Acciones de caixabank

Fondos de inversión: qué debes saber antes de invertir

Los fondos de inversión son la alternativa favorita de los españoles para invertir: en el 2017 teníamos más dinero invertido en fondos (13,2 %) que en depósitos (12,4 %)*. Los datos hablan por sí solos en cuanto a la popularidad de los fondos de inversión, pero, ¿sabemos todo lo necesario sobre estos productos financieros?

Qué son los fondos y cómo funcionan

Un fondo de inversión es un instrumento de ahorro que reúne a un gran número de personas que invierten dinero de forma conjunta. Sumando pequeños capitales se forma un capital importante que permite al fondo diversificar entre diversos activos o invertir en todo tipo de activos, incluso en aquellos de difícil acceso (mercados emergentes como el chino, el brasileño o el ruso). El objetivo es obtener mejores condiciones de las que se obtendrían si fuera cada persona por su cuenta.

Conceptos básicos de fondos de inversión (FI):

  • El patrimonio del fondo es el dinero total que lo forma, la suma de las aportaciones de todos los partícipes.
  • El valor liquidativo es el valor que tiene en el mercado la participación del fondo. Se calcula diariamente y depende del valor que tengan los activos que forman el fondo.
  • La suscripción es la compra de participaciones de un fondo.
  • El reembolso es la venta de participaciones si retiramos total o parcialmente el dinero del fondo.

Todo el dinero se cede a una entidad, a un equipo de gestores profesionales, que materializará las diferentes inversiones siguiendo una estrategia previamente anunciada y pactada. Por ejemplo, un fondo puede dedicarse a invertir solo en renta fija; otro, en renta variable; otro, en grandes empresas de la bols americana, en bonos de países emergentes…, y así hasta llegar a una larga lista de miles de fondos de inversión.

Ventajas de invertir en fondos

  • La inversión mínima suele ser accesible: aunque el mínimo de inversión depende de cada fondo, acceder a la mayoría de ellos es posible para una gran parte de la población, dado que el importe mínimo suele ser bajo. Así, hasta los inversores más pequeños tienen acceso a estrategias de inversión tan potentes como las que siguen los grandes inversores.
  • Permiten acceder a determinados mercados a los que de forma individual es difícil llegar (por ejemplo, los mercados emergentes). Además, el acceso a los mercados convencionales se realiza con mejores condiciones y con la facilidad de invertir y desinvertir de forma sencilla.
  • Son instrumentos regulados: están comercializados por gestoras supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • Son fiscalmente atractivos, ya que los beneficios (o pérdidas) que anualmente generemos a través de un fondo no deberán declararse hasta el momento de su reembolso. Es decir, que solo pagaremos impuestos una vez que decidamos vender y recuperemos el capital invertido. Además, el capital invertido en forma de participaciones puede traspasarse de un fondo a otro —aunque pertenezcan a diferentes entidades— sin pagar impuestos por ello, difiriendo las ganancias o las pérdidas hasta el momento de su reembolso.
  • Nos beneficiaremos del interés compuesto, dado que los rendimientos se acumulan en el propio fondo.
  • La gestión está en manos de profesionales que invierten de manera acorde con la filosofía del fondo, tomando las decisiones financieras que más convengan a los partícipes.
  • La gestión está en manos de profesionales que invierten de manera acorde con la filosofía del fondo, tomando las decisiones financieras que más convengan a los partícipes.

El Fogain, también conocido por su nombre entero, Fondo General de Garantía de Inversiones, garantiza hasta 100.000 € en caso de que la gestora de los fondos entrara en concurso y no pudiera devolver el dinero invertido.

Tipología de fondos de inversión

Uno de los puntos fuertes de los fondos es su inmensa variedad. Existen miles de fondos especializados en diferentes mercados y productos:

  • Fondos de renta fija: invierten en bonos; tienen un riesgo moderado.
  • Fondos de renta variable: invierten en bolsa; tienen un alto riesgo.
  • Fondos de renta mixta: fondos en los que la inversión se diversifica entre renta fija y variable. Es importante conocer en qué porcentajes, pues esto determinará su riesgo.
  • Fondos globales: no tienen establecidos los productos ni los criterios con los que invertirá el fondo. Se basan en una relación de plena confianza entre el inversor y el gestor del fondo. Obviamente, a priori llevan asociados niveles de riesgo altos.
  • Fondos garantizados: aseguran la recuperación del capital invertido inicialmente en una fecha determinada, llamada de vencimiento de la garantía. La contrapartida es que no todos garantizan la obtención de una rentabilidad adicional. Su riesgo es bajo.
  • Fondos de distribución o reparto: reparten periódicamente los dividendos que obtienen de las empresas en las que participa el fondo. Fiscalmente se tienen que pagar impuestos por estos dividendos.
  • Fondos de acumulación: no reparten dividendos entre sus partícipes, sino que los reinvierten, de forma que el valor liquidativo va aumentando.
  • Fondos de fondos: invierten más del 50 % de su capital en otros fondos.
  • Fondos inmobiliarios: invierten en activos inmobiliarios (casas, pisos, locales…) y obtienen rendimientos por su alquiler y por la evolución de los precios.

¿Cómo escojo mi fondo?

Existen miles de fondos diferentes, con distinta especialización en mercados y productos. Entonces, ¿cuál es el que más nos conviene?

Ten en cuenta el riesgo
Uno de los principales motivos de la creación de los fondos fue justamente la reducción del riesgo mediante la diversificación. Al repartir el patrimonio entre diversas inversiones, el fondo automáticamente se protege de posibles pérdidas en una inversión, que se compensan por las ganancias en otra. Para el pequeño inversor, este es un factor importante, puesto que de otra forma le sería muy complicado diversificar tanto con cantidades pequeñas de capital, puesto que el coste de las diferentes compraventas se multiplicaría.
Dicho esto, debemos tener muy en cuenta que todos los fondos conllevan un riesgo, que depende de los activos en los que invierten su patrimonio. Como cualquier otra inversión, a mayor rentabilidad potencial de los activos en que invierta, mayor será el riesgo del fondo.

Por ello, como inversores es preciso que conozcamos nuestro perfil de riesgo, es decir, que sepamos qué nivel de pérdidas estamos dispuestos a soportar en nuestra inversión. También debemos tener claro cuándo vamos a necesitar el dinero, ya que cuanto más largo sea el plazo, menor es la probabilidad de pérdida.
Es importante que nos informemos de la política inversora de los fondos y que veamos qué riesgo asumen. La CNMV obliga a las gestoras a indicar el riesgo de cada producto en una escala del 1 al 7, en la que el 1 indica poco riesgo y el 7, el máximo riesgo.

Infórmate sobre las comisiones
Por el servicio de gestión profesional del fondo, el equipo gestor cobra una comisión. O mejor dicho, varias comisiones que para los inversores suponen un gasto.

La principal es la comisión de gestión. Es un porcentaje del valor del fondo que se descuenta diariamente de forma automática y, por lo tanto, está implícito en el rendimiento del fondo. Es decir, cuando nos dicen que un fondo ha aumentado un 3 % en lo que va de año, ya se le ha descontado lo que cada inversor ha pagado por esta comisión. Muchos fondos también tienen la comisión de depósito (por la custodia y administración de los valores que componen el fondo), que no puede superar el 0,2 % del patrimonio del fondo.
Al suscribir algunos fondos comprando sus participaciones, tenemos que desembolsar también la comisión de suscripción. Es un porcentaje sobre el capital invertido que en la práctica lo reduce. Al salir de algunos fondos también deberemos pagar la comisión de reembolso, un porcentaje del capital que retiramos.
A largo plazo, todos estos gastos tienen un impacto en los rendimientos que obtendremos. Por ello es importante comparar siempre entre diversos fondos de similar naturaleza y escoger el que ofrezca menores costes.
No olvides leer con atención el folleto informativo del fondo, especialmente la información referente al riesgo y a las comisiones, así como analizar si el fondo se adapta a tu perfil de inversor y tus objetivos financieros.

¿Comprar acciones de Caixabank sí o no?

¿Es buena idea comprar acciones de Caixabank?

Caixabank es uno de los grandes valores de bolsa en España.

Una acción que tiene sus seguidores y sus detractores.

¿Quién tendrá razón?

¿Será mejor invertir o no invertir en acciones de Caixabank?

Caixabank cotización

Índice del artículo

El precio de las acciones de Caixaban tiene una volatilidad de largo plazo especial.

Además, Caixabank es uno de los actores más grandes en el panorama del mundo de los fondos de inversión en España. Esto hace que el precio de esta acción sea uno de los más seguidos en los equipos de gestores del país. También son muchos los particulares los que siguen la cotización de manera diaria.

Lo mejor cuando se tiene una inversión a largo plazo, no obstante, es no mirar demasiado la cotización.

Datos de Bolsa de acciones Caixabank

  • Acciones: 5.981.438.000
  • Capitalización: 13.769.270.000 (2019)
  • Cotiza en el Mercado Continuo español
  • Es miembro del IBEX 35
  • Símbolo: CABK
  • Rentabilidad por dividendo típica: 4%
  • Beneficios: 1.984 millones (2018)
  • Accionista principal: Criteria Caixa con 40%

Esta es una de las acciones más interesantes de la bolsa española, sin duda. Su historial desde el 2009 así lo demustra.

Es lo que denomino, una “acción yoyo”.

El comportamiento desde su salida en bolsa en el 2007 ha sido de continuos mercados bajistas y alcistas de casi la misma magnitud.

Se pueden contar cuatro mercados bajistas y tres alcistas hasta el 2019.

¿Seguirá comportándose con el mismo patrón en los años 2020 y 2021, con la vuelta a un mercado alcista?

¿O se romperá el patrón y la acción terminará por bajar de manera más fuerte por debajo de los 2 euros?

La verdad es que la situación en el 2019 no es muy halagüeña, al menos desde un punto de vista macro.

Como son cada vez más las voces que pronostican una recesión en Estados Unidos y Alemania, las cosas no pintan demasiado bien para el valor bancario español. Por ejemplo, si empieza una recesión en los Estados Unidos a principios del 2020, la situación bursátil de Caixabank no es muy buena, estando en la parte baja del rango de 10 años. Si la recesión fuera fuerte y Wall Street cayera al menos un 40%, podríamos ver caídas importantes sin duda.

Quizá sería ese un momento para comprar por “valor”, con el precio alrededor de 1,5 euros.

Sin embargo esto no son sino especulaciones pues bien puede ocurrir que no lleguen las recesiones y que comience un nuevo gran mercado alcista general con lo que Caixabank acabaría por comportarse de manera positiva probablemente.

En uno u otro caso resultaría de una amenaza o una oportunidad para comprar. Después de todo ya sabemos que la bolsa es arriesgada.

Caixabank, a pesar de ser un valor bastante sólido, no puede escapar a la incertidumbre del mundo de la empresa y de la Bolsa.

Invertir en Caixabank

Desde un punto de vista de “valor”, parece que mediados del 2019 es un gran momento para comprar.

El precio de la acción se encuentra cerca de la mitad del precio que tenía en 2017. A este precio la rentabilidad por dividendo es de cerca del 6%, lo que no está nada mal y seguro que está atrayendo a muchos inversores.

De igual manera el PER está bastante bajo lo que hace que mucha gente se fije en esta acción. Eso es lo típico y normal.

Sin embargo estos datos no garantizan que las cosas siempre salgan bien.

Salieron bien en las compras realizadas en 2012 y 2016 pero nunca se sabe lo que puede pasar la próxima vez.

Lo que sí sabemos es que los que compraron en 2019 lo han hecho mucho más barato que los que compraron en 2017 y 2018.

Por lo tanto, desde un punto de vista fundamental parece que la acción es interesante. Por ejemplo, vamos a ver sus dividendos.

Caixabank dividendos

Caixabank PER Rentabilidad por dividendos
2018 9.3 4.4
2017 12 3.5
2016 14 5.3
2015 22 5
2014 39 4.7
2013 42 7.0

En cuanto a los beneficios e ingresos:

Resultados Caixabank Ingresos Beneficios
2018 9.188 1.984
2017 9.010 1.684
2016 7.599 1.047
2015 7.577 814
2014 7.052 620

Es decir, después de todo, la empresa sigue dando beneficios incluso en medio de la caída bursátil, lo que suele ser una buena señal. El peligro sería si la cosa se diera la vuelta y empezaran a llegar pérdidas.

Además, los beneficios crecen a un ritmo interesante.

Servicio Plus500. El 76.4% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero

Desde un punto de vista técnico a largo plazo, lo cierto es que el valor está cerca de soportes seculares, lo que debería ser un apoyo a que se mantengan los precios. De todos modos esto del análisis técnico no es más que especulación.

¿Qué tal va Caixabank desde un punto de vista económico?

Para ello vamos a ver un poco los datos y características de este coloso bancario español.

¿Por qué es interesante invertir en la Caixa?

El origen de este banco tiene su importancia.

El nombre Caixabank viene de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, conocida como la Caixa.

Esta entidad financiera fue fundada nada menos que en el 1904.

Durante muchos años fue probablemente la caja de ahorros más poderosa de España.

Desde el 2011 la Caixa se convirtió en Caixabank pasando a tener un perfil más bancario con cotización plena en bolsa y más adaptada a las condiciones de mercado. Este gran cambio vino dado por los nuevos acuerdos de Basilea II y III.

De esa manera la Caixa dejó el modelo de Caja de Ahorro por el bancario a través de Caixabank.

En 2012 se hizo con Banca Cívica, otro grupo de cajas de ahorro formado por Caja Navarra, Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos.

Otra integración importante del 2012 fue la del Banco de Valencia, para lo cual vino muy bien la inyección del FROB de 4.500 millones de euros.

En el 2014 adquirió el negocio minorista de Barclays Bank en España por 800 millones de euros.

El banco ha creado una serie de marcas adaptadas a los diferentes nichos de mercado:

  • AgroBank, oficinas para áreas agrícolas
  • HolaBank, para clientes internacionales
  • Oficinas Store, oficinas innovadoras
  • Oficinas BusinessBank, para emprendedores y pequeños empresarios
  • Oficinas DayOne, para empresas con alto potencial

Bueno, lo más importante que tenemos que sacar de todo esto es lo siguiente:

  • Que Caixabank ha pasado de un negocio tipo caja de ahorros con carácter más público a un negocio bancario
  • Que se trata de una empresa que depende mucho del mercado nacional español

Lo primero es un punto positivo pues demuestra que la Caixa fue una de las cajas de ahorros mejor gestionadas y pudo evolucionar y meterse de lleno en el mercado bancario español; mientras otras cajas de ahorros lo pasaron mucho peor.

Lo segundo no es un punto positivo. Es el verdadero punto débil de esta empresa.

Esta dependencia del mercado español es peligrosa porque hace que el perfil de diversificación del banco sea muy pobre, y en esto no puede compararse con los líderes del mercado: Santander y BBVA.

No obstante, hay que decir que la mayor parte del resto de competidores son bancos que también están muy centrados en el mercado español, como Bankia, Banco Sabadell, Unicaja o Bankinter.

Este modelo de negocio también tiene su ventaja: se concentra totalmente en el mercado español y llega a ser muy eficiente en el mismo. Esto es importante en su terreno favorito de toda la vida, Cataluña, donde la marca la Caixa siempre tiene un carácter especial.

Está claro que el mercado se mueve hacia más fusiones y adquisiciones.

La pregunta está en saber si Caixabank va a intentar crecer más en el interior o en el exterior.

La competencia en ambos casos es enorme. A este banco le espera un gran reto.

Cuestiones a tener en cuenta a la hora de invertir en bolsa Caixabank

Pues como hemos estado viendo, hay ciertas cosas que pueden afectar mucho a la hora de determinar si las acciones de este banco tienen valor o no a la hora de comprar.

Podemos usar diferentes tipos de análisis:

  • Análisis técnico: con el estudio de los gráficos del precio del valor.
  • Análisis fundamental: con el estudio de los datos y resultados empresariales como:
    • El PER
    • Los beneficios e ingresos
    • La deuda
    • Los diferentes ratios
  • Análisis económico:
    • Análisis de la competencia
    • Análisis del mercado donde opera: en este caso una recesión en España supone un gran problema para este banco. De hecho, el que la economía española no se comporte muy bien hace que Caixabank lo pase bastante mal
    • Análisis de comportamiento del usuarioa: por ejemplo con el nuevo boom de la economía digital y las nuevas modalidades de comportamientos financieros en la red
    • El estudio de la economía general ya que ello influye mucho en la posibilidad de que haya crisis internacionales y con ello mayor probabilidad de un mercado bajista en las acciones de bolsa, incluidas las de Caixabank

Como vemos, tenemos muchos factores.

¿Cuál es tu favorito para comprar acciones?

¿Es buen momento para comprar acciones de Caixabank?

Como vimos al comienzo del artículo todo depende de la percepción de cada inversor.

Para unos será un buen momento para invertir mientras que para otros no hay momento oportuno para comprar acciones de este valor, simplemente porque no le gusta la empresa.

Por ejemplo, los inversores que van buscando dividendos se sienten atraídos por valores como Caixabank, que suelen dar retornos del 5% con bastante habitualidad. Un 5% anual es algo que no se puede conseguir con ningún depósito bancario hoy en día. Lo que pasa es que eso no viene gratis: el riesgo de depreciación bursátil siempre está presente, y Caixabank no es una acción ajena a ello.

Imagínate que estás en el 2014, y tras un año 2013 estupendo para la cotización de Caixabank, la mayoría de los analistas bursátiles tienen una visión positiva sobre el valor. En esos momentos muchos recomendaron comprar.

Eso es lo que pasa siempre con los valores que van bien en Bolsa, no solo Caixabank.

¿Qué pasó entonces?

Pues lo que todos sabemos.

Que el precio cayó de manera muy fuerte y muchos de los que compraron cuando la cosa estaba bien se vieron un poco desesperados.

Con esto podemos ver claramente que invertir en Bolsa es complicado y no siempre es fácil dar con el momento perfecto.

Unos aciertan y otros fallan.

¿Qué es el momento perfecto para negociar con Caixabank ahora?

Puede ser.

Pero también puede ser que sea una trampa.

La cuestión es que tampoco hay que fiarse mucho de las recomendaciones bursátiles. Al final las mismas fallan más que una escopeta de ferias.

Una decisión de inversión a largo plazo ha de basarse en un análisis personal y ten por seguro que no se va a acertar siempre.

Ventajas y desventajas de comprar acciones Caixabank

Como hemos visto a lo largo del artículo, hay motivos para comprar y otros para no hacerlo.

Ventajas:

  • Es el tercer grupo bancario español
  • Tiene beneficios recurrentes
  • El negocio parece bastante sólido
  • Tiene fama por tener buenos ratios comparado con otros bancos
  • Tiene una marca conocida y muy querida en el Mediterráneo español
  • El precio está relativamente “barato” en el 2019

Como desventajas:

  • No tiene diversificación internacional significativa
  • El sector bancario todavía no acaba de salir de la crisis del todo
  • Por lo último hay quienes dicen que este sector puede sufrir mucho más en el futuro
  • Aumenta la competencia de las fintech
  • Hay presión para el cierre de oficinas
  • El mercado de crédito en España no es lo que era

¿Quiénes llevarán la razón en los próximos años con Caixabank? ¿Los toros o los osos?

Ya lo veremos.

Visita nuestro broker recomendado para Acciones

Visita nuestro broker recomendado para scalping

Visita nuestro broker recomendado para España

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs.

Análisis actualizado de las acciones de CaixaBank día 13 de noviembre



Las acciones de CaixaBank siguen manteniendo en vigor el rebote que comenzó en el pasado mes de agosto de este año 2019. Eso es una buena señal, aunque esta semana se encuentra perdiendo posiciones. Este movimiento está haciendo que luche por no perder ahora la media de las 40 sesiones en gráfico semanal.

Vamos a ver si no es así finalmente así, ya que la cotización de CaixaBank en la bolsa española podría seguir goteando a la baja y apuntar hacia el nivel de los 2.50 euros por acción. Por aquí, tenemos pasando la directriz alcista que viene desde el pasado mes de septiembre de este año 2019. Mucho cuidado con ver que finalmente va hacia ella para perderla, ya que sería una señal clara de debilidad y la caída podría ser mayor.

En cuanto a las resistencias, la primera vamos a tener claramente en la zona de los 2.80 euros. Mientras no tengamos una rotura de ella, no mostrará nuevamente fuerza, para poder poner el punto de mira sobre los 3 euros por acción.

El indicador macd sigue cortado al alza, aunque no consigue colocarse por encima de la linea de cero. Vamos a ver si finalmente puede hacer ese movimiento, ya que sería una buena señal para el precio de las acciones de CaixaBank en la bolsa.

👇 Compra acciones de CaixaBank y no te pierdas el próximo movimiento en bolsa 👇

Gráfico analizado de CaixaBank en bolsa






Las acciones de CaixaBank continúan pasándolo mal y no terminar de dibujar un cambio, por lo que la precaución es extrema en estos instantes. Recordar que tenemos que buscar figuras de vuelta o roturas de zonas importantes. Intentar adivinar suelos y techos, es lo mas complicando del mundo y casi siempre, termina mal.

En estos momentos vamos a vigilar por la parte baja el soporte que tenemos sobre la zona de los 3 euros por acción. Mucho cuidado con ver que es capaz de volver a ella para dibujar un cierre por debajo, ya que sería una clara señal bajista para CaixaBank y podría poner el punto de mira sobre los 2.80 euros.

Por arriba, tendríamos que recuperar el nivel de los 3.30 euros por acción en primer lugar, para ver que vuelve a tener algo de fuerza para rebotar. Si vemos este movimiento, podría seguir escalando posiciones para buscar la zona de los 3.55 euros. Aquí, es donde esta pasando ahora la media de las 200 sesiones en gráfico semanal.

Comentaros que la media de las 40 sesiones sería la siguiente resistencia y estaría situada ahora en los 3.80 euros.

El indicador macd continúa cortado a la baja y por debajo de la linea de cero, lo cual es una clara señal bajista.

Tendremos que ir viendo que va haciendo la cotización de CaixaBank en las siguientes sesiones y así ver cual sería el próximo movimiento que podríamos tener.

Sígueme en el canal gratuito de Telegram y así te podré avisar nada mas este publicando los nuevos análisis que realizo a diario. Es tan tan sencillo como ir a la aplicación y buscar en ella la palabra ” bolsayeconomia “.


La situación de CaixaBank sigue siendo muy delicada en la bolsa española. Este valor llega goteando a la baja desde el pasado mes de enero de este año 2018. Por entonces, teníamos la cotización sobre la zona de los 4.45 euros por acción y ahora se encuentra intentando no perder el primer soporte importante que lo vamos a tener situado en la zona de los 3.30 euros.

Mucho cuidado con ver que finalmente termina dejándola atrás, ya que sería una muy mala señal bajista y podría apuntar en primer lugar hacia el nivel de los 3.20 euros por acción.

Por la parte de arriba, vamos a tener muy claramente la primera resistencia sobre la zona de los 3.55 euros, por aquí pasa en estos instantes la media de las 200 sesiones en gráfico semanal. Solo ver que el precio de las acciones de CaixaBank vuelve para dibujar un cierre por encima, podría indicar fuerza y que lo peor ya paso. Esto indicaría que va a seguir rebotando y podría buscar ya la resistencia de los 3.81 euros por acción.

Ahí, es donde vamos a tener pasando ahora la media de las 40 sesiones en gráfico semanal.

El indicador macd no cambia en nada y sigue cortado a a la baja y por debajo de la linea de cero.


Las acciones de CaixaBank continúan prácticamente igual desde hace ya bastante tiempo. En el gráfico podéis ver como tenemos una clara zona de techo la cual mientras se no se consiga romper y dejar atrás, no podremos ver desplegar un impulso alcista importante en el medio plazo.

Os voy a dejar un nuevo análisis técnico y así sabremos que se podría esperar de CaixaBank.

De momento la media de las 200 sesiones sigue estando por debajo del precio, lo cual es una buena señal. Aunque la de 40 sesiones, lo tenemos por encima, lo cual sería muy importante volver a recuperarla.

Eso nos indicaría fuerza y podría comenzar a rebotar. De momento solo sería eso, ya que vamos a necesitar mucho mas para que se convierta en un giro que dure mas en el tiempo.

Paso ya a comentaros donde vamos a tener todos los puntos importantes de control, los cuales tendremos que vigilar de cerca.

Comienzo por arriba y la primera resistencia la tendremos situada sobre la zona de los 3.85 euros por acción. Ahí, es donde vamos a tener pasando ahora la media de las 40 sesiones. Por lo tanto, si vemos una vuelta a ella para dibujar un cierre por encima, sería una primera señal de fuerza en las acciones de CaixaBank y podría poner el punto de mira sobre los 4.15 euros. Aquí es donde se encuentra ahora mismo pasando la directriz bajista que viene desde el pasado mes de enero de este año 2018.

Comentaros que la zona te techo a la que me refería el principio, no estaría hasta los 4.50 euros por acción.

Referente a los soportes el primero se encontraría sobre la media de las 200 sesiones, la cual pasa ahora por la zona de los 3.55 euros. Mucho cuidado con ver una vuelta de la cotización de CaixaBank en bolsa para realizar un cierre por debajo, ya que sería una clara señal de debilidad y podría seguir goteando para buscar el nivel de los 3.30 euros por acción.

Vamos a ir viendo como se van sucediendo las siguientes sesiones y así poder saber cuando se debería incorporar a CaixaBank.

Indicador macd en CaixaBank

Este sigue cortado a la baja y por debajo de la linea, lo cual es una mala señal. Lo tendremos que ir siguiendo de cerca, para saber cuando puede terminar cambiando.

Zonas para poder comprar acciones de CaixaBank en estos momentos

Si están pensando en buscar compras, queda claro que la fuerza solo va a estar por encima de los 4.50 euros por acción y de momento ese nivel esta demasiado lejos. Antes, lo podríamos mirar por encima de los 4.15 euros, pero con mucha precaución.

No os olvidéis de colocar siempre el stop de perdidas.

Recordaros que para poder hacer este análisis sobre las acciones de CaixaBank he usado un gráfico semanal.

La histórica caída que presentaron las acciones de Telefónica a mediados del mes de agosto provocó que Criteria Caixa haya reforzado su posición dentro de la operadora, en la que ha comprado unos 1,4 millones de títulos desde el descenso de su valor hasta la semana pasada.

Según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la firma presidida por Isidro Fainé, impulsada por la bajada bursátil, comenzó el pasado 19 de agosto un rally comprador en Telefónica que le ha llevado a invertir más de 9 millones de euros en acciones de esta.

Los títulos de la empresa de telecomunicaciones tocaron fondo el pasado 23 de agosto, al cerrar la jornada con un precio de 5,93 euros, mientras que este martes pusieron el cierre a la negociación con un precio de 6,67 euros (+1,78%).

En este período de compras, Criteria Caixa pagó el pasado 26 de agosto el precio más bajo por las acciones de Telefónica, con 5,99 euros por título, mientras que el precio más alto se contabilizó en 12 de septiembre, con 6,71 euros.

La tónica habitual de la compañía financiera fue adquirir paquetes de 50.000 y 60.000 acciones, aunque el 19 de agosto se desmarcó con la adquisición de 400.000 títulos en un solo tramo por 6,7 euros por título y el 12 de septiembre también se hizo con 100.000 aciones por 6,69 euros cada una.

Ante la caída de las acciones de la empresa, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, decidió adelantar al pasado martes la celebración del consejo de administración de la operadora, en el que, entre otros temas, se debatió un plan de bajas voluntarias con el que ahorrar 220 millones anuales, en el marco de la negociación del nuevo convenio colectivo.

Además, en este consejo también se debatió la posible ampliación de Telxius, la empresa de infraestructura de telecomunicaciones del grupo, mediante la incorporación de emplazamientos de telecomunicaciones móviles (sites) adicionales por parte de otras filiales de Telefónica.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *