Acciones gas natural dividendos

Las previsiones fallidas de Gas Natural-Fenosa

En el plan estratégico de 2010, la compañía acertó con su previsión de ganar 1.500 millones de euros en 2012, pues ese año obtuvo un beneficio neto de 1.440 millones. Sin embargo, las previsiones de incremento de beneficios realizadas en el plan estratégico de 2013 han resultado fallidas: preveía ganar 1.900 millones de euros en 2017 cuando en 2016 ha ganado 1.347 millones. Ahora prevé ganar 1.800 millones de euros en el año 2020.

Si bien Gas Natural-Fenosa no podía anticipar que en 2014 y 2015 el precio del petróleo iba a desplomarse, lo cual ha repercutido en el precio del gas natural, el impacto de dicha caída en la cuenta de resultados de 2015 fue de 109 millones de euros, una cifra significativa en relación a los 1.502 millones de beneficio neto atribuido de aquel año, pero tampoco excesiva. En 2016, a pesar de que el precio de la materia prima se dobló (pasó de 27 dólares el barril en enero a los 54 dólares en diciembre), el beneficio neto atribuido de la gasista bajó un 10%.

El beneficio por acción no se ha incrementado desde 2009, año de la fusión con Unión Fenosa, cuando dicha magnitud fue de 1,45 €, mientras que en 2016 fue de 1,35 €.

Esta reducción del beneficio neto es más significativa cuando comprobamos que las partidas atípicas o no recurrentes ascendieron a 216 millones de euros en 2016 frente a solo 64 millones de euros en 2015. El beneficio neto que podemos considerar recurrente fue de 1.434 millones de euros en 2015 mientras que en 2016 fue de 1.176 millones de euros, un 18% menos.

La verdadera razón del fallo en la previsión de beneficios de Gas Natural parece no tener tanto que ver con la caída del precio del petróleo sino más bien en que la demanda de gas no ha evolucionado según las optimistas perspectivas que tenía la compañía en 2013. En un articulo del 6 de mayo de 2015 escribía en este blog: “Gas Natural tiene una elevada expectativa de crecimiento sobre su negocio. El pasado mes de enero anunció que la penetración del gas en España es todavía baja, pues la materia prima solo llega al 28% de los hogares mientras que existe potencial para incrementar esa tasa al 58%, lo que implicaría 2,8 millones de usuarios adicionales.”

Sin embargo, según podemos ver en las estadísticas de CORES (Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Estratégicos), el consumo de gas natural, medido en gigavatios-hora, al final de 2016 todavía estaba un 12% por debajo del nivel de 2012 y era un 25% inferior al del máximo de 2008. En 2015 y 2016 se observa una recuperación en el consumo de dicha materia prima de un acumulado 6,29 % respecto al punto más bajo, que se dio en 2014. A pesar de ello, en la cuenta de resultados de 2016 se observa una disminución de los ingresos operativos del 11% respecto a 2015.

PER de las acciones de Gas Natural

El beneficio por acción de las acciones de Gas Natural-Fenosa fue de 1,35 € en 2016 frente a 1,50 € en 2015 (en la cuenta de resultados de 2016 se indica erróneamente que el beneficio por acción de 2015 fue de 1,57 €). A un precio de 18 €, la relación precio -beneficio (ratio PER) es de 13,3, un valor típico de una empresa de bajo crecimiento.

Dividendos

Tradicionalmente, la empresa pagaba un dividendo a cuenta en enero y el complementario en julio. En 2016 pagó un dividendo total de justo 1 € con cargo a 2015.

El dividendo previsto para los ejercicios 2016 a 2018 es de un mínimo de también 1€. Sin embargo, por alguna razón, la compañía ha variado la pauta de los pagos y en septiembre de 2016 adelantó 0,33 € a cuenta de 2016, por lo que previsiblemente el próximo pago será de 0,67 €.

Ratios clave

Gas Natural tiene un nivel de solvencia correcto. La proporción de los gastos financieros netos respecto al beneficio operativo fue del 27,4% en 2016, totalmente aceptable. El clásico ratio que relaciona la deuda financiera neta con el beneficio operativo fue de 5,17, un ligero aumento respecto al ratio de 4,86 en 2015, pero también perfectamente asumible.

El coste de la deuda financiera, calculado como la relación entre los gastos financieros y la deuda financiera media de 2015 y 2016, fue del 5,32% (igual que en 2015), un valor medio-alto dentro de las empresas del IBEX, pero que se compara desfavorablemente con el aproximadamente 2,5% que pagan Enagás o Red Eléctrica.

La rentabilidad sobre el capital empleado (ROCE), un ratio clave para valorar la rentabilidad corporativa, fue del 8,21% en 2016, por debajo del 8,87% de 2015. Un valor correcto pero que deja escaso margen respecto al coste de la deuda, de solo el 2,89% frente al 3,55% de 2015. Si tenemos en cuenta el beneficio operativo recurrente, el margen en 2016 fue de un escaso 2,30% frente al 3,38% de 2015.

En cambio, el flujo de caja libre, que indica el dinero que le queda a la empresa después de asumir las inversiones necesarias para el mantenimiento de su negocio, presenta valores elevados año tras año desde hace una década.

Otro aspecto positivo es el aumento de su valor contable de casi un 6% respecto a 2015 (15,21 € vs. 14,36 €). Si bien el valor contable es poco determinante para unas acciones cotizadas, una evolución al alza suele ser uno de los indicadores que señalan que la compañía está creando valor para el accionista.

Conclusiones

En mayo de 2016, Gas Natural anunció su previsión de incementar el beneficio neto a un ritmo del 4% anual hasta 2020, año en que obtendría un beneficio neto de 1.800 millones de euros. Hay que tener en cuenta que el año de partida de dicha previsión es 2015, cuando la empresa obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.502 millones de euros. En tanto que en 2016 obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.347 millones de euros, debería crecer a una tasa anual del 7,5% en los próximos cuatro años para alcanzar su objetivo.

El valor del PER de las acciones de Gas Natural indica que el mercado no se cree las previsiones de beneficios de la compañía. Este tipo de circunstancia suele ser aprovechada por inversores contrarian (con sentido de la contradicción), quienes parten de la base que el mercado tiende a equivocarse. Por mi experiencia, las empresas con bajo PER suelen tener un bajo crecimiento en sus beneficios en los años siguientes, por lo que en realidad el mercado no suele equivocarse en este aspecto. Sin embargo, lo que es difícil de predecir es cuál será la expectativa de evolución de beneficios de una empresa de aquí unos años. Con frecuencia, el mercado cambia súbitamente de expectativa respecto a una compañia que hasta la fecha, o en los años precedentes, ha sido de bajo crecimiento. Cuando esto ocurre, el precio reacciona al alza ya que incorpora la nueva previsión. No es necesario que la expectativa se convierta en una de elevado crecimiento sino solo que mejore de un modo apreciable (por ejemplo, pasar de una expectativa de crecimiento del 3% anual al 6% anual).

Las acciones de Gas Natural pueden ser de interés para inversores que tengan preferencia por la renta, pues sobre el precio actual de 18 € tienen un rendimiento neto del 4,5%. A pesar de ello, es posible que el dividendo no aumente en los próximos años, lo que unido a un probable repunte de la inflación le hará perder poder adquisitivo.

Por otro lado, las Gas Natural tiene un nivel de solvencia muy correcto, factor determinante para la evolución de unas acciones en el largo plazo.

Para inversores que primen el crecimiento y la rentabilidad corporativa, Gas Natural no es una buena opción, pues no ha crecido en términos de beneficio por acción desde 2009 y su ratio ROCE presenta un margen bastante escaso respecto al coste de su deuda.

Naturgy y Ence traen dividendos del 1,2% y del 2,8% este verano

8:51 – 7/07/2019

Son muchos los pagos que abonarán las compañías del Ibex este verano, entre ellas Naturgy y Ence. El descenso que sufre la primera en bolsa en el último mes, superior al 8%, abulta la rentabilidad de su dividendo estival al 1,2%, mientras que la fuerte caída que arrastra Ence en el año eleva su pago hasta el 2,8%.

El consenso de mercado que recoge Bloomberg sitúa el próximo pago de Naturgy en 0,29 euros para el próximo 30 de julio. En los últimos días, el desplome de la cotización de la gasista se ha acelerado ante el temor al recorte de la retribución que reciben las redes de gas natural. Por este motivo, junto a ella ha caído en el parqué Enagás, que es precisamente el miembro del EcoDividendo -la estrategia de elEconomista que recoge los pagos próximos más rentables- al que sustituye (Enagás la abandona tras remunerar el miércoles).

Naturgy ha modificado su política de retribución, pasando de dos pagos anuales a tres, y este dividendo previsto para el 30 de julio sería el primero con cargo a los resultados de 2019. La compañía, al contrario que Endesa e Iberdrola, no establece un payout (porcentaje del beneficio destinado a retribuir al accionista), sino que fija un dividendo total (en el caso del ejercicio de 2019, de 1,37 euros que, en los precios actuales, implican una rentabilidad del 5,8%). El grupo se ha comprometido a elevar el importe repartido por acción al menos un 5% cada año hasta 2022.

Quien entre ahora en Naturgy lo hace, eso sí, en un valor que carga desde hace ya un año con una recomendación de venta por parte del consenso de mercado que recoge FactSet; se trata, en concreto, de la tercera peor recomendación del Ibex 35 (solo las de Enagás y Red Eléctrica son peores).

Ence, la más bajista del Ibex

Justo lo contrario ocurre con Ence, que a partir del lunes reemplazará a la otra compañía saliente del EcoDividendo, Endesa. La papelera es una de las integrantes del Top 10 por fundamentales, la herramienta de inversión de Ecotrader (el portal de estrategias de inversión de elEconomista) que selecciona las 10 compañías más atractivas del mercado español desde el punto de vista fundamental.

Ence también aterriza en el EcoDividendo después de haber experimentado notables caídas en el parqué: es la compañía más bajista del Ibex en 2019, ejercicio en el que es deja en torno a un 28% de su valor tras sufrir en bolsa por las dudas en torno al posible cierre de su planta de celulosa de Pontevedra. Estas caídas no han hecho sino acentuar el atractivo de su dividendo, que es uno de los más rentables del Ibex. El próximo, que se espera para el 11 de septiembre, ascenderá a 0,11 euros que permiten embolsarse un 2,8%. El grupo paga dos dividendos a cuenta, y este sería el primero con cargo a 2019; el segundo lo repartirá, previsiblemente, en diciembre. A ellos se sumará un tercer pago que se repartirá probablemente en abril de 2020. La compañía tiene establecido un payout de aproximadamente el 50%.

En esta página podrás conultar todo sobre el dividendo Naturgy. Pago de dividendos Naturgy, próxima junta de accionistas Naturgy, Hechos relevantes Naturgy, Ampliaciones Naturgy. Histórico dividendo Naturgy.

Información relativa al dividendo que reparte Naturgy, empresa del IBEX35

Naturgy Energy Group, S.A., es una empresa española (con sede operativa en Barcelona y sede social en Madrid) que opera en los sectores eléctrico y gasístico.

También es conocida como la antigua Gas Natural Fenosa. Naturgy es una de las tres grandes compañías del sector eléctrico junto a Iberdrola y a Endesa.

Naturgy desarrolla actividades de aprovisionamiento, generación, distribución y comercialización de electricidad y gas natural y cuyo director ejecutivo de Naturgy es Francisco Reynés Massanet.

Próximo dividendo de Naturgy

Los analistas prevén que el próximo dividendo de Gas Natural Naturgy se abone en marzo 2020, (falta confirmar fecha e importe).

Política de dividendos

El plan estratégico de Naturgy 2018 – 2022 incluye la siguiente remuneración al accionista:

  • Incremento del dividendo con cargo a los resultados de 2018 del 30% hasta 1,30€/acción
  • Incremento mínimo del 5% en los años posteriores
  • Pago en efectivo

Evolución dividendo (€/acción) para los próximos años

Evolución dividendo Naturgy

El objetivo de la dirección es ofrecer la mayor rentabilidad por dividendo posible. Esto a priori, parece bueno, pero puede ser peligroso si para ello tienen que elevar el payout hasta 90% o incluso más.

Histórico de dividendos de Naturgy

En la siguiente tabla puedes consultar los últimos dividendos pagados por Naturgy o Gas Natural desde el año 2012 hasta hoy.

Próximos dividendos Gas Natural 2019

A continuación os mostramos el calendario de dividendos Gas Natural Fenosa, re-bautizada como Naturgy en 2018. Cabe destacar que el próximo dividendo de la compañía energética Naturgy será en Julio de 2019 según las previsiones de los analistas.

Dividendo Naturgy Noviembre 2019

La compañía gasista que dirige Francisco Reynés, se espera que realice un abono de dividendo de 0,45 euros brutos por acción a cuenta, previsiblemente a finales de 2019.

Próximos dividendos Naturgy Gas Natural 2019

Según hecho relevante comunicado a la CNMV la antigua Gas Natural (ahora Naturgy) ejecutará a partir de ahora los abonos de dividendo en metálica en 3 pagos:

+ Al término del primer semestre, en julio 2019 realizará un abono del 20%

+ A la conclusión del tercer trimestre, en octubre 2019 abonará un 35% de la cantidad anual

+ Al término de la Junta General de accionistas -fecha por determinar- el 45% que falta

Rentabilidad por dividendo Gas Natural 2019

Tradicionalmente las utilities o compañías energéticas siempre han sido unas de las compañías del IBEX más generosas en cuanto al reparto de dividendos en virtud a sus ingresos recurrentes y su caja estable.

Naturgy hace honor a esta tradición y se sitúa año tras año en el TOP 10 de rentabilidad por dividendo del IBEX. Según nuestros datos, en caso de mantenerse la cotización de Gas Natural en línea con lo esperado, la rentabilidad por dividendo de Naturgy se situará en el 5,5% bruto aproximadamente.

Toda una oportunidad que NO podemos dejar pasar los amantes y cazadores de dividendos.

Calendario dividendo Naturgy 2019

Recientemente la compañía gasista ha confirmado el reparto del dividendo a partir de ahora en tres tramos según hemos comentado más arriba, que incluyen un dividendo a cuenta al cierre de los primeros 6 meses del año, otro al término del tercer trimestre y el restante coincidiendo con la Junta Anual.

Payout Previsión Dividendo Naturgy 2018

Con el cambio de branding de Gas Natural a Naturgy también se ha producido una clara apuesta por subirse al carro de la lluvia de dividendos, con un pay-out previsto para los próximos años que se sitúa entre el 90% y el 100% de los beneficios netos de la compañía.

Política dividendo Gas Natural Naturgy 2019

De acuerdo con el Plan Estratégico presentado por Francisco Reynés para el periodo que comprende desde el año 2018 hasta el año 2022, el dividendo total global a percibir por acción en este 2018 será de 1,3 euros, lo que representa nada menos que un 30% de incremento con respecto al dividendo abonado en el pasado ejercicio de 2017, según el servicio de información de mercados.

A partir de 2019 la previsión es incrementar al menos un 5% el pago de dividendo cada año con el objetivo global de alcanzar una retribución al accionista de 1,59 euros por acción a finales de 2022.

Dividendo Naturgy Julio 2019

La compañía gasista que dirige Francisco Reynés, llevará a cabo unos pagos de dividendo de 0,29 euros brutos por acción a cuenta, previsiblemente a finales de 2019.

Gas Natural aumentará el dividendo un 30% en 2018 y hasta un 60% para 2022

Esta política de remuneración de la nueva ‘hoja de ruta’ del grupo supone el desembolso de al menos 6.900 millones de euros en dividendos en los próximos años. El pago se hará de forma escalada: tras la subida del 30% este año hasta los 1, 30 euros, en 2019 se elevará a los 1,37 euros, y en el ejercicio siguiente se abonarán 1,44 euros por título. En 2021, la retribución alcanzará los 1,51 euros por título, hasta alcanzar los citados 1,59 euros por acción en 2021.
Por otro lado, la energética dispondrá de otros 2.000 millones de euros para el total del periodo, repartido en 400 millones anuales, en forma de recompra y amortización de acciones (‘buy-back’) en caso de que no se concrete ninguna operación de crecimiento inorgánico. Por tanto, el importe destinado a la retribución de los accionistas podría alcanzar los 8.900 millones de euros.

La compañía también ha dado a conocer su previsión de inversiones para el periodo referido, que alcanzar los 8.400 millones de euros, lo que supone unos 1.700 millones al año, de los cuales 5.300 millones de euros ya están identificados. Un 32% del total se destinará a los negocios de gas y energía.

En cuanto a los objetivos de resultados que se ha fijado la nueva Naturgy de Reynés apunta a un Ebitda de 5.000 millones en el año 2022, frente a los 3.915 millones de 2017, lo que supone, un crecimiento del 155%. En cuanto a los ingresos netos, espera alcanzar los 1.800 millones en 2022, lo que supone un aumento de más del 30% respecto a los 1.360 millones registrados en 2017.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *