podía ser adquirido por 29,99 euros (en el caso de personas que hubieran comprado recientemente un ordenador con Windows 7, el precio bajaba hasta los 14,99 euros).

En la gráfica que compartimos a continuación hemos representado la evolución del precio de la versión más básica de Windows, tal y como se reflejan en los datos de la tabla anterior. Además, hemos representado las cantidades de dinero a las que equivaldrían hoy los precios correspondientes de acuerdo a la calculadora de US Inflation Calculator (que, a su vez, se basa en el IPC estadounidense). Para los no entendidos, esto básicamente quiere decir que los 209,95 dólares del precio de Windows 95 en 1995 equivaldrían aproximadamente a 325,94 dólares de los de hoy.

En verde claro, precios originales con los que se lanzaron las versiones más básicas de Windows a lo largo de su historia. En verde oscuro, precios recalculados aproximadamente con la cantidad a la que equivaldrían hoy en día teniendo en cuenta la inflación (cálculos a partir del IPC y la calculadora de UsInflationCalculator.com)

¿Y el resto de versiones?

El precio de Windows 10, según lo que Microsoft ha dicho hasta la fecha, será el mismo que el de Windows 8 en su día, con la salvedad de que la actualización, tanto para usuarios de Windows 8.1 como de Windows 7, será gratuita. Los 199,99 dólares de la versión Pro son también menos que los que los de Redmond pedían hace tiempo desde la llegada de diversas versiones de su sistema operativo con Windows XP. En este caso, tendríamos los siguientes datos:

Windows XP:

  • Home: 199,99 dólares nuevo, 99 dólares actualización
  • Pro: 299,99 dólares nuevo, 199,99 dólares actualización

Windows Vista:

  • Home Basic: 199,95 dólares nuevo, 99,95 dólares actualización
  • Home Premium: 239,95 dólares nuevo, 199,95 dólares actualización
  • Business: 299,95 dólares nuevo, 199,95 dólares actualización
  • Ultimate: 399,95 dólares premium, 259,95 dólares actualización

Windows 7:

  • Home Premium: 199,99 dólares nuevo, 119,99 dólares actualización
  • Professional: 299,99 dólares nuevo, 199,99 dólares actualización
  • Ultimate: 319,99 dólares nuevo, 219,99 dólares actualización

Windows 8:

  • Estándar: 119 dólares nuevo, 119,99 dólares la actualización
  • Pro: 199,99 dólares nuevo, 199,99 dólares la actualización

Windows 10:

  • Home: 119,99 dólares nuevo, gratis la actualización (promo inicial)
  • Pro: 199,99 dólares nuevo, gratis la actualización (promo inicial)

Nótese que, en el caso de Windows 8, Microsoft ofreció en su día una promoción por la cual actualizar a Windows 8 Pro costaba tan sólo 39,99 dólares. Sin embargo, esas ofertas puntuales ya no están en vigor. En el caso de Windows 10, sabemos que será actualización gratuita con la versión personal (sólo consumidores, no licencias corporativas) para aquellos usuarios que lo reclamen durante el primer año. Luego la oferta caducará y desconocemos el precio.

De nuevo, hemos representado el coste de comprar una licencia de Windows Profesional (o el equivalente de cada versión) junto a los precios aproximados que les corresponderían en dólares de 2015 si ajustáramos la cantidad final de acuerdo a cómo ha cambiado el IPC respecto al de los años en los que salieron a la venta utilizando la calculadora anteriormente mencionada.

En verde claro, precios originales con los que se lanzaron las versiones Pro de Windows (o equivalente) a lo largo de su historia. En verde oscuro, precios recalculados aproximadamente con la cantidad a la que equivaldrían hoy en día teniendo en cuenta la inflación (cálculos a partir del IPC y la calculadora de UsInflationCalculator.com)

¿Qué conclusión sacamos de todo esto?

Como Microsoft no anunció el precio de Windows 10 en la primera presentación del sistema operativo, muchos se atrevieron a especular con que quizá Microsoft se atrevería a dar el salto a una cuota de suscripción, en lugar del pago por licencia tradicional. Aunque suene a cambio demasiado radical, no nos podemos olvidar que la compañía ya hizo algo similar con Office: si pagas los 7 euros al mes de Office 365, tienes acceso a su suite de ofimática junto a otras ventajas (como espacio en OneDrive).

Con Windows 10, y tal y como se anunció este fin de semana, parece que no se atreverán de momento a dar ese paso. Se mantienen los mismos precios que escogieron para Windows 8, que a su vez fueron los más bajos hasta el momento de la compañía: 119 dólares versión estándar y 199 dólares versión Pro. Para los detalles del resto (¡siete en total!) todavía tendremos que esperar.

Desconocemos además que pasará una vez caduque la oferta de actualización gratuita, que tan sólo se aplicará en el primer año desde el lanzamiento. Obviamente, y como comentamos en su día, Microsoft no quiere que vuelva a pasar lo que ocurrió con Windows 8 y para ello ofrece un gran incentivo (actualización gratuita, algo que nunca había hecho entre dos grandes versiones de sus SO) con el fin de animar a la gente a migrar. Y sí, también desde Windows 7, que a día de hoy supera el 50% de cuota de mercado.

En Xataka | Windows 10, así es el próximo sistema operativo de Microsoft

Llevaba varios días luchando con el tema. Windows Update había descargado sin problemas las actualizaciones críticas, pero cuando comenzaba el proceso de instalación surgía un mensaje indicando que las actualizaciones no se habían podido instalar correctamente. Cuando apagaba el ordenador, aparecía el típico aviso de que había actualizaciones pendientes, pulsaba sobre el botón Apagar y se iniciaba el proceso de instalación. El ordenador se apagaba, después de unos segundos, y las actualizaciones, lo mismo que antes, quedaban sin instalar.

Mi experiencia

Busqué, busqué y busqué. Intenté varios de los métodos sugeridos en diferentes foros y páginas de Internet, como el que indicaba que borrase el contenido de la carpeta SoftwareDistribution dentro de Windows. Pero nada, al volver a Windows Update se iniciaba el proceso de descarga pero en la instalación surgía el mismo error.

¿En dónde estaba el error?

Analicé el documento WindowsUpdate.log y comprobé en dónde estaba la causa del error. Vi que se producía en el ejecutable wuauclt.exe, que es el que se encarga de las actualizaciones automáticas. Muchos de los problemas que surgen en los ejecutables se deben a que no tienen acceso a alguna de las librerías DLL necesarias para su funcionamiento. ¿Qué hice?

Solución

  • Fui a Inicio -> Ejecutar y escribí services.msc y pulsé la tecla <Entrar>. También se puede acceder a la ventana de ejecución pulsando conjuntamente las teclas Windows + R.
  • Se abre la ventana que muestra los Servicios de Windows.
  • Con el puntero del ratón sobre Actualizaciones automáticas, en el panel derecho, seleccioné Detener. Minimicé la ventana.
  • Volví a Inicio -> Ejecutar y escribí
    regsvr32 %windir%\system32\wups2.dll
  • Pulsé la tecla <Entrar>. De esta forma quedó registrada la librería wups2.dll.
  • Maximicé la ventana de Servicios. Volví a colocar el puntero del ratón sobre Actualizaciones automáticas y seleccioné Iniciar.

Problema solucionado

Después de terminar el proceso explicado anteriormente, volví a Windows Update. Las actualizaciones se instalaron sin problema.

Nota

Debido a la gran cantidad de visitantes que ha tenido este artículo desde que fue publicado por primera vez, me he decidido a traerlo de nuevo a portada.

Otras opciones

Actualización: A algunos de los que han leído este artículo, tal como se desprende de los comentarios, les ha surgido el problema de que no aparece en su sistema, en la ventana Servicios, la opción de Actualizaciones automáticas. A todos ellos les recomiendo que lean el artículo de Microsoft Activar o desactivar las actualizaciones automáticas.

Actualización: Recomiendo que también leáis el artículo siguiente: Errores en Windows Update.

Actualización: Recomiendo que antes de escribir un comentario solicitando ayuda se lea Soluciones a fallos en las actualizaciones de Windows.

Actualización: Después de leer uno de los comentarios de este artículo, surgido tras intentar actualizar el sistema de Windows 7 a Windows 10 (aún posible durante el año 2018), he buscado una posible solución al problema que surge tras mostrarse un mensaje que dice que no se encuentra api-ms-win-core-libraryloader-l1-1-1. dll

El proceso a seguir para llevar a cabo la actualización sin que aparezca dicho mensaje de error es el siguiente:

  • Abrir c:\windows\system32\ y localizar el archivo wimgapi.dll. Pulsar el botón derecho del ratón sobre él y seleccionar, en el menú emergente, Copiar.
  • Abrir c:\Windows10Update\. Pulsar el botón derecho del ratón en algún lugar de la carpeta y seleccionar Pegar. (También se puede pegar el archivo pulsando conjuntamente Ctrl + V).

Tras finalizar la copia se puede restaurar el proceso de actualización. Lo normal es que ésta se lleve a cabo sin problemas.

Windows 10 cuenta con un sistema de comprobación de compatibilidad que analiza el sistema en busca de cualquier tipo de configuración o software incompatible y, en caso de detectarlo, nos impide actualizar el sistema para evitar problemas. Con el lanzamiento de las últimas actualizaciones acumulativas para Windows 7, Microsoft ha llevado esta característica a este sistema operativo, buscando mitigar cualquier problema de compatibilidad con las actualizaciones de seguridad de Windows 7.

Además de software y herramientas de seguridad incompatible que podamos tener instalado en el equipo, esta nueva característica que ha llegado a Windows 7 ahora considera que los sistemas que no tengan un antivirus instalado en el ordenador son «incompatibles», impidiendo que estos descarguen e instalen las actualizaciones con normalidad, igual que en Windows 10.

Esta función no solo busca hacer el sistema operativo más seguro, sino que, además, también protege de un problema real al instalar las actualizaciones de seguridad en equipos Windows 7 sin antivirus que puede causar errores de pantallazo azul BSOD.

Mientras que en Windows 10 esto no es un problema al tener Windows Defender como herramienta de seguridad básica por defecto, Windows 7 no incluye ningún antivirus por defecto, por lo que los usuarios que no hayan descargado uno por su cuenta no podrán instalar en sus ordenadores los últimos parches de seguridad de la compañía.

Algunos antivirus también son considerados «incompatibles» en Windows 7

La nueva herramienta de comprobación de compatibilidad no solo bloquea las actualizaciones de seguridad de los ordenadores que no tengan un antivirus instalado, sino que también las bloquean en los ordenadores que tengan antivirus viejos y no compatibles con estas nuevas políticas de seguridad.

Al ser esta una política relativamente nueva, no todos los antivirus del mercado la tienen incluida en sus versiones de Windows 7, y dado que el soporte para este sistema terminará el próximo enero de 2020, probablemente no la implementarán. Así, si utilizamos un antivirus incompatible con esta política, directamente no recibirá nuevas actualizaciones de seguridad, lo que puede ser un peligro para nuestra seguridad, un peligro mucho peor al de no tener un antivirus instalado en el sistema.

Si tenemos un antivirus de última generación instalado en Windows 7 no deberíamos tener problemas, pero Microsoft recomienda ir pensando en actualizar a Windows 10, ya que los días de soporte oficial de Windows 7 están contados y, si esperamos a última hora, seguro que tenemos problemas.

¿Tienes Windows 7? ¿Has tenido problemas con las actualizaciones de seguridad del sistema operativo?

¡Está vivo! Microsoft lanza una nueva actualización de Windows 7

Windows 7 se quedó sin apoyo de parte de Microsoft hace poco tiempo, de hecho, todo mundo estuvo hablando de esto cuando se anunció, pues básicamente era ya la muerte de uno de los mejores sistemas operativos que se han visto de parte de Microsoft. Es por eso que es tan raro ver una nueva actualización que supuestamente no debería existir.

Una antes de irnos

La más reciente actualización de este sistema operativo llegó hace unos días y todo fue gracias a que Microsoft había cometido un error. Y es que con las actualizaciones finales que hicieron antes de darlo por muerto, notaron que había un error dentro de estas que afectaba directamente la manera en que se mostraban los wallpapers.

“Después de instalar KB4534310, el wallpaper de tu escritorio podría mostrare negro cuando se usa la opción de Estirar.”

Fue lo que dijo Microsoft al respecto, dejando muy en claro que no habían dejado el sistema operativo como habían querido y fue así que llegó la nueva actualización. Y es que dejar 10 años de soporte para Windows 7 dejarse perder por un pequeño bug que hace que no funcione correctamente, sería dejar una mancha en Microsoft y pondría en duda su calidad.

Motorola quiere que trates con muchísimo cuidado la pantalla del nuevo RAZR

El Moto RAZR de Motorola es uno de los móviles más llamativos que hemos visto y es justo por eso que requiere de cuidados especiales.

Piénsalo bien, dejar de dar actualización a un sistema operativo quiere decir que ya dejarás la mejor versión de esta posible, que después de una década ya no hay nada más que se puede hacer por este y que todo lo bueno que se podía hacer, ya se hizo. Pero si después de 10 años, no dejas una versión funcional sinceramente te vas a ver mal, en especial cuando se trata de una función tan pequeña y tan básica como esa.

Pues resulta que ahora si, esa es la última actualización que veremos para Windows 7, a menos que surja otro error que no se hubiera visto antes, claro.

Microsoft introdujo tantos cambios radicales en la versión de escritorio del sistema operativo Windows 8 que muchos usuarios optaron por mantener en sus equipos Windows 7. Explicamos por qué habría llegado el momento de la actualización para todos ellos a Windows 10, así como las ventajas y desventajas de uno y otro sistema.

¿Debo comprar Windows 10?

Windows 7 continúa siendo una versión de sistema operativo de lo más estable y fiable. Sin embargo, el soporte general por parte de Microsoft ha finalizado y las actualizaciones de seguridad están previstas que cesen en 2020.

Ante este panorama, es posible que no desees actualizar por el momento a Windows 10 si todavía dispones de un equipo con limitados recursos de hardware. Pero si Windows 8 dejó en líneas generales un mal sabor de boca, ha llegado el momento de dar el paso a la última edición de Windows 10, esa que hará posible que seas mucho más productivo.

Análisis de Windows 10

Windows 8 era una versión de sistema operativo radicalmente diferente a su predecesora Windows 7, lo que causó cierto recelo entre la comunidad de usuarios a la hora de llevar a cabo la actualización.

Con la llegada de Windows 10, Microsoft devolvió el aspecto heredado de Windows 7, mejorando además el rendimiento de los equipos y añadiendo nuevas funciones. Fruto de estas diferencias, nos hemos decidido a elaborar este artículo que clarifique cuáles son las verdaderas diferencias entre ambos.

De entrada, conviene saber que las actualizaciones de seguridad de Windows 7 continuarán hasta enero de 2020, aunque Microsoft ofrece una otra fórmula para que los usuarios profesionales puedan pagar por las actualizaciones de manera adicional hasta el año 2023, algo que no será una opción para los usuarios domésticos.

De esta forma, conviene plantearse dar el salto a Windows 10 en base a que el 14 de enero de 2020 es la fecha fijada por Microsoft para de alguna manera dejar a un lado el soporte y las actualizaciones más relevantes a este sistema operativo.

Actualmente, Windows 10 viene de serie con infinidad de nuevos ordenadores PC y portátiles, a pesar de que continúan comercializándose algunos sin sistema operativo o con alternativas de software libre. Puedes optar por comprar una licencia en la tienda online de Microsoft, aunque como alternativa, suele resultar más barato obtener un equipo con una versión OEM.

Conviene que sepas que todavía continúa comercializándose Windows 8.1 a un precio de 60 €.

El menú de inicio

La interfaz de Windows 7 siempre resultó sencilla y de lo más amigable, con la evolución natural que se esperaba al dar el salto de su predecesora Windows Vista o Windows XP para muchos de los usuarios.

Basta con pulsar sobre el menú ‘Inicio’ de la esquina inferior izquierda para comenzar a navegar por las opciones del sistema operativo. Cuando el grupo de ingenieros de Windows 8 decidió suplantar este enfoque centrado en el botón principal de la barra de herramientas, pronto se hizo evidente que no muchos usuarios querían iconos grandes (baldosas, como se las hacía llamar), ni tampoco menús que se movían desde arriba hacia abajo o lateralmente.

De hecho, muchas personas optaron por recurrir a herramientas como Classic Shell o Start8 que permitían omitir y saltarse esta forma de proceder para volver al modo de escritorio habitual de ediciones Windows anteriores con su menú de inicio sencillo.

Windows 10 no cometió el mismo error. De hecho, Microsoft se apresuró en escuchar el feedback de la comunidad de usuarios para volver a ofrecer lo que realmente se demandaba. Con sucesivas versiones de Windows 10 hemos podido comprobar como a la esencia fundamental de uso se le han ido añadiendo nuevas características muy útiles.

Los mosaicos activos de Windows 8 ahora están incluidos en el lado derecho del menú, de manera que si prefieres que no aparezcan en tu escritorio, puedes eliminarlos fácilmente. De forma adicional también es posible ejecutar el menú ‘Inicio’ en modo de pantalla completa.

El lado izquierdo del menú brinda una continuación con Windows 7 en el sentido que mantiene la presencia de las aplicaciones que son utilizadas con mayor regularidad, el explorador de archivos, la configuración y la barra de búsquedas.

Con la actualización a Windows 10 Anniversary Update, los denominados Live Tiles adquieren mayor protagonismo ofreciendo información en tiempo real, en lugar de llevarte a la página de inicio de cada aplicación.

Más importante aún es la lista de ‘Todas las aplicaciones’, que se ha convertido en la vista predeterminada al abrir el menú ‘Inicio’. Esto cambia también la posición del botón de encendido, que ahora reside en la esquina izquierda. Todo esto se suma a una mejor experiencia sobre Windows 7 a través del menú ‘Inicio’.

Buscar en la web desde el escritorio

Un área donde los cambios entre ambas versiones de Windows 7 y Windows 10 son más tangibles es en el apartado de búsquedas. En Windows 10, la barra de búsqueda no solo busca carpetas, aplicaciones o archivos del PC, sino que también está vinculada a la Tienda de Windows y al navegador para que pueda buscar también en la web directamente desde el escritorio. Es algo que mucha gente desconoce.

No es necesario navegar a la pestaña derecha cuando deseas buscar algo, ya que basta con presionar la tecla de Windows, comenzar a escribir y los resultados serán mostrados en una ventana del navegador. También hay otra diferencia muy relevante como es la presencia del asistente personal de Microsoft, Cortana.

Cortana como asistente

Cortana es el asistente incorporado por Microsoft en Windows 10. Google Now y el propio Siri de Apple realizan tareas similares, pero en Windows 10, Cortana se ha convertido en una parte integral de la versión del sistema operativo de escritorio.

Basta con hacer clic sobre el área de búsqueda de la barra de tareas para que la interfaz de Cortana atienda a tus preguntas de voz o a todo aquello que escribas en la barra, como pueda ser consultas de búsquedas, próximas citas, el tiempo, direcciones más cercanas y muchos otros aspectos más.

También es posible programar citas, tomar notas dictadas, agregar tareas y recordatorios, además de reproducir música en el PC.

Lea aquí el artículo donde indicamos las 25 preguntas más divertidas para hacerle a Cortana

Escritorios Virtuales

Aunque debemos reconocer que los escritorios virtuales ya eran una realidad en la versión de Windows 7, mediante programas software alternativos como Parallels Desktop y sus distintas ediciones, en el caso de Windows 10 la función viene incluida directamente en el propio sistema operativo.

Haz clic en el icono de la vista de tareas ubicado en la barra de tareas (o usa la combinación de teclas ‘WIN’ + ‘TAB’) para poder agregar rápidamente un escritorio virtual haciendo clic en el signo ‘+’ que se encuentra ubicado en la esquina inferior derecha.

Puedes arrastrar fácilmente las aplicaciones abiertas al nuevo espacio de trabajo y ordenarlas por tareas. Rápidamente comprobarás cómo se trata de acciones que te permitirán ser más productivo.

Navegar entre ellas es fácil y, dado que todos los escritorios creados comparten la misma información, cualquier cambio que realices será universal.

Aplicaciones universales

Cuando Windows 7 fue lanzado por vez primera en el año 2009, el fenómeno de los teléfonos inteligentes apenas estaba en auge, comenzando por el hecho de que el iPad de Apple tan solo era un rumor.

La idea de contar con un software que funcionara en todas las plataformas era algo que no tenía por aquel entonces sentido.

Hoy en día, en nuestro mundo cada vez más dependiente del móvil, este es un problema mucho mayor. En Windows 10, Microsoft presentó las denominadas aplicaciones universales (aplicaciones de Windows que se llaman ahora) cuyo propósito es funcionar sin problemas en su tableta, PC e incluso Xbox One.

Esto significa que cuando adquieres una aplicación o pagas por ella, la compra estará disponible en todos y cada uno de tus dispositivos con su versión correspondientemente adaptada.

Parece evidente que una versión completa de Photoshop no se ejecutará en un dispositivo como la Xbox, pero muchas aplicaciones pueden realizar labores básicas y sincronizarse entre sí sin problemas, que a la larga es lo que busca el usuario.

Poder iniciar una actividad en un dispositivo determinado y finalizarlo en otro que le pueda aportar movilidad u otra experiencia mejorada de uso.

Navegación web

El navegador Explorer ha sido un elemento clave dentro del ecosistema del sistema operativo Windows y durante diversas generaciones. En Windows 7, se convierte en la puerta de enlace predeterminada a internet, ya que viene preinstalado por defecto.

Evidentemente es posible descargarse un navegador alternativo como Firefox, Chrome u Opera, pero las estadísticas muestran que muchos optan por seguir con el que tienen. De este modo IE se convirtió durante años en un estándar con el que se garantizaba compatibilidad con muchas páginas web, además de ser fácil de usar.

Así, fue toda una sorpresa cuando Microsoft anunció que Windows 10 se lanzaría con un nuevo navegador denominado Edge, que se adaptaría mejor a la era moderna y al uso de dispositivos más avanzados con pantallas táctiles.

Todo aquel que lo haya probado confirmará que se comporta de manera rápida, es muy liviano y cuenta con una amplia variedad de capacidades avanzadas que incluyen la posibilidad de escribir sobre las páginas web incluso con el puntero del ratón, sin necesidad de utilizar lápiz digital.

Su integración con Cortana es otro punto a su favor, ofreciendo un modo de lectura simplificado que acaba con el desorden en una pantalla, así como toda una serie de mejoras que hacen que la experiencia en la navegación sea más positiva.

Ya en la última actualización de Windows 10 Anniversary Update, Microsoft agregó diversas extensiones, notificaciones web y la opción de borrar el historial de navegación al salir de una sesión, lo que lo convierte en un navegador más moderno y confidencial.

Un aliado de los juegos con Xbox One

Hablar de Windows también es hablar de una plataforma aliada de los juegos y el entretenimiento. De esta forma, Windows 10 cuenta con una base sólida a la que se le han añadido mejoras adicionales que sin duda pueden reforzar tu idea de actualizar tu actual versión de Windows.

Lo más obvio parece la inclusión de DirectX 12. También hay compatibilidad con DVR. Esta actualización inteligente a la aplicación de Xbox permite a los usuarios grabar vídeos de sus partidas de juegos en tiempo real para luego compartirlos con amigos.

Esto hace años era casi impensable, teniendo que recurrir a hardware y software dedicado para poder llevarlo a cabo.

Con los títulos asociados a Xbox Play Anywhere, es posible comprar un juego para la Xbox One u ordenador PC y jugarlo también en la otra plataforma o viceversa. El título funcionará en ambos casos.

Precios

Existen toda una serie de mejoras que hemos visto en Windows 10, como Snap Assist, sincronización de configuraciones de escritorio, Windows Ink, Timeline, Story Remix, por no mencionar el nuevo rediseño.

No obstante, la razón más convincente para actualizar a Windows 10 quizá sea que Microsoft ha ofrecido a sus usuarios la actualización de forma gratuita desde el pasado 29 de julio del año 2016.

Aunque es una fecha que ya quedó atrás, el precio de las versiones de Windows ya no ha vuelto a ser el de antes, y un buen motivo para llevar a cabo esta actualización puede ser la interrupción de las actualizaciones de seguridad que Microsoft dejará de emitir para el sistema operativo Windows 7.

Si prefieres adquirir la licencia suelta debes saber que te costará 145 € la versión Windows 10 Home Edition, 259 € la versión Windows 10 Pro en modo descarga, y 439 € la versión Windows 10 Pro para Workstations.

Lo normal es que cuando se lanza una nueva versión de un sistema operativo, actualicemos el nuestro para incorporar todas las mejoras que el programa trae. Sin embargo, no por dar el cambio dejamos de utilizar la versión antigua. Es el caso del sistema operativo Windows 7, el cual todavía utiliza un 38 por ciento de los usuarios, pese a llevar en el mercado ya diez largos años. En la comparativa Windows 7 vs Windows 10 revelamos en qué se parecen (y diferencian) ambos, y si de verdad merece la pena cambiar.

El aspecto: menú de inicio y aplicaciones

Windows 7 se aferra a la tradición de versiones anteriores como Windows XP y Windows 98 y presenta una interfaz de usuario familiar, simplista y fácil de entender. ¿Quieres encontrar el programa? Simplemente pulsa el botón Inicio y encuéntralo en la lista. ¿Deseas añadir rápidamente una impresora o visitar el panel de control? Simplemente haz clic en el enlace a la derecha del menú Inicio. Además de un aspecto elegante de “Aero” y cristal, no hay distracciones que se interpongan en tu camino. Toda la información importante y los ajustes que normalmente deseas están ahí, en el frente y en el centro.

Junto con la capacidad de cambiar los colores y personalizar aún más los elementos del menú Inicio, Windows 10 cambia las cosas y reintroduce una característica de Windows 8 conocida como Live Tiles. Algunas aplicaciones de Windows 10 no solo se pueden instalar directamente como archivos.exe, sino que también se pueden descargar a través de la plataforma Microsoft Store. Son estas aplicaciones las que tendrán Live Tiles en el lado derecho del menú Inicio. De forma predeterminada, algunas de estas Live Tiles se encuentran junto a la lista de aplicaciones de escritorio y tienen la intención de mostrarte información rápida sobre el tiempo, los deportes y mucho más de un vistazo. El menú Inicio de Windows 10 y Live Tiles también están muy optimizados para los dispositivos con pantalla táctil más recientes, y Microsoft está planificando algunas mejoras para la experiencia.

Al igual que la App Store de tu iPhone, puedes descargar Instagram, Twitter, Facebook, Netflix y mucho más en tu PC desde Microsoft Store. Esto hace que el acceso a algunos de esos servicios populares sea más rápido y fácil, y la interfaz de usuario general está un poco más optimizada para los dispositivos de pantalla táctil más nuevos. Eso es algo que Windows 7 no te ofrece.

Las funciones: notificaciones, búsqueda y Cortana

También ligeramente similar al iPad, Windows 10 también tiene un centro de notificaciones conocido como Centro de Actividades. Si estás en Windows 7, las notificaciones suelen aparecer en la barra de tareas, pero Windows 10 las mejora, ya que las coloca en un entorno limpio y conciso. El Centro de actividades de Windows 10 mostrará notificaciones sobre información importante del sistema y correos electrónicos. También cuenta con botones rápidos para cambiar el brillo de la pantalla, compartir archivos, configuraciones de red y mucho más.

Otras diferencias importantes entre Windows 7 y Windows 10 es la adición de Cortana. Este asistente de voz de Windows 10 es similar a Siri y puede ayudarte en ciertas tareas como mantenerte al día con los resultados de los deportes, el tiempo y el envío de correos electrónicos. Cortana es una gran parte de la nueva versión de Windows y está integrado con varias áreas centrales, incluyendo el navegador web Microsoft Edge, que es exclusivo de Windows 10. Ese navegador web es también más moderno que Internet Explorer 11 incluido en Windows 7. Viene con soporte para extensiones de bloqueo de anuncios y páginas web continuas desde tu teléfono, entre otras funciones.

En cuanto a la búsqueda de archivos, Microsoft está separando Cortana de Search en la próxima versión de Windows 10. Esto hace que la experiencia de búsqueda en Windows 10 sea más parecida a la de Windows 7, pero con la ventaja de que puedes buscar información útil en internet y en la web junto con tus archivos.

Soporte y seguridad

Microsoft dejará de dar soporte técnico para Windows 7 el 14 de enero de 2020. Esto significa que actualizar a Windows 10 es la mejor opción para mantenerse a salvo de las amenazas de virus en constante evolución. Sin embargo, a diferencia de Windows 7, que solo recibió una actualización importante del “Service Pack”, Microsoft frecuentemente trabaja en grandes actualizaciones de Windows 10. Nuevas características siempre están llegando al nuevo sistema operativo Windows. Recibe actualizaciones importantes dos veces al año, que en 2019 son las de Mayo de 2019 y la de Noviembre de 2019. En los últimos años, Windows 10 ha recibido nuevas características como la capacidad de sincronizar tus actividades entre dispositivos con la línea de tiempo de Windows y continuar las tareas de tu teléfono Android en tu PC.

A diferencia de las versiones anteriores (incluyendo Windows 7), Windows 10 no es un producto independiente para Microsoft. Es más como un servicio. La compañía publica actualizaciones dos veces al año y tiene la intención de seguir dando soporte al sistema operativo en un futuro próximo. Si ese plan funciona, eso significa que no deberías tener que comprar una nueva versión dentro de unos años.

Compatibilidad y juegos

A pesar de todas las nuevas características de Windows 10, Windows 7 sigue teniendo mejor compatibilidad con las aplicaciones. Mientras que Photoshop, Google Chrome y otras aplicaciones populares siguen funcionando tanto en Windows 10 como en Windows 7, algunos programas de terceros funcionan mejor en el sistema operativo anterior. Esto puede incluir software para imprimir etiquetas de correo, gestionar sistemas de puntos de venta y mucho más. Esta es, a menudo, una razón por la que algunas empresas se han mostrado reacias a actualizarse.

Aun así, Microsoft está tomando medidas para eliminar la compatibilidad de Windows 7. Por ejemplo, su nuevo software Office 2019 no funcionará en Windows 7. También está el elemento de hardware, ya que Windows 7 funciona mejor con hardware antiguo con el que Windows 10, que es un sistema con muchos recursos, podría tener problemas. De hecho, es casi imposible encontrar un nuevo portátil con Windows 7 en 2019.

En cuanto a los juegos, Microsoft incluye una aplicación para Xbox en Windows 10. Esto te permite transmitir por secuencias el contenido de una Xbox One a tu PC y controlar el contenido de Xbox Live. También puedes encontrar juegos populares de Microsoft como Forza 7 o State of Decay para descargar directamente en la tienda de Microsoft en Windows 10. Además, Windows 10 es compatible con DirectX 12, que es una tecnología que ayuda a renderizar vídeo y audio en Windows 10. A menudo es un requisito para descargar y reproducir títulos más nuevos. Nvidia, sin embargo, está trabajando para traer soporte de trazado de rayos en tiempo real a Windows 7 a través de DirectX 12, para aquellos que todavía se mantienen en el antiguo sistema operativo. Por lo tanto, no se ha perdido toda la esperanza.

Recomendaciones del editor

  • Descubre cómo conectar los controles de Xbox 360 a tu PC
  • Cómo conseguir Windows 10 de forma gratis y legal
  • Cómo descargar Windows 10 ISO y, desde este, instalar Windows 10
  • Entre Windows 10, MacOS y Chrome OS: ¿cuál es el mejor?
  • Cómo restaurar Windows de fábrica en unos pocos y simples pasos

Aunque según Microsoft y también StatCounter, Windows 10 ya sobrepasa a Windows 7 en instalaciones, aún son muchísimos los usuarios que siguen aferrados a una versión del sistema que tiene casi 10 años de antigüedad, que se quedó sin soporte inicial en el 2015 y que se quedará sin soporte extendido en febrero del 2020.

Por su lado, Windows 8.1 sigue manteniendo un discreto tercer lugar. Es una versión que tendrá soporte hasta el 2023 pero que nunca logró despegar del todo. Para muchos Windows 7 simplemente era mejor y prefirieron quedarse ahí. Pero, objetivamente, entre estos dos viejos casi abandonados ¿qué sistema tiene mejor rendimiento?

Todo lo que Microsoft mejoró con Windows 8/8.1

La desgracia de Windows 8/8.1 fue su interfaz, todos los cambios iniciales, dejar a un lado el menú inicio clásico y cambiar de forma bastante drástica la interfaz que todo el mundo conocía, terminó ahuyentando a muchos usuarios, pero dejando eso a un lado, la realidad es que Windows 8.1 tiene muchas mejoras en relación a Windows 7.

El arranque

Con Windows 8/8.1 los modos de apagado e hibernación se combinaron en uno solo, el sistema usa un modo de arranque híbrido que hace que el ordenador inicie mucho más rápido gracias a que el kernel deja al sistema hibernando en lugar de apagarlo por completo, haciendo posible que el ordenador inicie en pocos segundos.

Quizás lo recuerdes o quizás no, pero fue algo muy alabado cuando se lanzó Windows 8. Una de las pocas cosas que la gente se tomaba el tiempo en alabar luego de quejarse de la pantalla de inicio por días.

La velocidad y el consumo de recursos

Aero, pesadillo pesadilla

A pesar de los errores cometidos en usabilidad, la nueva interfaz de Windows 8/8.1 fue una forma de vestir al nuevo motor que optando por colores más simples y menos efectos visuales que el Aero Glass de Windows 7, terminaba ofreciendo un sistema más rápido que consume menos recursos.

Decir adiós al Aero Glass de Windows 7 supuso una mejora en el consumo de recursos para Windows 8.1

Esto es especialmente cierto en equipos de pocos recursos. Múltiples pruebas de benchmark dejaban a Windows 8/8.1 mejor parado que Windows 7, aunque con diferencias mínimas.

La transferencia de datos

Sistema para copiar archivos con el mismo nombre en Windows 8.1 Sistema para copiar archivos con el mismo nombre en Windows 7

Windows 8.1 transfiere datos más rápido y con una mejor interfaz. Microsoft entendió que habían elementos del sistema de transferencia de archivos de Windows 7 que eran confusos y un tanto desastrosos.

Eso se mejoró con Windows 8 que tiene mejores diálogos y más detallados, con muchos menos fallos para finalizar operaciones al copiar. Especialmente a la hora de lidiar con archivos y carpetas que tienen el mismo nombre.

Juegos

Windows 8.1 de 64 bits es compatible con Directx 11.1, algo que en teoría debería mejorar el rendimiento a la hora de aprovechar mejor tu GPU cuando juegas, y que Windows 7 no recibió. Sin embargo, Windows 8/8.1 nunca fue un favorito de los gamers de PC, pues muchos juegos tenían problemas de compatibilidad y causaron muchos errores y dolores de cabeza.

En general, Windows 8.1 añadió una larga lista de mejoras al sistema para mejorar su rendimiento, es una versión que arranca más rápido, consume menos recursos y optimiza las transferencias de archivos y el rendimiento de las GPU.

Muchos de los horrores de la interfaz de Windows 8 se solucionaron con Windows 8.1, pero mucho del daño ya estaba hecho y Microsoft saltó rápido al camión de Windows 10.

En Genbeta | ‘Polaris’ es la nueva versión de Windows que abandonaría la shell y otros componentes clásicos para ser más ligero

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *